eldiario.es

Menú

¿Todos los políticos son iguales?

- PUBLICIDAD -

A partir de ahí, la discusión se puso peluda y andan los dos partidos contando quien ha incumplido más veces. Hasta llegar, en el último conteo de que tengo noticia, a que el PP gana al PSOE por un tanteo de 35 a 20 trasgresiones. Nos están jeringando hasta el sentido de los marcadores deportivos, pues ocurre, en este caso, que pierde quien mete más goles. Me pregunto qué confianza puede tener el ciudadanaje en que ambas partes piensen cumplir los pactos que algunos proponen en materia económica y educativa; o de reestructuración de la Justicia y tantísimos asuntos pendientes. Si es que llegan a ponerse de acuerdo, que esa es otra.

El desprestigio de la política tiene mucho que ver con estas actitudes y lo acentúa la situación de crisis que el PP utiliza de arma arrojadiza con la constante descalificación de cualquier iniciativa del Gobierno, sea la que sea, por temor a que alguna le funcione, con lo que mete en el mismo saco las majaderías efectistas, que las ha habido, y los esfuerzos gubernamentales por asegurar una cobertura mínima a los más débiles. El PP no diferencia y abona, mano a mano con el PSOE, la idea de que, al final, todos los políticos son iguales.

Pero, volviendo a la disputa de los incumplimientos del pacto antitransfuguismo, diréles que no me sorprenden los del PP, que, al fin y al cabo, aplica los esquemas de la derecha rancia, la de toda la vida; y lamento que el PSOE entre en ese juego con el y tú más. Lo que haga el PP no legitima a los psocialistas para hacer lo mismo. No les justifica que hayan incumplido los pactos con menor frecuencia que sus rivales porque eso sólo indica que han tenido menos ocasiones de ponerse el pacto por montera. No dejan a los ciudadanos margen de referencia para discernir lo correcto de lo que no lo es tanto.

En este orden de cosas, el bloqueo del PSC a la candidatura de Eligio Hernández para Defensor del Pueblo resulta significativo. Me parece bien que los psocialistas prefieran a otra persona en ese puesto, la propongan y la promuevan. Sin embargo, no es de recibo que aleguen, como motivo de rechazo, lo felices que su nombramiento haría felices a PP y CC. No creo que el talante de Eligio y su manera de ver las cosas, incluso en el caso de divergencias con la dirección psocialista, sean motivos suficiente para que lo rechacen no en función de que pueda haber mejores opciones o de una estrategia política determinada, sino presentándolo poco menos que como traidor después de tantos años de militancia psocialista en los que, como es bien sabido, ha soportado carros y carretones. Creo que se ha actuado contra él por sectarismo puro y duro, lo que sólo se entiende, miren por dónde, en la misma línea "filosófica" que lleva a discutir quien ha incumplido más el pacto antitransfuguismo; a la que también responde, dicho sea de paso y antes de que me olvide, el conteo de quien tiene mayor número de imputados por presuntas y no tan presuntas corruptelas.

Y acabo con la leche. Los ganaderos grancanarios, las industrias y la Consejería de Agricultura dicen haber llegado a acuerdos satisfactorios.

Una buena noticia, desde luego. Aunque, qué quieren, prefiero esperar a que todos cumplan lo acordado, es decir, a comprobar si la buena voluntad mostrada es algo más que un simple recurso puntual para superar el conflicto con la reserva mental de que ya vendrá, ya, el tío Paco con las rebajas. Hay que alegrarse, por supuesto, aunque no sería la primera vez que se firma lo que acaba siendo, por último, papel mojado. Es aconsejable no cerrar la ventana, por decirlo en el lenguaje de los endemoniados

sistemas operativos de los ordenadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha