Más turistas por las protestas turcas

Europa Press

El sector turístico canario ha empezado a prepararse ante un eventual desvío masivo de turistas al archipiélago si se consolidan y alargan en el tiempo las protestas populares en Turquía contra el Gobierno, aunque por el momento no hay indicios de que se esté repitiendo una nueva 'primavera árabe'.

El presidente de la Federación de Agencias de Viaje, Rafael Gallego, afirmó que Canarias debe estar "preparada", y de hecho, ya ha mantenido contactos con algunos hoteleros para que manejen esta previsión, especialmente si el conflicto dura una "semana más".

En declaraciones a Europa Press, subrayó que se está recomendando a los turistas españoles que no viajen a las "zonas calientes" y que algunos puntos como Estambul o Ankara registran ya una caída de reservas del 40 por ciento.

En su opinión, va a haber un impacto "muy similar" al ocurrido el año pasado en Grecia, donde las revueltas populares, unidas a la "germanofobia", provocaron caídas de hasta el 25 por ciento en el país heleno.

Gallego cree que, aparte de Canarias, Baleares y la Costa del Sol serán los destinos más beneficiados por el desvío de turistas, e incidió en que Turquía es un mercado "muy atractivo" en primavera y verano, con mayor volumen, incluso, que el de los países árabes del norte de África afectados por las revueltas populares en 2011.

"La repercusión va a ser muy importante y debemos estar preparados. Canarias es el primer destino sol y playa del mundo, y ofrece muchas garantías y seguridad, es un destino refugio, y una vez más, va a salir beneficiada", comentó.

A pesar de las previsiones que hace Rafael Gallego, el Gobierno de Canarias todavía no tiene constancia de que se estén produciendo desvíos de turistas con motivo de las tensiones que se están produciendo en Turquía.

"Alternativa temporal"

No obstante, el viceconsejero de Turismo, Ricardo Fernández de la Puente, aclaró que cuando ha habido algún conflicto de este tipo en otros destinos turísticos, Canarias "ha funcionado como un destino seguro" y se ha convertido en "una alternativa temporal".

En este sentido, recordó que el archipiélago ya registró a principios de 2011 un desvío importante de personas, que se cifró en torno a 300.000 turistas desviados, con motivo de las revueltas del norte de África.

De todas formas, en el caso de que se vuelva a producir una nueva llegada masiva de turistas, destacó que Canarias cuenta con una oferta alojativa que "puede dar cabida a cualquier tipo de turistas", pues se trata de "un destino multiproducto con una capacidad alojativa suficiente".

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, Fernando Fraile, entendió que los acontecimientos de Turquía podrían estar teniendo alguna repercusión en las islas, aunque numéricamente aún no se puede cuantificar.

"Desde el momento en el que vi que se reactivaban los problemas pensé que esto iba a tener consecuencias positivas para Canarias", aseguró. En esta línea, agregó que es habitual que el archipiélago reciba turistas de otros destinos cuando existen problemas o revueltas, un hecho que beneficia económicamente a las islas.

"Turquía, a pesar de los pesares y con sus problemas incluidos, tiene una mayor estabilidad que otros países, como en su momento Egipto o Túnez, donde los problemas fueron mayores y duraron mucho más tiempo", dijo mientras entendió que, aún en 2013, en Canarias se aprecian beneficios como consecuencia de los conflictos que en 2011 ocurrieron en la llamada primavera árabe.

Por su parte, el gerente de Ashotel, Juan Pablo González, admitió que aún no tiene constancia de que los turoperadores vayan a realizar desvíos de turistas a Canarias, pero reconoció que los enfrentamientos que se están produciendo hacen que Turquía sea en estos momentos un "peligro" para cualquier turoperador, que "no están dispuestos a que a alguno de sus clientes les pueda pasar algo".

De producirse un desvío de turistas, Ashotel quiso dejar claro que Canarias los recibiría "con los brazos abiertos", aunque todavía desconoce el volumen de visitantes que podría venir al archipiélago por las revueltas turcas.

Investigación de mercado

En el caso de Tenerife, el consejero insular de Turismo, Carlos Alonso, apuntó que el Cabildo ha iniciado una "investigación de mercado" con turoperadores alemanes para conocer cuál es el alcance real de la crisis en Turquía, y no duda de que habrá algún "impacto" en el mercado turístico.

En todo caso, cree que el posible desvío de turistas dependerá de si las manifestaciones populares son "puntuales" o se alargan en el tiempo, pero en el caso concreto de la conectividad aérea, por ahora no ha habido "desviaciones masivas".

Ramón Suárez, concejal de Turismo de San Bartolomé de Tirajana, uno de los principales núcleos turísticos del archipiélago, explicó que si bien aún no se nota un aumento de reservas derivadas de los disturbios en Turquía, sí que se espera que durante las próximas semanas comiencen a verse sus efectos en las islas.

"He hablado con algunos turoperadores y aún no se ha notado la incidencia respecto a los viajes. Sí saben que hay algunas cancelaciones para el destino de Turquía pero aún no se han visto reflejadas en reservas activas en Gran Canaria", manifestó.

Aquí, matizó que la previsión es que si la situación en el país se mantiene, las cancelaciones hagan que los turistas busquen otro destino para sus vacaciones. "Y entre estos destinos --agregó-- estamos nosotros".

Suárez destacó que para los turoperadores, la localidad, la isla y el archipiélago conforman un destino "seguro" y que en la actualidad se está en temporada baja, por lo que son competitivos en precios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats