eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

Vinicius C. Rodrigues: "Los vinos canarios cada vez son más y más aceptados por el gran público en EEUU"

El 'portfolio manager' para España y Sudamérica de American Wines for David Bowler Wine, empresa con sede en Nueva York, asegura que "la calidad de lo que se hace en Canarias ya solo puede aumentar, y con ello, las relaciones comerciales"

"Canarias no tiene nada que envidiar a otras regiones del mundo, y los agricultores y bodegueros locales solo tienen que estar a la par en avances y tendencias internacionales para poder mantener vinos competitivos"

- PUBLICIDAD -
Vinicius C. Rodrigues, en la foto de familia hecha en La Palma, con camiseta verde y gorra

Vinicius C. Rodrigues, con camiseta verde y gorra, en la foto de familia hecha en La Palma CANARY WINE

Vinicius C. Rodrigues es el ejecutivo ( portfolio manager) para España y Sudamérica de American Wines for David Bowler Wine, en Nueva York, una importante empresa de EEUU que ya comercializa en ese enorme mercado vinos de calidad con origen en Canarias.

Rodrigues ha formado parte estos días de la expedición de profesionales norteamericanos del vino que han recalado en las islas gracias a una iniciativa integral (esta visita corresponde a la misión inversa) de la denominación de origen protegida (DOP) Islas Canarias- Canary Wine.

En los días que ese manager ha estado en el archipiélago, ha aceptado contestar a unas preguntas formuladas por  El Diario Agrícola, cuestiones con las que se intenta analizar en qué se basa el actual interés por los vinos isleños de calidad que existe entre comercializadores en EEUU y cómo es posible que ese entusiasmo sea cada vez mayor.

¿Qué ha visto de interés en la invitación formulada por la denominación de origen protegida (DOP) Islas Canarias- Canary Wine para al final optar por hacer tan largo viaje hasta este otro lado del Atlántico medio?

La oportunidad es única para ver y conocer este paisaje y los métodos radicales de viticultura en estas islas. También para poder ver y conocer cómo trabajan los agricultores. Esto es muy importante para los clientes de esos vinos en Nueva York, que es un mercado muy amplio y sofisticado. El nivel de conocimiento que la industria de los vinos tiene en Nueva York es muy alto; por lo tanto, todos quieren ver con sus ojos lo que se hace en origen y chequear in situ cómo trabajan las bodegas y de dónde vienen las uvas. 

¿Qué conocía de estos vinos de calidad canarios y qué ha logrado captar hasta ahora gracias al programa de visitas integrado en esta misión inversa? ¿Qué es lo que más valora de este mundo en Canarias, lo que más le ha impresionado?

Como importadores de vinos canarios desde hace años, ya conocíamos mucho de ellos, pero no habíamos experimentado en vivo las diferencias climáticas, de altitud, y no habíamos visto las diferentes personalidades de los bodegueros en su hábitat. Todo esto me ha impresionado y nos ayudará mucho cuando tengamos que comunicar a los clientes en Nueva York qué y cómo se hacen los vinos en las islas Canarias. La diferencia, por ejemplo, entre una isla como Gran Canaria, donde Frontón de Oro hace vinos en suelos pobres y a una altitud elevadísima, y Los Bermejo, en Lanzarote (donde se trabaja con suelos aún más pobres), es muy marcada.

¿Qué atractivos principales tienen los caldos isleños para el consumidor potencial de vino de calidad en los Estados Unidos?

Que son vinos de una cultura diferente, hechos de variedades diferentes, de maneras diferentes, y luego que se prueban y están muy buenos. Los sabores son nuevos, y no solo exóticos, sino que son vinos de placer.

¿Cuál ha sido el nivel de aceptación de la oferta canaria que ya ha llegado a su país y qué más se puede conseguir en esta relación comercial?

Nosotros, en David Bowler, ya metemos los vinos en la mayoría de los Estados Unidos y ciertamente hemos dado una gran exposición a los vinos canarios, que más y más son aceptados por el gran público. Todas las grandes publicaciones especializadas en vinos ya hablan y destacan nuestros vinos de Canarias ( New York Times, Wine Advocate, Wine and Spirits). La calidad ya solo puede aumentar, y con ello, las relaciones comerciales. 

¿Tienen algo que envidiar, según su experiencia, las marcas de la DOP Islas Canarias que usted ya conoce a otros vinos de calidad de áreas muy consagradas, como California, Ribera del Duero, Rioja, Burdeos, Borgoña...?

No, al contrario. Tienen muchas cosas de las que estar orgullosos, ya que las condiciones aquí son, en principio, adversas... Los agricultores y bodegueros solo tienen que estar a la par en avances y tendencias internacionales para poder mantener vinos competitivos. 

¿Qué destacaría de un vino con sello de origen DOP Islas Canarias para vendérselo a algunos de sus clientes en la ciudad de Nueva York?

Que ese vino viene de un sitio donde normalmente no se piensa que pueda ser una zona vitivinícola importante, pero que tiene una gran historia y tradición. Y que las uvas aquí presentes no se parecen en nada a las que ya en EEUU se conocen, y que hay toda una gama de olores y sabores nuevos a descubrir tomando los vinos de Viñátigo, Bermejo, Monje, Tajinaste, Cráter.... Son vinos minerales, de más presencia en boca, perfectos para muchas ocasiones y no dejan de encantar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha