eldiario.es

9

El reciclado real de envases en 2017 solo llegó a 5,3 kilos por habitante en Tenerife, la mitad de lo logrado en Gran Canaria

El análisis de los datos oficiales sobre residuos depositados en el contenedor amarillo no son nada halagüeños para Tenerife, que se estanca en este tipo de recogida diferenciada, la que además incluye los peligrosos plásticos

Contenedor para el depósito de envases que no son de vidrio

Contenedor para el depósito de envases que no son de vidrio

La isla de Tenerife solo recicló en el año 2017 una media real por habitante de 5,3 kilos de envases, en general los residuos que se depositan en el contenedor amarillo, donde se deben introducir plásticos, latas y briks. 

Ese promedio es mucho más bajo que el balance de Gran Canaria, que obtiene un valor de reciclado real per cápita de 10,3 kilos, prácticamente el doble que tuvo su vecina isla, según el análisis que se publica a partir de datos oficiales de Ecoembes en el blog noincineraciontenerife.wordpress.com.

Tales registros se consideran los reales debido a que todo lo que se mete en el contenedor amarillo, por desgracia, no se puede reciclar, bien porque se trata de material impropio o inadecuado, el que no debió ser introducido en ese contenedor, o bien porque ha sido contaminado, casi siempre con materia orgánica.

Kilos por habitante de reciclado real de envases en municipios de Tenerife y Gran Canaria / Datos de 2017

Esos casos son los que generan los llamados rechazos, que para Tenerife suponen hasta el 19,4% de lo que se deposita en el contenedor amarillo (según la media de los municipios) por los ciudadanos y en Gran Canaria llega al 15,6%. Aquí se halla una de las razones de que el promedio real de reciclado de envases por los habitantes grancanarios sea mucho mayor que en la isla de Tenerife.

Si no se tuvieran en cuenta los citados rechazos, y siempre según datos oficiales de Ecoembes (el gestor autorizado para esos residuos en toda España) para 2017 y las mencionadas islas (las dos más pobladas de Canarias), la media tinerfeña sería de 8,2 kilos por habitante y de 11,2 en el caso grancanario.

En la capital tinerfeña, Santa Cruz, el porcentaje de rechazo de lo que se mete en el contenedor amarillo es elevadísimo, con el 20,9%, mientras que en Las Palmas de Gran Canaria resulta bastante más reducido y se coloca en el 9,5%. 

El municipio que más recicla envases en Gran Canaria es Moya, y en Tenerife, Adeje, seguido de Puerto de la Cruz, según variables de las que ya se descuenta el porcentaje de rechazo.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha