eldiario.es

9

Elisa Beni

Con 23 años fui la directora más joven de un diario español y ahora escribo en el diario más joven. En medio he pasado por decenas de redacciones y aún así sigo amando el periodismo. Ahora vivo este periodo decisivo como analista y comentarista en Las Mañanas de Cuatro,El Gran Debate de T5, Julia en la Onda de Onda Cero, "Tiempo" y allí donde quieran una voz que cree en lo que dice.

Perdonad que os diga...

"En la virtud nunca caemos, sino que a ella accedemos mediante un esfuerzo constante" 

Aristóteles. Ética a Nicómaco

Seguir leyendo »

No trepanen todavía

Saben que no soy muy dada a las historias personales en estos mis escritos, pero es que lo de hoy me viene tan al hilo de lo que quiero contarles que voy a saltarme mis propias normas. La noche de Reyes de este mismo año, estando mi padre ingresado en el Clínico, sufrió un derrame cerebral procedente de un hematoma antiguo en la cabeza. Ante aquella situación y los síntomas evidentes, se presentaron inmediatamente dos jovencísimos neurocirujanos de guardia, eran las diez de la noche o más, para explicarnos que era preciso intervenir inmediatamente y trepanar para extraer la sangre y evitar que la presión se incrementara. Nos pidieron la autorización y nos dijeron que en una hora podían estar en el quirófano. Mis hermanas y yo nos quedamos confundidas. Conocedoras del resto de las patologías del enfermo y de su edad, nos pareció una medida muy drástrica y que podía complicarse mucho. Y empezamos a consultar. Consultamos como Sánchez ha hecho hoy. Preguntamos a médicos familiares y amigos qué nos aconsejaban. Al final, volvieron los jóvenes neurocirujanos con la autorización y preguntamos, por última vez, si no había otra opción menos invasiva que pudiera evitar los riesgos ciertos que tenía el paciente concreto. Bueno, nos contestaron, podemos probar a poner primero corticoides a ver si se reduce el hematoma. ¡Corticoides!, dijimos, ¿en vez de trepanar?. No se lo piense. Corticoides. Hace ya un par de meses que el TAC fue normal y que dejó de preocupar el hematoma y sus eventuales sangrados.

Estoy convencida de que en la crisis catalana existen también esos corticoides. El análisis de la situación debe responder a la cordura, a la frialdad y a la proporcionalidad. Esas son las tareas de los gobernantes. Si se puede administrar corticoides, no hay que trepanar. Si se puede resolver el mantenimiento del orden público utilizando a las ya coordinadas fuerzas del orden, no es preciso activar la Ley de Seguridad Nacional y, si eso no es preciso, mucho menos aplicar el 155 o, como apunta Vox, decretar el estado de excepción o de sitio. Algo que no fue preciso hacer ni en los peores momentos en el País Vasco. Abascal no es que proponga trepanar, es que quiere rebanarle la cabeza al paciente y muerto el perro, se acabó la rabia.

Seguir leyendo »

El Supremo abandona la ficción

"¿Qué significa castigar y quién tiene poder para hacerlo? Alguien lo formula, pasa la consigna, la maquinaria te atrapa, te destroza: castigo"

A vuela pluma se pide un análisis de una sentencia de casi 500 folios. Aun así la aproximación primera a la resolución del Tribunal Supremo deja claro que el tribunal ha decidido cambiar de género y pasar de la ficción a la crónica, al menos en los hechos probados. La lectura atenta de los mismos se parece mucho más a la crónica que pudimos hacer aquellos días que a la fábula recopilada en la querella de Maza y continuada después por la Fiscalía del Tribunal Supremo, con el apoyo de la fiscal general, y del juez Llarena.

Seguir leyendo »

El Supremo hace un vestido

"En los carteles han puesto un nombre que no lo quiero mirá (...) Francisco Alegre tiene un vestido que entre suspiros yo le bordé"

Manuel López-Quiroga. Pasodoble español

Seguir leyendo »

La vergüenza de Altsasu

"No podemos dejar de desesperarnos cuando vemos que se abusa de la Justicia"Jakob Wassermann. El caso Maurizius

Es probablemente uno de los asuntos de actualidad que más insultos, invectivas y descalificaciones me ha costado en los últimos tiempos. Abascal me llamó "rata televisiva" por mis opiniones sobre este caso. Sólo los amigos de terroristas, la chusma, los infectos, los comunistas y los malos españoles podíamos denunciar la barrabasada, la injusticia, el tremendo atentado al Estado de Derecho que se consagró con el tema de la agresión de Altsasu. Sólo los malos. Sólo los que en noviembre de 2016 ya les contamos que esto era una agresión, pero no terrorismo y que había sido espuriamente arrebatada a sus jueces naturales para traerla a la Audiencia Nacional y convertirla en un caso que políticamente daría réditos. Vean con los ojos de hoy "Lo de Alsasua". ¡Y vaya si los dio! Su instructora, Carmen Lamela, una mala instructora, una mujer que tuvo internos como preventivos en FIES a estos jóvenes, se pasea hoy por la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Con toda su calidad. Con esa que le hace ser tan ajustada con la determinación de los delitos y con las medidas que toma. Esa jueza que, estoy segura, hasta duerme por las noches con toda tranquilidad.

Seguir leyendo »

La gusanera

“Si bien parece que se ha efectuado una ingeniería procesal, puede que luego sobre el papel todo resulte totalmente legal”

Elisa Beni. 'Peaje de Libertad'

Seguir leyendo »

La confesión de Contestí

La confesión de la ex diputada de Vox, Malena Contestí, cobra un extraordinario valor si uno es capaz de leer e interpretar realmente cuáles son los datos y los mensajes que la "arrepentida" quiere transmitir. Lo hace con prudencia, y no sé si con cierto temor, pero lo hace. Viene a confirmar lo que ya les expuse en otra de mis columnas sobre cuál es la verdadera etiología de la formación Vox y en qué se diferencia de otras formaciones de ultraderecha europeas exceptuando quizá la polaca. Y no digo que sea para mejor. Lo cierto es que Contestí nos viene a confirmar que la cara con la que la formación de extrema derecha se presenta a su público y a sus electores no refleja exactamente sus objetivos ni lo que están dispuestos a hacer para conseguirlos. Teocracia. Se lo conté en Del género manipulador, y tengo que confesar que creo que muchos lectores no hicieron conmigo el viaje necesario para descubrir el peligroso fondo que acecha en el pozo de Vox. La verdadera cara que esconden para reclutar a personas y a votos, fachas, vale, pero no por obligación ultraortodoxos católicos, puesto que hay mucha extrema derecha laica en Europa. Esta ha sido la piedra contra la que ha tropezado Contestí y me alegro de que haya salido a contarlo.

No han sido pocos los que han despreciado o menospreciado su testimonio por el hecho de haberse metido voluntariamente en un partido de extrema derecha. Ese "ya sabías dónde ibas" con el que muchos se han despachado el tema. O la descalificación de sus excorreligionarios que achacan su estampida a un ataque de cuernos por no ir a revalidar su puesto en las listas. Ni entro en ello. Me da profundamente igual. No hay caso de arrepentido que no estuviera antes en la organización a la que destapa. No hay confidente ni colaborador que no sea útil, incluso a la Justicia, si no fuera porque ha estado dentro y puede proporcionar información. Ningún fiscal ni ningún juez desprecia a un testigo por haber sido él mismo parte de lo que denuncia. Siempre es tiempo para la verdad. Si la sirve alguien por principios o por venganza, no tiene mayor importancia. Lo que es, es, lo diga Agamenon o su porquero. Además, y es muy pertinente la cita, ya enseñó monseñor Escrivá que hay que aprender a decir que no. Ella ha dicho que no, que no traga más y a nosotros como sociedad nos interesa mucho que tanto la exdiputada como otros, que acabarán siguiendo el mismo camino, desenmascaren a un partido que pretende convertir en leyes civiles los dogmas religiosos de su fe. No hay otro resumen.

Seguir leyendo »

Un puñetazo en la mesa

"Ser honesto no te hará conseguir un montón de amigos, pero siempre te hará obtener los correctos"

John Lennon

Seguir leyendo »

La palanca

"Dicen que la prensa fue la palanca con la que Arquímedes movió el mundo"

Artemus Ward (humorista norteamericano)

Seguir leyendo »

La mazmorra real

"Para el que está en la cárcel, las lágrimas son parte de la experiencia de cada día. Un día en la cárcel en el que no se llore es un día en que el corazón está duro, no un día en que el corazón esté alegre"

Oscar Wilde. De profundis (Epístola in carcere et vinculis)

Seguir leyendo »