eldiario.es

Menú

Asamblea Popular de Podemos

La Asamblea Popular Local de LPGC PUEDE (PODEMOS, para los amigos enterados) fue todo un dechado de organización y de emoción

- PUBLICIDAD -

La Asamblea Popular Local de LPGC PUEDE (PODEMOS, para los amigos enterados) fue todo un dechado de organización y de emoción. El salón de actos lleno a reventar, mayoría de gente joven y algunos veteranos de la lucha antifranquista con lagrimas en los ojos al ver tanto entusiasmo, tanta ilusión, y de repente un asistente va y dice que “no debemos pactar con la casta, no debemos pactar con el PSOE”, y otro a su lado le espeta: “Chacho, que hay que cerrarle el paso a Cardona. Y a Mercedes Roldós en el Cabildo Insular, y si pudiéramos a Fernando Clavijo en el Gobierno Canario”. El asistente no pactista se tranquiliza cuando Javier Doreste anuncia que estudiarán con detalle las imputaciones de Pedro Quevedo, de NC, por un presunto asunto/trasunto relacionado con un centro de menores cuando estaba en el Cabildo Insular de Gran Canaria, y también que mirarán con lupa la imputación de Inma Medina, del PSOE, por presunto delito ecológico vinculado al vertedero del Salto del Negro, y el ciudadano enemigo de los pactos se entusiasma con exclamaciones como “¡eso, eso, transparencia y honestidad”.  

La sesión empezó con un breve discurso de la jefa de campaña y miembro de la coordinación Begoña Vera, que ya empezó a cosechar los primeros encendidos aplausos. Y luego se volvieron atronadores con la presentación de los seis concejales electos, Mercedes Sanz, Sergio Millares, Pilar Álvarez, Jacinto Ortega, Diana Mujica y el cabeza de lista Javier Doreste, que fue recibido por los asistentes con gran entusiasmo. Todos hablaron con gran ilusión, y Sergio Millares encendió el fuego emotivo, vibrante, de todo el salón de actos con sus palabras, que luego Javier Doreste dio el empujón final al entusiasmo popular. “¡Si se puede, sí se puede!”, era lo más escuchado a cada paso que daban los oradores en sus presentaciones. Un cachondo le decía a otro casi gritando porque apenas se le oía con el estruendo: “Oye, esto es un soviet, si viene Esperanza Aguirre se muere del susto”, y el otro amigo más bromista afirmaba “claro que es un soviet, no te olvides que en ruso significa consejo, y esto es un consejo ciudadano”. Cuando Javier Doreste prometió que habría auditorias desde que entraran en el gobierno del ayuntamiento, el grito unánime fue ¡a ver en donde coño se han gastado el dinero todos estos años!. Doreste puso a todos los presentes en pie con el resumen que hizo de los planes de LPGC PUEDE para la ciudad, para los barrios, poniendo el acento en los más modestos y periféricos. “¡Si esto es populismo como dicen algunos periodistas derechosos, viva el populismo!”, decía a mi lado el asistente no pactista.

Se habló de las perras recibidas y donadas por la gente, y de los microcréditos, y el entusiasmo se desbordó cuando se informo que después de todos los gastos habían sobrado unos trescientos y pico euros. “¡Como en el Partido Popular, que se dedican a robar!” exclamó otro asistente. Todas las cuentas se publicaran en breve en la web de Las palmas de Gran Canaria PUEDE. A la hora de la votación si se aprobaba abrir negociaciones con PSOE y NC para conformar un gobierno para el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, de los trescientos asistentes sólo cuatro votaron en contra. Le pregunté luego a uno de ellos, el pactista, porque había votado al final en contra, si su compañero con el argumento de cerrar el paso a Cardona parece que le había convencido. Me contesto lacónico: “Es para que hayan algunos votos en contra, que luego nos acusan de aprobar todo a la búlgara”. Sentido del humor sí que había anoche en la Escuela de Magisterio. Y mucha ilusión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha