eldiario.es

Menú

Moción de censura: ¿Cuándo conviene al Gobierno o cuando decide la oposición?

- PUBLICIDAD -

Si el legislador hubiera querido que solo se presentaran las mociones de censura que pudieran ganarse, habría dicho que tenían que firmar 176 diputados para aceptarlas a trámite. Como el Reglamento del Congreso dice que bastan 35 firmas, presentarla es plenamente legal y legítimo, por mucho que el Tripartito que apoya al Gobierno se haya puesto de los nervios.

“Si quieren hacer política, preséntense a las elecciones”, les dijeron los políticos sistémicos a los “Indignados”. Ahora que los herederos del 15M están en el Parlamento les piden que no hagan oposición porque no les conviene a ellos… Hace bien Podemos en ejercer la oposición ante las continuas entradas en prisión de altos dirigentes del PP. Si el PSOE de la Gestora y Susana prefiere no hacer oposición y seguir apoyando a un partido corrupto, es lógico que el tercer partido de la Cámara tome la iniciativa: que la Gestora vote “NO” pondrá a cada uno en su lugar, especialmente a los susanistas que acaban de declarar que están más cerca del PP que de Podemos y que su adversario es el PP, pero su enemigo es Podemos. Bueno es que envíen mensajes claros a los votantes y que cada uno sepa lo que vota; de ahora en adelante sabremos que votar a Susana Díaz es votar al PP.

Antonio Hernando, que vale tanto para un “NO” como para una abstención” o un “SÍ” a la continuidad del régimen corrupto de Rajoy, hace gala de toda su hipocresía al acusar a Podemos de ir de “mala fe”. ¿Acaso en el tablero de la política, como en el del ajedrez, uno mueve sus fichas de “buena fe”, o esperando alcanzar el máximo beneficio de su jugada? Una moción de censura no se pone de “buen rollito” y cuando le venga bien a los partidos que apoyan al gobierno, sino cuando más se puede puede dejar en evidencia al gobierno y sus apoyos. Y haría bien Podemos en presentar la moción firmada solo por 35 diputados para reservarse la posiblidad de presentar una segunda moción más adelante. Pablo Iglesias, que no es un santo aunque Rajoy sí sea un villano, hace bien en aprovechar la debilidad del PP para poner en evidencia su fragilidad y en utilizar el momento en que el PSOE elige Secretario General, para que sus militantes sepan a quien eligen. Si quieren seguir apoyando a los corruptos, sin duda deben votar a los del “100% PSOE”…Hay que ser muy hipócrita para no reconocer que el objetivo de todos los partidos es ganar las elecciones para poder gobernar y aplicar su programa. Lógicamente su estrategia girará en torno a este objetivo. ¿Acaso el PSOE no pretende que los que votaron Podemos o C´s en las dos últimas elecciones vuelvan a votarle? Esto es tan legítimo como el intento de Podemos de convencer a los votantes del PSOE de votar a Podemos y ocupar su espacio político: SE LLAMA “ELECCIONES LIBRES”. Menos lobos, Caperucita, que el voto no es de nadie más que de cada ciudadano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha