eldiario.es

Menú

Ni experimentos ni más de lo mismo

Nadie puede estar satisfecho con la situación de Canarias, aunque los que tienen responsabilidades directas en la misma, como CC, pretendan hacernos mirar solo 'de aquí en adelante'

- PUBLICIDAD -

Nadie puede estar satisfecho con la situación de Canarias, aunque los que tienen responsabilidades directas en la misma, como CC, pretendan hacernos mirar solo de aquí en adelante para eludir sus responsabilidades, compartidas por sus socios de gobierno en las dos últimas legislaturas, PP y PSOE.

El momento es especialmente crítico. Lo sufren los desempleados de todas las edades. Los jóvenes sin trabajo y sin suficiente oferta educativa, especialmente en Formación Profesional. Las personas mayores que, con su pensión, están sacando adelante a sus hijos y nietos. Los usuarios de unos servicios públicos descapitalizados, con menos personal y medios; con una sanidad y educación que sostienen sus abnegados profesionales.

Si no se producen auténticos cambios se cronificará la quiebra social. Si se sigue con las mismas políticas se reproducirán las largas listas de espera y los colapsos en las urgencias. Las cifras de paro se mantendrán a la cabeza de las comunidades autónomas y de Europa, mientras seremos líderes en bajos salarios y pensiones, así como en abandono escolar temprano o niveles de formación de nuestra gente. La pobreza, la exclusión social y los desahucios continuarán estando muy presentes.

No a la resignación

No podemos resignarnos a esa situación. Y, para ello, es preciso modificar sustancialmente las polias seguirán igual en el próximidificar sustancialmente las polhacernos mirar solo de aquñi en adelanteíticas económicas, fortalecer los servicios públicos y mejorar la calidad democrática de nuestras Islas. E impulsar una ambiciosa y unitaria agenda en las relaciones con el Estado que posibilite abordar nuestros grandes problemas, desde el diálogo y la reivindicación firme de un justo trato, especialmente en asuntos como la financiación autonómica, Presupuestos Generales del Estado o el REF económico, permanentemente incumplido.

Frente a la realidad social y económica de Canarias no valen experimentos. Ni propuestas importadas que desconocen por completo a nuestra comunidad, con centros de toma de decisiones ubicados en Madrid y en Barcelona. Tampoco vale la mascarada de quienes, CC Y PP, con sus políticas de recortes en lo público, de eliminación de cientos de millones de euros de la educación o la sanidad, de reducción absoluta de las inversiones, ahora aparecen como solución salvadora de los problemas que ellos mismos crearon o acentuaron gravemente. Sin siquiera realizar la menor autocrítica.

Nueva Canarias se presenta con la voluntad de cambio. Y sin esconder lo que hemos hecho en nuestra trayectoria política las personas y organizaciones que concurrimos a estos comicios en su Frente Amplio. No participaremos en gobiernos continuistas. Esta tierra no se merece más de lo mismo.

No realizamos, como otros, promesas medioambientales que sólo aguanta el papel al tiempo que dan barra libre a la ocupación territorial. La defensa del territorio y el medio forman parte de nuestra práctica cotidiana. La de los que logramos sacar adelante una ley para proteger definitivamente Veneguera. La de los que somos referencia del desarrollo sostenible, del impulso a las energías renovables y el rechazo a las energías f, amplia, abierta, amplia PROPIAdamentadsas contra los desahucios.eza n por completo nuestra Comunidadósiles.

La práctica palpable de los que impulsamos las directrices de ordenación general y del turismo para conjugar inteligentemente desarrollo turístico, generación de empleo y respeto a nuestro territorio. La de los que ayer y hoy planteamos límites cuantitativos y cualitativos al crecimiento de la planta alojativa y proponemos medidas para la renovación de las ciudades turísticas.

Nuestro compromiso con lo público no es sobrevenido en etapa electoral. Lo llevamos desarrollando en las distintas instancias institucionales. Con una ardua y continua defensa de la educación, la sanidad o la adecuada aplicación de la ley de la dependencia, esta última iniciada a principios de siglo con los planes sectoriales (entre ellos el sociosanitario y el de discapacidad) antes de que fuera aprobada la normativa estatal. Apoyando la Ley Canaria de Educación que hoy algunos quieren desdibujar y convertir en papel mojado.

Nuestra visión de la economía y la fiscalidad no nace ahora. Desde el inicio de la crisis hemos denunciado la falta de control sobre las instituciones financieras y demandado políticas anticíclicas frente al austericidio que causaba más paro y pobreza, destruyendo empresas, multiplicando los desahucios. Insistiendo en fomentar las inversiones públicas y dotar mejor a las administraciones, persiguiendo el fraude y con una fiscalidad progresiva que no cargue, como ahora ocurre, el mayor peso en trabajadores, clases medias y pymes. Fuimos los primeros en presentar un detallado Plan Contra la Pobreza en el Parlamento canario, rechazado por el resto de grupos de la Cámara. Así como en plantear iniciativas fundamentadas y viables contra los desahucios.

Consultas ciudadanas

Nuestro compromiso con una mayor calidad democrática ha estado presente cuando, en solitario, hemos defendido en el Parlamento canario una reforma electoral que el resto de los grupos ha boicoteado, impidiendo incluso su debate; exigiendo, además, un Estatuto elaborado desde la participación social y el consenso político. Cuando planteamos en nuestro programa instituciones transparentes, el endurecimiento de las incompatibilidades, la prohibición de las puertas giratorias y una normativa que posibilite las consultas ciudadanas.

El 24M tenemos una gran oportunidad para que Canarias dé un giro a sus insatisfactorias circunstancias y comience a abordar transformaciones imprescindibles para que nuestros jóvenes y mayores tengan presente y futuro. Y ello no se consigue ni con propuestas externas que no van más allá de la mera ilusión y el marketing sin concreción ni compromiso, ni tampoco con las agotadas recetas de los que han demostrado reiteradamente cómo llevarnos a una situación insostenible y terriblemente injusta, que pretenden prolongar.

Ni resignación. Ni experimentos. Ni más de lo mismo. Es la hora de cambiar Canarias desde una visión desde aquí, propia, unitaria, abierta, fundamentada, amplia y comprometida con el conjunto de la sociedad canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha