eldiario.es

Menú

Entrevista

Pablo Rodríguez (CC): "Veo difícil un acuerdo con Nueva Canarias si sus líderes no dan un paso al lado"

"Vamos a explorar alianzas con organizaciones de ámbito insular y local que tengan implantación en Gran Canaria"

"Intentaremos que los perfiles independientes que ahora están en el Gobierno vean atractivo el proyecto en Gran Canaria y eso les haga dar el paso"

"El discurso sobre ATI es propio del pasado, de la vieja política, de poner etiquetas cuando ni siquiera tienen razón de ser"

"No soy parte de una cuota. Soy vicepresidente y consejero porque el presidente confió en mí"

"Hemos desconectado de la sociedad, hemos perdido la conexión con la ciudadanía y con la sociedad civil"

"La generación joven no cree en grandes discursos, hay que tratar con hechos, diálogo, buscar otras maneras de conectar. Hay que ser muy seductores"

- PUBLICIDAD -
Pablo Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias. (ALEJANDRO RAMOS)

Pablo Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias. (ALEJANDRO RAMOS)

Coalición Canaria en Gran Canaria cambia este fin de semana de líder. El guiense Fernando Bañolas abandona la secretaría insular después de cinco años en el cargo. Con una organización herida tras los últimos varapalos electorales, relegada a sexta fuerza política en la isla, los compromisarios de CC depositarán este sábado su confianza para revertir la situación en Pablo Rodríguez (Telde, 1981), consejero de Obras Públicas y Transportes y vicepresidente del Gobierno de Canarias desde enero.

Rodríguez pretende acercar la formación al electorado joven, "generar una alternativa creíble", "conectar de nuevo con la sociedad civil" e impulsar una estrategia específica para el área metropolitana.

Este fin de semana será elegido líder de Coalición Canaria en Gran Canaria. ¿Cómo afronta el reto?

Primero tienen que pronunciarse los 300 compromisarios que van al Congreso Insular, pero desde luego si finalmente salgo elegido afronto el reto con mucha ilusión, muchas ganas, ganas de ponerme a trabajar desde el minuto uno y con retos importantes en la isla de Gran Canaria, desde el punto de vista político y desde el punto de vista estratégico y electoral del partido.

Clavijo le encomendó la tarea de refundar el partido en la isla. ¿Por qué era necesario? ¿Qué carencias ha detectado en la formación?

Clavijo no me encomendó esa tarea. Llevo desde bastante antes de entrar en el Gobierno con la idea de, con el resto de compañeros, hacer un trabajo orgánico en Gran Canaria. Era consciente de eso porque evidentemente los últimos resultados electorales en la isla no habían sido positivos. Después de hacer un proceso de autocrítica y reflexión, dijimos que algo había que cambiar y muchos que estamos en la organización y que no habían ocupado cargos orgánicos o habían estado en un segundo nivel teníamos que dar un paso al frente para asumir un reto importante, mayúsculo. Un reto que por un lado es estratégico y electoral, que tiene que ver con el partido, renovar la organización, tratar de innovar el partido en Gran Canaria y dar una imagen distinta a la sociedad, conectar nuevamente con los ciudadanos y la sociedad civil de la isla. Y luego un reto político muy importante, que era ser útil ante la sociedad de Gran Canaria planteando un proyecto de isla. Eso no surge desde hace cinco meses, sino desde hace más de un año. Un grupo de gente de diferentes municipios, distintos sectores e incluso personas que no han estado en la política de manera activa decidimos dar un paso al frente y lo hicimos convencidos de que es posible cambiar las cosas y de que es posible además ocupar un espacio político en la isla necesario. En estos días, después de mucho camino y trabajo, ya estamos a las puertas del congreso, un congreso en el que hasta el último día todo puede pasar, pero lo cierto es que hemos trabajado para que sea un congreso de unidad, cohesión, del que salgamos reforzados tanto el partido como los militantes.

¿A qué achaca el retroceso electoral que ha sufrido CC en los últimos años en Gran Canaria?

A un cúmulo de circunstancias. Es imposible detectar un solo motivo para tener como causa ese proceso electoral. Hay que recordar, como recorrido histórico de la última década, que en el año 2005 hay una escisión donde Nueva Canarias se funda a raíz de la ruptura de Coalición Canaria en Gran Canaria, que a partir de ese momento la gran mayoría del partido asume unas elecciones en 2007 en unas condiciones muy precarias que provoca un resultado electoral desastroso. En el año 2011 recuperamos posiciones, crecemos 15.000 votos y ocupamos gobiernos en muchos lugares de Gran Canaria, también en el Cabildo, pero es verdad que en 2015 volvemos a tener un retroceso electoral significativo. Las causas son muchas, la principal a nuestro modo de ver es el haber desconectado de la sociedad, el haber perdido la conexión con la ciudadanía y con la sociedad civil. Y ese es el principal reto, ser útiles a la sociedad grancanaria, conectar con la ciudadanía y tratar de plantear una alternativa para Gran Canaria. Y eso es lo que vamos a afrontar a partir del 3 de junio si finalmente salimos elegidos en el Congreso.

¿Cómo cambiará esta dinámica frente a una Nueva Canarias que en cada comicio sube?

Insisto que las elecciones son momentos coyunturales concretos, es verdad que significativos, pero que las tendencias cambian también. Nueva Canarias obtuvo un resultado en las últimas elecciones, sobre todo en el Cabildo, muy bueno, pero en muchos ayuntamientos tuvo un retroceso electoral. Perdió la mayoría absoluta en Santa Lucía, que era un bastión importante, o por ejemplo tuvo un retroceso electoral en Telde, en donde nosotros, que tuvimos un retroceso global en la Isla, crecimos. Quiero decir que al final todo está supeditado al trabajo que hagamos cada uno de nosotros, soy una persona convencida de que el trabajo da resultados. Evidentemente hay otras cuestiones alrededor, como puede ser la imagen que proyectes, el momento político e incluso las modas de determinadas marcas. Todo eso hay que meterlo en el mismo saco, pero el trabajo al final siempre da resultados. Estamos convencidos de que haciendo un trabajo de base, volviendo a conectar con la ciudadanía y exponiendo y dándole herramientas a los comités locales para que puedan hacer trabajos en cada uno de los municipios; teniendo una estrategia específica para el área metropolitana, que comprende Las Palmas de Gran Canaria, Telde, Arucas y Santa Brígida, que corresponde a más del 60% del electorado de la Isla y que tiene que tener una estrategia específica que nunca la ha tenido dentro del partido, con trabajo y equipo, se puede revertir la situación y cambiar las tendencias.

Pablo Rodríguez. (ALEJANDRO RAMOS)

Pablo Rodríguez. (ALEJANDRO RAMOS)

Acaba de referirse a "las modas de las nuevas marcas" ¿Cómo pretende acercarse a un electorado más joven teniendo en cuenta el perfil de votante de Coalición Canaria?

Vamos a tener que ser enormemente seductores y generarle una alternativa creíble a una generación joven, en la que me incluyo, que nació en democracia y que de alguna manera es muy exigente. Esa generación joven y muy exigente ha cambiado su manera de relacionarse y de conectar con las organizaciones y liderazgos políticos, no creen en grandes discursos, sino que hay que tratar con hechos, diálogo, buscar otras maneras de conectar y hay que ser muy seductores para tratar de conectar, es uno de los grandes retos, un reto enorme dado que existe una enorme población menor de 35 años que es exigente.

Asegura que Gran Canaria carece de plan de futuro, ¿cuáles son las líneas que se deberían marcar en la Isla?

El problema de Gran Canaria es que hemos estado durante muchos años buscando enemigos externos para no afrontar la responsabilidad que nos toca a todos de saber qué queremos para nuestra Isla. Si se fijan, no hemos tenido continuidad en los gobiernos insulares ni en las principales ciudades, que no pasa nada ni es malo, y eso ha provocado que los proyectos no se consoliden y que muchas veces haya bandazos. Consideramos que es necesario tener un plan para Gran Canaria, un proyecto de isla, que esté pactado con la sociedad civil, con las formaciones políticas y que de alguna manera tenga líneas rojas que, independientemente de los bandazos, normales y de pluralismo político y de alternancia, que es sana, esas líneas se mantengan. ¿Por dónde debe ir? Tenemos un reto enorme en el ámbito turístico ya que, a pesar de seguir llegándonos millones de turistas, tenemos unas zonas urbanas deterioradas, antiguas, y tenemos que afrontar todas las administraciones el gran reto de modernizar nuestro sector turístico. Se ha puesto más las pilas el sector privado modernizando la planta hotelera que el sector público modernizando los entornos públicos. Por otro lado, tenemos un reto en lo que a conectividad y a internacionalización se refiere, tenemos el puerto más importante del Archipiélago y uno de los más importantes del Estado y es obvio que no le sacamos la máxima rentabilidad para la generación de empleo, de riquezas y para la internacionalización de nuestras empresas. Esta isla tiene un potencial mayor que el resto de las islas en poder internacionalizarse para su conexión. El Puerto de La Luz y de Las Palmas tiene unas posibilidades enormes en la conectividad, principalmente con África. Luego también tenemos un reto energético importante, está claro que hay proyectos importantes como Chira-Soria o proyectos eólicos que se han desatascado con el Gobierno de Canarias en este año y medio, pero también tenemos que plantear si es suficiente con todo esto o si tenemos que plantearnos algunas acciones más importantes en el ámbito energético. Luego tenemos que tratar que si esa riqueza que tenemos a través del puerto y del aeropuerto, a través del sector turístico, cómo la trasladamos al resto de la Isla, es decir, que el sector turístico de alguna manera el resto de municipios de la Isla sean complementario a ese sector turístico, tenemos que plantearnos cómo el sector industrial tiene que poder crecer y estar conectado con el Puerto de La Luz, tenemos que buscar las interconexiones. Esto al final son esbozos, ideas, planteamientos, que sirven de base, pero la clave de todo esto es tener un proyecto de Isla que no lo vamos a hacer los partidos políticos solo, se tiene que hacer conjuntamente con la sociedad civil y ese va a ser la mayor contribución que va a hacer esta nueva ejecutiva a partir del 3 de junio. Tener una agenda intensa con la sociedad civil para que después de un año tener un proyecto de Isla consensuado y que sirva de pacto por Gran Canaria y que sirva de hoja de ruta en los grandes asuntos.

Muchas formaciones de la isla ven a ATI como ese enemigo externo del que habla. ¿Qué poder real tiene ATI en Coalición Canaria y en el Archipiélago?

Eso es un discurso propio del pasado, de la vieja política, de poner etiquetas cuando ni siquiera tienen ya razón de ser. Yo me afilio en Coalición Canaria en el año 2005, ATI no existe cuando yo me afilio, ni siquiera he visto nunca las siglas en ninguna de las sedes que he ido, y he ido a muchas. A veces intentamos poner etiquetas, es habitual poner etiquetas para colocar a nuestros adversarios en posiciones aparentemente incómodas. Yo creo que es parte del pasado, si un proyecto político ha pensado en la cohesión de este territorio, es verdad que con la debilidad que he comentado en esta isla, pero desde luego que nosotros vamos a hacer mucho esfuerzo, trabajo y pedagogía para que la gente nos vea cercanos, próximos. Que vean en mí un ciudadano nacido en Telde y que ha hecho toda su vida en esta isla, que vean en el resto de compañeros lo mismo y que nos vean cercanos y próximos, que es lo que al final evidencia que estamos en otro tiempo y otra época. En otro tiempo donde, lo digo con todas las consecuencias, importan más las políticas que se hagan que donde uno haya nacido.

En clave electoral, ¿tiene ya a alguien en la cabeza para liderar las listas de 2019 al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria o al Cabildo grancanario? 

No lo voy a decir yo, pero tampoco voy a negar que el primer reto de esta ejecutiva el 3 de junio es las elecciones del 2019 y que vamos a estar con la cabeza puesta también en esas elecciones, no lo vamos a dejar para dentro de un mes o un año. Los candidatos los van a elegir los militantes, además siempre he creído en ello. En todos los procesos en los que he sido candidato, en mi caso en Telde, han sido con primarias donde los militantes han elegido libremente. Creo que tenemos que hacer un trabajo previo de consolidación e implantación de la organización en las áreas metropolitanas y en el resto de municipios para tener 21 candidaturas municipales, más la del Cabildo y el Parlamento, con las mejores garantías posibles. Pero eso no se hace sólo y exclusivamente con tener un buen candidato, eso se hace primero con un trabajo previo y luego el candidato, si es bueno mejor, con el trabajo previo las garantías de que el candidato tenga éxito serán mucho mayores.

¿Considera que Francis Candil, que ya se postuló cuando pertenecía a Nueva Canarias, sería un buen candidato a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria?

Francis es una persona con una valía enorme, que conoce muy bien Las Palmas de Gran Canaria, que conecta muy bien con muchos sectores de Las Palmas de Gran Canaria, pero ni sé si él quiere ser el candidato ni si los militantes quieren que lo sea, es pronto. Lo que va a hacer Francis ahora es tener una enorme responsabilidad dentro de nuestra candidatura con la Vicesecretaría de Acción y Estrategia Política, en donde va a tener un peso muy importante y específico en el área metropolitana y en Las Palmas de Gran Canaria. Su vicesecretaría va a estar muy vinculada a esta ciudad, pero hay que tener en cuenta también que habrá un comité local con su secretario general, que será elegido después del congreso y que también será el encargado, conjuntamente con nosotros, de diseñar el trabajo en esta ciudad.

¿Le gustaría encabezar la lista al Cabildo de Gran Canaria en las próximas elecciones?

Ni me lo he planteado, honestamente lo digo. No me lo he planteado ni mucho menos, yo creo que es pronto todavía, es más importante hacer un trabajo de implantación y tener las mayores garantías para tener 21 candidaturas municipales potentes, llegar a acuerdos y alianzas, que es un escenario que también vamos a explorar con organizaciones de ámbito insular y local que tengan implantación, como hemos hecho con Fortaleza en Santa Lucía, ese es el trabajo que nos toca ahora y después de todo este trabajo nos plantearemos las candidaturas. Insisto que intentaremos hacer el trabajo mejor posible para tener las mejores candidaturas y las mayores garantías posibles.

¿Ha entablado conversaciones con Unidos por Gran Canaria, Onalia Bueno de Ciuca Mogán, en San Bartolomé de Tirajana con Marco Aurelio Pérez o en San Mateo con Antonio Ortega de cara a las elecciones de 2019?

Tengo una excelente relación con todos los que nombra, y alguno más, pero tocará a la nueva dirección del partido después del Congreso, ya que hacerlo antes no procede, porque hay una dirección actual del partido y le toca a otros. Desde luego vamos a tener la mente abierta y vamos a tratar de entablar conversaciones con todo aquel que sume, y esto es importante, no que divida ni que reste. Nuestra relación con muchas organizaciones de ámbito local es muy buena, hemos tenido una relación de trabajo común muy importante y vamos a tratar de sumar, está claro que va a ser uno de los retos que afrontamos porque esta Isla necesita el esfuerzo de muchos, no de unos pocos, y ese muchos nos hace buscar confluencias y estrategias de alianza.

¿Pero a nivel informal ha existido alguna conversación o buena receptividad por parte de estos políticos?

Hay muy buena relación con todos los que ha nombrado, con alguna organización de ámbito local, con los alcaldes independientes hay muy buena relación porque hay muchos puntos de común. Es evidente que las buenas relaciones no te garantizan una alianza electoral, pero sí que te ayudan a tenerla y a estar en predisposición de poder tenerla. Vamos a trabajar en esa línea y vamos a intentar alcanzar las alianzas que sumen y que nos hagan más fuertes y potentes en la Isla.

En el caso de Unidos por Gran Canaria, con cuatro consejeros en el Cabildo, ¿casa su visión de isla con la que tiene Coalición Canaria?

Con Unidos, como no están gobernando en el Cabildo, no hemos tenido tanta relación como con los alcaldes independientes. Ya se verá, con Unidos he leído más en los medios que lo que realmente ha habido, pero ya veremos, a lo mejor ellos no están en la predisposición ni tan siquiera de hablar y nosotros ya veremos, lo decidirá la organización al final y la dirección del partido.

¿Existe predisposición de hablar con Nueva Canarias? El presidente en el discurso del Día de Canarias dijo que el diálogo ha logrado conseguir avances en Madrid, José Miguel Barragán tiende la mano muchas veces a Nueva Canarias para volver, ¿cómo lo ve?

Yo ya lo he dicho muchas veces, son más las cosas que nos unen que las que nos separan y sobre todo son más fuertes las que cosas que nos unen que las que nos separan. La prueba de ello es la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, que entre las dos organizaciones hemos conseguidos unos presupuestos para Canarias enormemente positivos. Es decir, esto no es que el Partido Popular haya tenido de repente una sensibilidad especial con Canarias porque se levantaron una mañana y dijeron "qué bonito es este Archipiélago". Esto es, básicamente, por una posición estratégica que tienen los partidos nacionalistas canarios en una situación de gobierno en minoría del Estado y que la aritmética nos ha permitido la posibilidad de tener una suma que provoca que tengamos unos presupuestos muy buenos para el Archipiélago que recupera convenios, que recupera los convenios Canarias-Estado, que recuperar los planes como el integral de empleo, que desvincula el REF de la financiación autonómica provocando financiación directa importante para los servicios esenciales, que encima logra aumentar el descuento de residente y abaratar el billete en las cuestiones interinsulares y que también mejora muchas cuestiones de conectividad relacionadas con la mercancia. Es el ejemplo de que hay muchas más cosas que nos unen a los nacionalistas que nos separan. Ahora bien, a la vez que digo esto y siento esa cercanía y proximidad de criterios, de posicionamiento con los militantes de Nueva Canarias, con muchos alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas, a la vez que siento eso, vemos día tras día cierta escenificación de los líderes de Nueva Canarias para mantener una distancia con Coalición Canaria. Una distancia que sólo la mantiene para garantizar la viabilidad política del proyecto de Nueva Canarias, que nace casi como un proyecto a la contra de Coalición Canaria. Esa es la realidad, es decir, a la vez que nos aproximamos las bases, a la vez que nos aproximamos los liderazgos locales, a la vez que nos aproximamos los cargos públicos locales, los líderes de Nueva Canarias, que son los mismos desde el inicio de la organización política hasta ahora, en cambio no pueden decir lo mismo de Coalición Canaria, los líderes políticos mantienen esa significación de distancia para garantizarse su supervivencia política.

Con esos mismos líderes, ¿ve posibilidad de acercamiento?

Lo veo muy difícil, lo veo muy difícil desgraciadamente. Lo veo muy difícil porque ellos están poniendo por encima su supervivencia personal política y luego Canarias, y nosotros somos de los que creemos que primero Canarias y luego la supervivencia de cada uno. Si alguno de nosotros tenemos que dar un paso a un lado para que se dé un escenario de confluencia que va a ser positivo para el Archipiélago, no dudo que lo vamos a hacer, desde el primero al último, eso no va a pasar nunca en Nueva Canarias.

Sucederá en el puesto a Fernando Bañolas, ¿qué papel cree que pueden desempeñar en el partido históricos como el propio Bañolas o Mari Mar Julios?

Aquí no sobra nadie. Es indiscutible la labor que han hecho en este tiempo con sus aciertos y sus errores, pero desde luego también tengo que reconocer la generosidad que han tenido para que nosotros pudiéramos dar el paso adelante. Esto se puede hacer de dos maneras, o conquistándola a base de martillazos para abrir la puerta o que te le abran desde dentro, y está claro que en este caso estamos en un proceso en donde la puerta nos la han abierto, yo creo que eso es de agradecer y evidentemente el espacio es el que tienen. Mari Mar es senadora y tiene un papel fundamental en nuestro proyecto político dado que va a seguir siendo senadora hasta el final de legislatura, y Fernando Bañolas es consejero en el Cabildo además de concejal en Santa María de Guía, con lo cual sus responsabilidades como cargos públicos para nosotros son importantes y tendremos que estar permanentemente conectados para poder estar coordinados de manera adecuada.

¿Le gustaría que independientes que forman parte del Gobierno de Canarias, como Pedro Ortega, José Manuel Baltar o Francis Candil, se incorporen a CC?

Ojalá. Nosotros vamos a tratar de hacer un trabajo muy serio y potente que haga que todos los perfiles independientes, que no son sólo consejeros, también hay directores generales, personas en el ámbito del Gobierno en distintas consejerías, que vean atractivo el proyecto en Gran Canaria y eso les haga dar el paso. Eso vamos a intentarlo desde el minuto uno, vamos a hacer un esfuerzo importante en tratar de seducirles y de que de alguna manera el proyecto les atraiga, yo creo que son elementos que nos dan credibilidad, personas que nos prestigian la organización y que de alguna manera su potencial queremos aprovecharlo.

Pablo Rodríguez, en el Parque de San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

Pablo Rodríguez, en el Parque de San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)



La posición de Nueva Canarias parece haber salido reforzada por los resultados obtenidos para Canarias de su negociación con el Gobierno para aprobar los Presupuestos. ¿Se precipitó CC al dar el sí?

Cada uno tiene su momento y cada uno tiene su estrategia. Lo importante, y el mayor riesgo que teníamos, era que no se aprobasen los Presupuestos Generales del Estado en 2017 y eso al menos se ha conseguido. Esto no es ver quién ha conseguido más, es ver qué se ha conseguido en conjunto, y hemos conseguido para Canarias presupuestos muy buenos. Nuestro acuerdo con el Partido Popular y el Gobierno de España era tremendamente positivo, recuperábamos todos los convenios Canarias-Estado, el plan integral de empleo y además desvinculábamos el REF del sistema de financiación, que supone tener este año más de 240 millones de euros para la Sanidad, la Educación, para los políticas sociales y la Justicia, es decir, para los servicios esenciales. El acuerdo total era de más de 450 millones, ya a nosotros nos parecía que era suficientemente bueno para decir que sí, el avance era innegable. ¿Que pusimos más cosas encima de la mesa que nos dijeron que no? Es obvio, en todas las negociaciones hay cosas que te dicen que sí y cosas que te dicen que no, y tú cedes y sabes dónde pones los límites, pero nosotros estábamos muy satisfechos al haber recuperado los convenios y desvincular el REF del sistema de financiación. De alguna manera mejorábamos nuestra financiación para los servicios esenciales, en definitiva, era un acuerdo positivo. Ahora le tocaba el turno a Nueva Canarias, nuestro mayor temor era que Nueva Canarias dijera que no porque perdíamos todos estos avances, finalmente ha dicho que sí y además ha mejorado las cuentas. Todo lo que sea bueno para Canarias para nosotros es positivo. Ya lo dije antes, Canarias por encima de todo, y no nos arrepentimos de la estrategia ni mucho menos.

Nueva Canarias ha conseguido otros acuerdos que se perpetuarán en el tiempo, como la bonificación del 75% para volar entre islas.

Es un acuerdo positivo. El aumento del descuento de residentes al 75% es algo que todos los gobiernos de Canarias desde siempre ha ido reivindicando, buscar instrumentos que abarataran las conexiones interinsulares porque los ciudadanos de cualquier comunidad autónoma del Estado pueden moverse con muchas mayores facilidades y mucho más barato que un canario. Con ese argumento siempre hemos defendido el aumento del descuento de residente u otras herramientas que sirven para abaratar el billete. Ahora bien, es un avance importante lo que se ha conseguido, que haya una partida para aumentar la partida que aumente el descuento de residente. Esto tiene que tener dos consecuencias, una modificación del decreto que regula los descuentos, el aéreo el estado y el marítimo la comunidad autónoma, y por otro lado lo que nosotros estamos pidiendo es que se vincule en el REF y tenga continuidad en el tiempo, porque si no quedará hasta diciembre de este año, lo que provocará más frustración que alegría.

También está contemplada la reforma del sistema electoral. En las pasadas elecciones, Agrupación Socialista Gomera (ASG) obtuvo 5.000 votos en 2015 y tiene tres diputados, mientras que Ciudadanos se quedó sin representantes cosechando más de 50.000 votos, ¿lo ve justo?

No me parece justo, evidentemente. Una de las cuestiones principales que ya incorpora el proyecto del Estatuto de Autonomía de Canarias que está en el Congreso de los Diputados es la bajada de los topes electorales que hubiese provocado que el primer problema que acaba de comentar, que es que Ciudadanos, a pesar de tener más de 50.000 votos no entró en el Parlamento, pues hubiese estado resuelto. Si los topes electorales de 2015 hubiesen sido los que están previstos en el estatuto, Ciudadanos hubiese tenido dos diputados que se los hubiese quitado a Nueva Canarias en Gran Canaria y a Coalición Canaria en Tenerife.

¿Cree que si usted no fuera de Gran Canaria sería ahora mismo vicepresidente del Gobierno, se siente parte de una cuota?

No me siente parte de una cuota. Además, honestamente, siempre he estado en contra de las cuotas. Ya le dije que para mí lo importante son las políticas que uno hace más allá de donde haya nacido. Soy vicepresidente y consejero porque el presidente confió en mí, es evidente que tenía que ser diputado para ser vicepresidente, condición que sí tenía, pero había 17 compañeros y compañeras que podían haberlo sido y sin problema alguno. Nunca se puso encima de la mesa que necesariamente tuviese que ser de Gran Canaria, ni está escrito en ningún lado.

¿Debe pedir Coalición Canaria disculpas por el caso Las Teresitas?

La ha pedido Coalición Canaria, está claro que cualquier caso judicializado de corrupción, donde hay sentencias, donde hay hechos probados, independientemente que quede pie a recursos, no sólo es desagradable para el partido político en sí, es desagradable para el conjunto de los políticos. Los que nos dedicamos a esto como un servicio público, vocacional, donde dedicamos muchísimas horas, en donde nos implicamos hasta niveles personales muy grandes y elevados, es un nivel de sacrificio muy grande todos este tipo de situaciones, de gestión incorrecta, de malversación, estoy hablando en general, desde luego es negativo, es malo y hay que tomar medidas, más allá de pedir disculpas. Para mí es más importante tomar medidas para que no vuelva a pasar.

Sin embargo el alcalde de La Laguna dijo recientemente que no iba a acatar una moción aprobada en el pleno que exigía una disculpa pública al partido.

No conozco el caso, pero insisto que lo de pedir disculpas no tiene muchas consecuencias más allá que pedir disculpas, que es importante, yo no digo que no haya que pedirlas, pero creo que es más importante actuar con consecuencia para tratar que no vuelva a pasar. Es más importante que pedir disculpas que el Ayuntamiento de Santa Cruz esté tomando la iniciativa para recuperar los fondos que la sentencia dice que tienen que aportar los condenados para el Ayuntamiento. Yo creo que eso tiene mayores consecuencias, porque repercute en la ciudadanía, que pedir disculpes, que insisto que es importante pero no lo es tanto como lo otro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha