La Consejería de Obras Públicas inicia las labores para conectar la Circunvalación grancanaria con la carretera del norte

Obras para conectar la Circunvalación con la GC-2, en Gran Canaria

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, ha procedido en los últimos días a ocupar las últimas 26 fincas que quedaban por expropiar en el término municipal de Arucas, en Gran Canaria, para iniciar la conexión de la IV Fase de la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria (GC-3) con la carretera del norte o GC-2, y poder abrir la nueva carretera al tráfico en el mes de junio del próximo año.

Según apunta el Ejecutivo canario en una nota de prensa, estas últimas expropiaciones servirán también para disponer del suelo necesario para la ampliación de carriles prevista en la GC-20 a su entrada al casco de Arucas, una obra complementaria a la GC-3.

Con la disposición de estas fincas, los tractores de la UTE que realiza la obra ya han empezado a despejar y a allanar el terreno de muros y elementos de vieja construcción, para crear la plataforma sobre la que se dispondrán, a la altura de la zona conocida como Camino del Guincho, de dos calzadas con cinco carriles que conectarán la GC-3 con la GC-2, ya casi en el litoral de Arucas. Otras parcelas se van a emplear, además, en la corrección del trazado de una curva situada a la altura del barrio aruquense de Trasmontaña, tal y como señala el Gobierno de Canarias.

Actualmente, la gran parte de los trabajos se centra en crear la plataforma que desde la GC-2, pasado Bañaderos, va a conectar con la GC-3 y por la que tendrán que circular todos los vehículos que vengan del norte de la isla cuando se ponga en servicio. En esta zona se está adecuando la rampa que ya está excavada para extender el firme sobre el que se asfaltará más tarde. Además, el Ejecutivo de Ángel Víctor Torres asegura que se está ultimando la estructura de hormigón y acero que permitirá distribuir a dos alturas el tráfico que vaya hacia la capital y el que siga hacia a Arucas. También en pocos días se instalará a la altura de El Hornillo, y sobre la calzada de la nueva vía que ya está en uso, una pasarela metálica de uso peatonal.

Aperturas provisionales

La UTE continúa las obras de esta carretera "a buen ritmo", como remarca el Gobierno canario, ya que explica que se han ido abriendo al tráfico algunos tramos de manera puntual como ocurrió el mes pasado, cuando se puso en servicio un nuevo enlace de esta vía que, como indica el Gobierno canario, ha permitido agilizar las entradas y salidas al casco urbano de Arucas. Esta apertura provisional del enlace y de algunos tramos de la nueva autovía. Las principales novedades de esta apertura de tramos, que pueden ocasionar cortes puntuales de tráfico en las entradas y salidas a Arucas, son la puesta en servicio del nuevo enlace de El Hornillo (con forma de lágrima) y del nuevo trazado de la GC-20 (carretera de Cardones) entre este enlace y Trasmontaña.

También cambió la bajada desde Arucas hacia la GC-2 que hasta entonces se realizaba por la calzada abierta provisionalmente de la nueva Circunvalación. El Ejecutivo canario señala que esa bajada se realiza ahora, y de manera provisional hasta que se abra al completo la nueva circunvalación, por el remodelado trazado de la GC-20 hasta Trasmontaña que conectará con el trazado habitual de esta carretera.

El tramo Arucas-Costa que la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda ejecuta en este momento, a través de la UTE Acciona-Lopesan, se localiza entre la entrada al casco urbano de Arucas y la costa de este municipio, que enlaza con el tramo ya puesto en uso, en noviembre de 2016, de la IV Fase entre Tamaraceite y Tenoya. Toda la obra de la IV Fase de la Circunvalación, desde su inicio en Tamaraceite, incluyendo el Modificado 3 que se aprobó en marzo de este año, supone una inversión global de 109,3 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 18:36 h

Descubre nuestras apps

stats