eldiario.es

Menú

La equivocación del Rey

- PUBLICIDAD -

Pero lo primero que dijo Juan Carlos Borbón, antes de pedir disculpas, fue que "estoy deseando retomar mis obligaciones", en un claro mensaje que no tiene la más mínima intención de plantearse la abdicación. Desde la Zarzuela se han dedicado estos días a indicar que todavía incluso existen lagunas legales para cómo hacer la retirada del Rey a favor del Príncipe. Aunque parezca mentira, 33 años después de aprobada la Carta Magna de diciembre de 1978 no se sabe cómo solucionar la abdicación, ni la renuncia, porque el artículo 55.5 de la Constitución dice que "se resolverán por una ley orgánica", pero lo cierto es que tal Ley no existe todavía. En realidad sobre las disculpas del Rey hay ahora una fuerte polémica, y uno de los periodistas más serios, rigurosos, y además bien informado de la derecha monárquica y conocedor del entorno de la Casa Real, José Antonio Zarzalejos, afirma que sus consejeros de la Zarzuela le hicieron ver que, o pedía disculpas, o "la Monarquía corría, esta vez sí, un serio peligro". Para el exdirector de "ABC", "la Operación Don Felipe se ha puesto en marcha", y debe ir adquiriendo velocidad".

Como verán, me he pasado escribiendo en plan serio y tal, porque estas cosas hay que tomárselas, lo siento por los políticos, al cachondeo puro y duro, porque para que "ellos" nos tomen el pelo a los currantes y pensionistas de a pie, en mi caso soy partidario de "cortarles la coleta". A los políticos y representantes institucionales, vé mería, caña por soleares, y me excuso por ser una expresión un poco españolista. En plan más lúdico y bullicioso, la verdad es que esto de la cacería de elefantes de J.C. Borbón Borbón se las trae en lata, y no saben las cantidad de chistes que me ha llegado incluso por las redes sociales y hasta socialistas.

¿Qué hacer? O ir por los derroteros del dilentantismo más abrupto, igual más o menos que los mercados financieros salvajes y pasar de Rajoy y Soria como si no existieran, o ponernos serios y trascendentes. Ya no sabe uno si recordar que J.C. Borbón es un producto del General Dictador y asesino, Francisco Franco, o de de pasar un poco de todo y decirles que tal y cómo está la cosa lo mejor es dedicarse esta semana a ver las andanzas del Real Madrid y Barcelona, que para eso nos quieren entretener. Pero creo con sinceridad que hay que tratar de organizar, ayudar a preparar un poco un plan huelguístico y tal, la próxima convocatoria de paralización general, que puede ser muy bonita y a ver si alcanzamos los cien mil manifestantes y un alto grado de brazos parados, aunque soy consciente que con esto de la reforma laboral los currantes tienen un poco de miedo a la hora de la huelga, y con toda la razón, de enfrentarse a los patronos que están dispuestos a llevarnos al siglo XVI, o incluso un poco más atrás, cuando Pedro de Vera vino por estos lares asesinando a los guanches moderados o incluso años más tarde a los "alzados, más revolucionarios y contestones, y tal". De momento lo dejo para que no se me enfaden muchos lectores que apenas son indulgentes. Piensen en el Rey, y en todas sus contradicciones, y elefantes asesinados. Pero ahora mismo estoy pensando en los co-pagos incluso de fármacos para ancianos que apenas tienen para comer, y para los parados que bastante tienen con hacer cuentas para tratar de hacer frente a una hipoteca incluso después de haber entregado la casa de sus sueños. El sueño americano. Y el del Partido Popular. Ya hablaremos y nos leeremos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha