La denuncia de un técnico de Urbanismo pone el foco sobre la desaparición de informes en Santa Brígida

Ayuntamiento de Santa Brígida (ALEJANDRO RAMOS)

La denuncia de un arquitecto técnico del municipio grancanario de Santa Brígida ha puesto en evidencia la supuesta desaparición de una serie de informes que deberían de encontrarse en los expedientes del área de Urbanismo. Un problema que parte de la oposición del Consistorio considera como “endémico”. 

El arquitecto técnico Alejandro Vila denunció ante la Policía Judicial de la Guardia Civil al concejal de Urbanismo del municipio satauteño, Eduardo Martín, y al letrado del departamento, Luis González, a los que acusa de falsificar un expediente para “eliminarme por manifiesta enemistad y ayudar a la exconcejal Amalia Bosh por amistad con ella, la cual está imputada”.

Preguntado al respecto, el concejal explica que el caso deriva de un conflicto vecinal, en el que una vecina advirtió que otra estaba haciendo una obra ilegal, al colocar unas ventanas en una vivienda que se encontraba fuera de ordenación. Tras considerar que no hubo reacción por parte de la Administración municipal y sí un trato de favor, esta misma vecina denunció ante el Juzgado a los ediles en el cargo durante los últimos tres últimos mandatos – es decir: Amalia Bosh, Beatriz Santana y Rita Hernández – por prevaricación.

El concejal recuerda que fue el abogado de Bosh el que se dio cuenta que la vecina mostraba en su denuncia un informe clave del caso, firmado por Vila y fechado el 5 de abril de 2013, que no obraba en el expediente municipal y por lo tanto, a su juicio, tendría que haberle sido dado en mano. Un documento que el arquitecto técnico ha trasladado a la Policía Judicial y que según asegura a Canarias Ahora, se encuentra en el sistema informático del departamento, pese a haber sido “volatilizado” del soporte en papel.

En su denuncia, afirma que “sorprendentemente y con toda la mala idea del mundo hacia mi persona, con el fin de ayudar a Amalia Bosh e imputarme un delito” en diciembre se remitió un escrito al Juzgado de Instrucción número 6 de la capital grancanaria en el que “se afirma que mi informe no existe, y para disimular terminan diciendo “todo ello salvo error u omisión involuntaria”, para cubrirse las espaldas por si acaso”. 

Además, advierte de que el letrado del departamento está llevando a cabo una “limpieza de mis informes comprometedores de Urbanismo”, de conformidad con el edil. La denuncia viene acompañada de una serie de documentación del caso que “ya no existe en Urbanismo”, asevera.

Afirma que el concejal no se ha puesto en contacto con él tras la denuncia y que el Ayuntamiento tampoco ha adoptado otra de las medidas que solicitó, como la de apartar al abogado Luis González de sus informes.

Tras conocer la denuncia, Martín asegura haber dado traslado para que se busque en los archivos del Ayuntamiento el susodicho informe por registro de entrada, sin que se haya encontrado el mismo. Al respecto, explica que “si yo elimino un documento, tiene que haber constancia de que ese número falta, porque yo tengo el anterior y el posterior, pero resulta que ese mes no entra por registro ningún documento. No hay entradas. Él no metió ese informe por registro de entrada”.

El edil afirma haber encontrado una serie de incongruencias en el paginado de los documentos y sospecha que el técnico ha manipulado la documentación. “Nosotros tenemos la conciencia tranquila, porque hemos hecho nuestro trabajo y tenemos que esperar a ver si el juez estima su denuncia”, apostilla.

Martín no esconde que Vila no es de su agrado y afirma que dos de las nueve personas que componen el equipo de Urbanismo le han denunciado por hablarles en malos términos. “Acumula muchas faltas”, mantiene el concejal. 

El Ayuntamiento estudia emprender medidas contra el técnico, porque a juicio del concejal “está difamando”.

No es novedad

La concejal de Cambio por Sataute (CxS) en la oposición, Guadalupe de Río, asegura no tener motivos para dudar de la palabra del arquitecto técnico, porque manifiesta que “nos ha pasado, nos han fallado documentos”. En este punto, sostiene que de los 45 escritos enviados por el partido, el alcalde satauteño, José Armengol, ha respondido la mitad. “He ido a ver expedientes de contratación y no estaban”, asevera del Río.

Una posición parecida a la que mantiene el concejal de Ciudadanos, Juan José Pons, quien recuerda haber manifestado en diversas ocasiones la necesidad de implantar una sede electrónica que, en su opinión, impediría que sucedieran casos como éste.

Pons indica que la pérdida de documentos en el foliado de los expedientes es algo que ocurre en Urbanismo desde 2009 y, por lo tanto, “es un problema endémico al que tenemos capacidad de poner solución”.

“El pantano que es Urbanismo en Santa Brígida permite este método de trabajo turbio”, concluye el edil.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats