eldiario.es

Menú

Un año cojonudo

- PUBLICIDAD -

Por el norte resucitó Álvarez Cascos vestido de don Pelayo, para reconquistar Asturias. Por el sur nos regresa Bravo de Laguna para salvar al PP cuya dirección abandonó tras una digna dimisión, pero lo dejó, ya sabemos, en manos de Soria y por eso tiene que regresar. Por el oeste José Miguel Suárez Gil, el más fantástico creador de empresas fantasmas que ha parido Bananaria fue trincado con la Smith and Wesson cargada de balas cual Pedro Navaja dispuesto a fundar la más vergonzante empresa en el despacho de su casa?

Se me acabó el párrafo anterior sin espacio para hablar del sótano, desde el cráter del volcán salieron cartas anónimas, espías muertos y delincuentes de cuello blanco dispuestos a montar una conspiración para chantajear al juez Parramón. Y hablando de jueces los del Supremo nos regalaron a los grancanarios una sentencia que pretende la demolición de la Biblioteca Pública porque se construyó de forma ilegal durante el mandatado de? ¿cómo se llamaba ese que manda en el PP canario tras la dimisión de Bravo de Laguna?

Todo esto pasó en la primera semana de este año mientras este servidor de ustedes se encontraba de vacaciones. ¿Por dónde empiezo? A mí la reaparición de Cascos el primer día del año me encantó. El bravucón de la clase con rostro de militante ofendido que pretende tirarle de la orejita a Rajoy. Y Mariano crecido con sus encuestas que se atrevió tarde y mal a soltar lastre del aznarismo, perder Asturias para ganar España, la historia de don Pelayo al revés. En las islas el regreso de Bravo de Laguna es uno de los misterios del PP canario. ¿Imposición de Madrid o PP Manolo padece un ataque de sentido común que le lleva, por primera vez en su larguísima trayectoria política, a poner los intereses del PP por encima de sus intereses personales? Mariano ha visto en Canarias lo contrario de lo que ve en Asturias: cualquier tiempo pasado fue mejor.

Lo del presunto intento de asesinato de la abogada Josefina Navarrete por parte de su todavía marido José Miguel Suárez Gil es un tema delicado. El hombre que tendió tantas trampas fue cazado en una trampa mortal. Pasaré de ese personaje cuyas maldades nos han resumido estos días sus antiguos hagiógrafos. Sí quiero destacar las declaraciones a los periodistas de la abogada Josefina Navarrete a la salida del juzgado porque son dignas de un aplauso general. La mujer que se reconoce privilegiada por su situación social y por el valor de su amiga, la víctima de la violencia machista que se preocupa de aconsejar a todas las mujeres del peligro que está a la salida de la madriguera de cualquier zorro vestido de cordero.

Y este 2011 empieza fuerte en los tribunales. Los señores del Supremo que quieren tumbarnos la Biblioteca Pública. Fíjate tú, por una obra buena que podía habernos dejado en herencia la nefasta alcaldía de PP Manolo. Resulta que descubren que también aquí hizo trampas. Sin necesidad ninguna, con un gobierno del Estado y un cabildo de su mismo color político, con una ciudad llena de espacios libres para urbanizar. Pero él tenía que dejar su imborrable huella y pasó de los informes técnicos y de las protestas de los vecinos. Su enésima alcaldada nos costará una millonada que, para variar, pagaremos todos nosotros. También hay que decir que los altos jueces vuelven a lucirse: ahí siguen los hoteles ilegales sin tumbarse, parece que las bibliotecas son más peligrosas.

Por si había poca emoción con lo contado, la noticia de las cartas anónimas y las grabaciones al juez Parramón durante la investigación del caso eólico podrían servirle a John le Carré para escribir una novela, pero a nosotros nos sirve para comprobar que detrás del frustrado pelotazo eólico hay más mierda de la que pensábamos. Otro dato que nos debe llevar a la reflexión es que cuando hablamos de bibliotecas ilegales, espionaje a jueces, crimen machista frustrado o pelotazo eólico se nos repiten algunos apellidos, por mucho que pretendamos olvidarnos de ellos. Tendremos tiempo para hablar de todos estos asuntos más despacito. Todavía estamos empezando la segunda semana de 2011. Todo hace sospechar que será un año cojonudo.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha