eldiario.es

Menú

Una feria de esperanza

La World Travel Market ha sido mi primera feria turística como presidente del Cabildo de Gran Canaria. No había estado nunca y me llegué a cuestionar incluso si era necesaria mi presencia en Londres en su inauguración. Ha sido una experiencia positiva

- PUBLICIDAD -

La World Travel Market ha sido mi primera feria turística como presidente del Cabildo de Gran Canaria. No había estado nunca y me llegué a cuestionar incluso si era necesaria mi presencia en Londres en su inauguración. Ha sido una experiencia positiva. Me ha permitido conocer más en profundidad al mundo del turismo y a su gente. Me ha permitido estar, apoyar, animar e incentivar a los que pelean cada día para sostener un sector fundamental para nuestra economía. El objetivo de esta presencia en la feria turística más importante del mundo, que se celebra en el tercer mercado en importancia para Gran Canaria tras el nórdico y el británico, era potenciar la imagen de Gran Canaria en el Reino Unido y que siga aumentando el número de turistas, y no solo británicos, también de otros lugares del mundo, ya que en la feria londinense se dan cita operadores de diversos mercados cuya presencia se hace imprescindible para cerrar acuerdos.

Los datos apuntan que el turismo británico va a crecer un 7 por ciento en 2015 hasta lograr alcanzar la cifra de 600.000 visitantes al cerrar el año. Tras el importante descenso registrado en los últimos años, la línea ha sido ascendente, en 2014 Gran Canaria ya contabilizó 561.000 británicos, lo que supuso un incremento superior al 7 por ciento también. El mercado británico es muy interesante para Gran Canaria, ya que supone casi el 19 por ciento de la recepción global de turistas y máxime en la coyuntura económica actual del Reino Unido, con más de 64 millones de habitantes y un incremento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 2,6 por ciento en 2014 y del 2,9 hasta la mitad de 2015, lo que se suma a la fuerza de la libra, que permite abaratar las vacaciones en el extranjero a los británicos.

Para lograr sus objetivos, el Patronato de Turismo programó una intensa agenda de encuentros de más de una treintena de reuniones con turoperadores así como con diversas aerolíneas para incrementar las conexiones aéreas. Lo hicimos todo en el espacio de Gran Canaria en el Pabellón de Canarias, que lució un magnifico diseño y respetó el equilibrio entre las islas. Se realizaron encuentros con Budget Travel, Sunway, Low Cost, Classic Collection, Norwegian Air, Barrhead Travel, Monarch y tantos otros. Cada media hora se mantenía una reunión en sesiones maratonianas. Sin duda, las más significativas eran con los operadores, ya que copan el 70 por ciento del mercado. El turismo británico prefiere contratar sus vacaciones a través de esta vía y es TUI el que abarca el 30 por ciento de la compra de paquetes. Entre las aerolíneas, Norwegian gana cada día más enteros por su cada vez más estrecha relación con Gran Canaria, tanto desde Península como desde otros puntos, por ejemplo, Gatchwick, aeropuerto con el que ha comprometido una nueva conexión. La división de TUI en el Reino Unido ha mostrado en la Feria de Turismo de Londres su creciente interés por Gran Canaria y anunció a la delegación del Cabildo de Gran Canaria que prevé incrementar su volumen de reserva de plazas aéreas un 19 por ciento en el plazo de un año, de manera que en octubre de 2016 asciendan a 230.000 asientos. De hecho, solo en el invierno el incremento es del 13 por ciento. El turoperador más importante del Reino Unido explicó que para la temporada de verano ya puede adelantar que prevé un crecimiento en el número de clientes del 5 por ciento, con el traslado de 100.000 turistas británicos a Gran Canaria, lo que apunta unas perspectivas extraordinarias.

También Jet2, un operador que ha irrumpido con fuerza y constancia en el mercado británico hasta pisarle los talones a Thomas Cook, aún segundo operador en importancia tras TUI, incrementará su capacidad un 42 por ciento para el verano. Ya ha contratado plazas en 65 establecimientos hoteleros de Gran Canaria y su gráfico de reservas desde enero es elocuente. Trabaja con 5.000 agencias de viaje en el Reino Unido y vende por los canales convencionales el 35 por ciento de sus paquetes, mientras el 45 por ciento lo comercializa por Internet y el 20 por ciento restante a través de su central de llamadas. Se caracteriza por realizar fuertes y originales campañas para promocionar Gran Canaria, algo en lo que incidirá de cara el verano, la temporada en la que la Isla tiene aún margen de crecimiento. También Thomas Cook manifestó su intención de desviar a Gran Canaria sus clientes de Túnez hacia la Isla por la situación en este país.

Aunque el mercado británico centró las negociaciones, los operadores que confluyeron en Londres no solo trabajan con el Reino Unido, como es el caso de EasyJet, que informó de que operará con Gran Canaria desde sus nuevas bases en Venecia y Lyon, dos puntos interesantes para Gran Canaria porque están situados en sus mercados emergentes, lo que contribuye a la diversificación de los emisores de turistas a la Isla y que la industria no dependa de ninguna coyuntura específica. El Patronato de Turismo organiza con los operadoras distintas acciones promocionales para animar a la potenciación del destino durante todo el año: viajes familiares, encuentros internacionales, etc.

Gran Canaria está conectada con el Reino Unido a través de una veintena de aeropuertos y la reserva de plazas aéreas del Reino Unido a Gran Canaria para la temporada de invierno ha subido un 24,6 por ciento, lo que confirma la bonanza del mercado británico en la Isla.

El balance del transcurso de la World Travel Market constata la consolidación del turismo en Gran Canaria. Está todo repleto y se prevé el mismo lleno para el próximo año. Es muy difícil reservar una cama en la Isla, lo que nos debe hacer reflexionar sobre la necesidad de poner en marcha los mecanismos necesarios para resolver la posibilidad que tiene Gran Canaria de acoger nuevas camas turísticas y atender así su perspectiva de crecimiento, ya que solo el mercado británico revela un interés que le hace pasar de 200.000 plazas aéreas a 280.000 en verano. Se trata de lo que siempre hemos defendido, no podemos ni debemos clasificar más suelo, sería temerario, pero sí acudir a la posibilidad de que el suelo ya calificado para suelo turístico se pueda utilizar. Que se renueve la planta alojativa. Que se recuperen centros obsoletos. Que se reconviertan las instalaciones. Que se apruebe el reglamento de la Ley de Renovación Turística, y más tras la última sentencia del Tribunal Supremo, ya que muchos promotores se encuentran con dificultades para acometer las propuestas de modernización de sus instalaciones porque no les acompaña ningún marco legal.

Además de estos encuentros de trabajo intensos, la feria sirvió para más. El Cabildo de Gran Canaria y los empresarios turísticos acordamos trabajar de la mano por la Isla. En compañía de Inés Jiménez y los responsables del Patronato, me reuní con los representantes del sector y estuvimos de acuerdo en poner en marcha una mesa de trabajo para repasar los problemas del turismo en Gran Canaria y las soluciones que demanda. Tenemos que trabajar unidos y debemos hacer posible la acción política con la suma de esfuerzos entre la iniciativa privada y la pública. Con los presidentes de la patronal y la sectorial turística, Agustín Manrique de Lara y Fernando Fraile, y una veintena de representantes empresariales, repasamos los asuntos que más preocupan al sector en un encuentro que también contó con el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, y la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, con la que pactamos también su presencia en el futuro Consorcio Turístico del Sur. La sesión de trabajo sirvió para afrontar la diversidad de retos ante los que tenemos que unir esfuerzos. Desde afrontar el impacto del cambio climático –con unos alisios que se desvían hacia el este con importantes afecciones en el clima-, al trabajo en mercados emergentes, el desarrollo del turismo de calidad, medioambiental, cultural o arqueológico, sanitario, gastronómico, activo, etc, la formación profesional, la conectividad, el Plan General, etc.

Tiempos de bonanza turística que no nos puede hacer dormir en los laureles. Que nos debe obligar a apostar por un modelo integrador. Que defienda un modelo sostenible en lo social y en lo económico. Que cree más empleo. Que apueste por las energías limpias. Por el tratamiento limpio de los residuos, por la arquitectura bioclimática, por la movilidad sostenible, por la recuperación del paisaje, por la innovación y la incorporación de las nuevas tecnologías… No se trata solo de recurrir al sol y la playa de los que tan generosamente disfrutamos. No se trata solo de ampararnos en las seguridades que nos procuran nuestra situación geográfica y nuestra estabilidad política. Tenemos la obligación de ir más allá y estamos en condiciones de hacerlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha