eldiario.es

Menú

Participación ciudadana, adoctrinamiento y arte de la guerra

- PUBLICIDAD -

Este viernes participé en las excelentes Jornadas de Arte y Participación Ciudadana que ha diseñado el colectivo artístico PSJM y que tan contestadas han sido por Don Felipe Afonso El Jaber en nombre del PP, tachándolas de “adoctrinamiento infantil”. Curioso lenguaje, cuando tengo grabada la imagen de una niña de siete u ocho años, durante una ocupación del Parque de San Telmo por una feria militar hace un par de años, bajo gobierno Popular, en la que la niña sostenía un cetme mientras un militar la rodeaba con sus brazos instruyéndola en el “noble arte de la guerra y el uso de armas”; tal vez para los patriotas eso no es “adoctrinar”… Altísimo y cercano el nivel de los dos ponentes que nos ilustraron sobre experiencias participativas en Barcelona y Madrid. En Canarias seguimos viviendo en “Una Era Menos”. Brillante el filósofo Jordi Claramonte cuando dijo que “la participación ciudadana apesta y debe ser cambiada por el concepto de Autonomía”.

Sólo fue una lástima el nivel de los responsables de Participación Ciudadana en Cabildo y Ayuntamiento, Don Juan Manuel Brito y Don Sergio Millares. Nos mostraron en cinco minutos cómo Podemos transmutar un activista social en un político apoltronado en 10 meses. Autosituándose del lado de la gestión política y renunciando a “gobernar escuchando y obedeciendo”, refugiándose detrás del burocratismo en el mejor estilo Popular. La falta de Participación en ambas Administraciones fue denunciada desde el público asistente, que recordó que las dos acciones más participativas habían sido un irrelevante referéndum para un cambio de nombre en Juan Rejón, que por cierto no se ha llevado a cabo, y un oscurantista empeño en ocultar la matanza de cabras, hecha sin Transparencia ni Participación y contra las firmas de más de 21.000 ciudadanos.

Brilla por su ausencia la opinión de la ciudadanía en el diseño y gestión del último gran espacio libre del centro de la ciudad, el Istmo de Santa Catalina, definido por los políticos del Tripartito como “La Joya de la Corona”. Allí se está imponiendo un modelo que es el mismo y peor que el del PP: Un monstruoso búnker de cemento que servirá para tapar el mar y encerrar un zoológico marino, un parking de superficie donde escasea la superficie y un taller de reparaciones navales con naves de más de 20 metros de altura. ¿Era eso lo que queríamos para lo que debería ser un espacio abierto y emblemático que pusiera en relación la Playa, la ciudad y el Puerto? 

Con todo, el colmo fue cuando el concejal de Participación intentó colgarse la medalla de haber promovido la asamblea ciudadana que, según él, logró paralizar la Incineradora de Biomasa a la que el Concejal de Urbanismo había dado luz verde. Yo mismo tuve que recordarle que el informe de Sanidad Exterior, dependiente de la Consejería que preside un socialista compañero de partido del alcalde, estaba a disposición de las administraciones públicas desde julio, cinco meses antes de esa primera acción del Ayuntamiento. Y sobre todo que la inacción del gobierno municipal no hubiera dejado de ser tal si un grupo de ciudadanos independientes no hubiéramos filtrado el documento y propiciado una ardua campaña de concienciación y movilización en los medios. La maquinaria institucional funciona siempre tarde y mal: como con el PP. Si Don Javier Doreste tenía el informe oficial de Sanidad y a pesar de eso otorgó la licencia y calló, limitándose como ha reivindicado varias veces a “aplicar las ordenanzas”, malo. Pero si no se preocupó de tenerlo y actuó como un simple burócrata, favoreciendo el interés de ENCE y sin preguntarse sobre las repercusiones para la salud de los vecinos de La Isleta y de todo el municipio, peor. 

No contento con desinformar, el concejal del Istmo pretendió volver a tomar la palabra en lo que hubiera sido una paradoja: que en el único acto de Participación Ciudadana que ha organizado el Cabildo, la última palabra la tuviera un miembro del gobierno para callar a un ciudadano independiente. La oportuna intervención de los organizadores impidió tal desatino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha