La portada de mañana
Acceder
Sánchez y Aragonès preservan el diálogo pese a la escalada verbal
El aumento de las explosiones del volcán incrementa el temor
Opinión - La justicia italiana no tiene nada que decir, por Javier Pérez Royo

Dara Gourmet, el resurgir de un ave fénix de la cocina

Hamburguesa estilo Wellington

Para muchos grancanarios, el Dara de Triana fue el establecimiento pionero en crear una propuesta gastronómica que reunía a la vez sabor con salud y consciencia de entorno local. Tras unos tiempos convulsos como los vividos con la pandemia, Dara Bello O’Shanahan, la auténtica alma mater del concepto Feeling Good, que puso de moda en Triana, anuncia su desvinculación definitiva del establecimiento que creó en su momento para centrar todas sus fuerzas, energías y corazón en darle una nueva vuelta de tuerca a su idea original, ahora con todo el foco en el nuevo Dara Gourmet que, sin hacer ningún ruido ni aspavientos, está levantando el vuelo en el Gourmet Experience de El Corte Inglés en Las Palmas de Gran Canaria.

Último viernes de julio, apurando las horas antes de cerrar el kiosko de Por Fogones por vacaciones durante algunas semanas del mes de agosto que han servido para cargar pilas y volver en septiembre con fuerza e ideas renovadas, no quería dejar pasar la oportunidad de acercarme a Dara Gourmet, ya no solo para probar su comida, que siempre me ha apasionado, sino para que Dara me contara en primera persona estos cambios: "Javier, no ha sido un año fácil, por decirlo suavemente. En Triana yo tenía unos socios con los que las ideas de negocio que teníamos no iban de la mano, no voy a decir que las mías fueran mejores ni criticarlos a ellos, simplemente no lo veíamos de la misma forma. Y como en los matrimonios, cuando no funcionan, lo mejor es separarse y que cada uno siga su camino. No te voy a negar que me costó muchísimo dar el paso, el Dara de Triana originariamente fue mío en solitario, pero con los años surgió la oportunidad de crecer y esa sociedad fue clave para ello. Pero de nada sirve lamentarse por lo sucedido, sino aprender y tirar hacia adelante. Hoy estoy llena de ilusión, fuerzas renovadas y aprovechando estos días raros de julio y agosto en la ciudad para darle forma a la nueva carta, terminar de apuntalar algunas ideas para muy breve espacio de tiempo y no rendirme ante las dificultades".

Por lo que voy entendiéndole a Dara, ella se ha desvinculado del Dara Feeling Good original: “Efectivamente es así, aunque aquel negocio lo creé yo de la nada y el concepto también, con el tiempo me asocié a otras personas como tantos en el sector de la hostelería y la restauración. Ahora que hemos decidido tomar caminos distintos por motivos que no vienen a cuento, una parte del acuerdo es que podrían mantener el nombre de Dara un año como máximo y de ahí que siga llamándose Dara Feeling Good. Aunque permíteme reiterar que yo no tengo nada que ver en su gestión y propuesta actual ni futura”, aclara manteniendo un escrupuloso y elegante silencio al respecto. No deja de ser llamativa la decisión de mantener el nombre de una persona como seña de identidad de un establecimiento cuando esa persona ya no pertenece al mismo, pero eso seguro que tendrá respuesta que ya contaremos cuando la conozcamos.

Vamos a sumergirnos en lo importante: la nueva propuesta de Dara Gourmet. “No te mentiré diciendo que he creado todo desde cero, imposible. Hay platos que ya hacíamos aquí en El Corte Inglés que seguirán estando, pero sí quiero cambiar la línea y dar un par de pasos adelante en el concepto gourmet enfocado a la cocina saludable. Por lo pronto tengo una firme convicción y apuesta en unos desayunos en forma de brunch que puedan marcar un poco la línea de inflexión que estamos ideando. Para el futuro próximo también estoy trabajando en una línea de take away que permita a alguien venir por aquí y llevarse el almuerzo puesto. Pero por ahora nos centraremos en los desayunos, almuerzos y meriendas; no tengo intención de abrir para las cenas en corto espacio de tiempo”. Y viendo las fotos que me pasó Dara, ya estoy buscando fecha para ir a probarlos, no solo por las imágenes, sino por las descripciones entre las que podemos encontrar propuestas individuales, para compartir y también veganas.

El almuerzo de hoy consistió en un pequeño menú degustación elaborado a partir de los platos presentes de manera fija en la carta: las cremas frías (una de melocotón y otra de piña y pepino) irresistibles en unos momentos como estos con el calor apretando. El falafel tradicional con salsa de yogur y cilantro para repetirlo en bucle, y los patacones con guacamole y queso ahumado harían llorar de emoción a una persona procedente de Venezuela por su perfección en la elaboración y la inteligencia del montaje.

De principales, un canelón con setas, trufa y ricotta bañado por una excelsa salsa de tomate casera que se elabora previamente al horno asando los tomates y las cebollas enteras antes de triturarlas. Goloso el Budda Bowl Veganlover con curry de garbanzos y coco, verduras de temporada asadas perfectamente al dente, quinoa tricolor y regado todo por una salsa tahini limón elaborada por las manos de Dara.

El cierre lo trajo la mejor hamburguesa que me he comido jamás en Gran Canaria, así de rotundo lo digo. Elaborada con ternera de primerísima calidad y sustituyendo el pan por un hojaldre para elaborarla al “estilo Wellington” consiguiendo llevar al amante de este plato a una sensación de felicidad que pocas veces he sentido.

La carne, cocinada perfectamente en su punto para los amantes de la poco hechas como yo, incluso le invitaría a sacarla un poco antes del horno porque después el propio calor que emana el hojaldre la sigue cocinando mientras la degustas. A su lado, como acompañamiento, una pequeña pero impecable ensalada que cumple perfectamente su labor de ir refrescando y acompañando el plato principal. Es tal la gozadera -en mayúsculas- del plato que mientras escribo estas líneas me dan ganas de parar y salir corriendo para repetirla. Me atrevería a decir que se va a convertir en un plato mítico ya no solo en Dara, sino en la isla. Al tiempo.

En los postres, a los que hicimos hueco por pura gula, los clásicos de Dara siguen imbatibles, como sus tartas de Lemon pie o la de zanahoria y el crumble caliente de manzana con helado premium de vainilla. Postre o merienda/cena perfectas en cada caso a elección del comensal. “Estoy jugando mucho con las tartas haciendo diferentes cada día para poder así ir tanteando la recepción del comensal. Está gustando muchísimo la de crema de cacahuetes o también la de manises, chocolate y sal, así como la tradicional de la abuela con chocolate y galletas de toda la vida. Seguimos siendo muy golosos en Canarias, pero intento que mis tartas no tengan azúcares añadidos más allá de lo que cada ingrediente en sí le aporte a la misma, siendo postres y calóricos, son de lo más saludable posibles” me decía Dara, y doy fe que deliciosas lo son y que se percibe esa ausencia de azúcar añadida, lo que le imprime sabor real a cada una de sus porciones.

Como cierre, son pocos los sitios donde poder hablar del café, y aquí Dara lo tiene complicado con unos especialistas como Café Regina enfrente. Por eso se ha buscado la vida a la hora de desmarcarse de lo convencional y apostar por el riesgo con un resultado que está dándole muchas alegrías. En la carta podemos encontrar la famosa “leche dorada” elaborada con cúrcuma, otro con matcha, pero sobre todo uno que probamos por la radicalidad de sus ingredientes que anticipaban fracaso absoluto o vuelta al ruedo, sin término medio. Pues les digo que en Remolacha, Cacao, Café y Latte tiene todo lo que una creación ganadora lleva en el ADN y sus ingredientes anticipan; el polvo de remolacha aporta dulzor, que a su vez contrarresta la acidez del cacao; los toques de café se sienten a cada sorbo y la leche hace de hilo conductor. Impecable.

 En resumen, desde Por Fogones queremos desearle toda la suerte del mundo a este nuevo Dara Gourmet que junto a los ya instalados en el Gourmet Experience con el Café Regina, Cuerno Cabra y la Barra Gourmet, construyen una oferta de lo más variada e interesante en El Corte Inglés de la capital grancanaria, a la espera de la apertura de su último rincón, que si los rumores se cumplen tendrá un claro sabor japonés con larga tradición en los fogones de la isla. Y como diría Mayra Gómez Kemp, “hasta aquí podemos leer”.

 Si les apetece, pueden seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram bajo los nick de @porfogones y @javiers_gastro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps