eldiario.es

Menú

Un proyecto de isla

- PUBLICIDAD -

En este momento, Gran Canaria cuenta con un modelo y un proyecto de Isla como no lo ha tenido desde hace muchas décadas. Tener un modelo es imprescindible para aprovechar todas las iniciativas que brotan en un momento de superación de la gravísima recesión que hemos vivido y así ganar la próxima década. Y conocer y difundir este proyecto es necesario para que la ciudadanía lo tenga como referencia. Defendemos un modelo de progreso integrador dirigido a conseguir un desarrollo social y económico sostenible. Defendemos una propuesta de ECOISLA que tiene que vertebrarse necesariamente sobre las personas, el territorio y el medio natural para alcanzar niveles de cohesión social y avances económicos que nos permitan vivir mejor sin hipotecar a las futuras generaciones de grancanarios. Hay un proyecto. Una estrategia de transcendencia. De futuro. De cambio de modelo. Y sentimos que ha calado. Que está dando resultados. Que está respaldado por la sociedad civil. Que la ciudadanía percibe que hay un objetivo claro. Que perseguimos una meta, un mejor futuro.

Gran Canaria vive un proceso de transformación, de modernización y de progreso. Y nos sentimos orgullosos de concitar el apoyo de la gran mayoría de los ayuntamientos, de organizaciones sociales y empresariales… Y lo hacemos desde planteamientos rigurosos, honestos y honrados, frente a la podredumbre de la corrupción que se ha instalado en una parte de la política y las instituciones. Nuestro proyecto de trabajo lo sustentamos en objetivos fundamentales, a los que aludimos constantemente. Es nuestro vademécum. Las líneas maestras de este proyecto de Isla, de ilusiones, de validación del apoyo popular, de objetivos comunes, de futuro, de posicionar a Gran Canaria a la vanguardia del progreso, se sustentan en: luchar contra la pobreza y la desigualdad y por el empleo para acercar al mundo del trabajo a los hombres y mujeres de esta isla; rescatar y potenciar el sector primario para alcanzar mayores cotas de soberanía alimentaria; apostar decididamente por las energías renovables para avanzar en la soberanía energética de Gran Canaria; apoyar a la Innovación, la Investigación, el Desarrollo y la sociedad del conocimiento para mejorar todos nuestros sectores productivos; poner en marcha políticas públicas orientadas a la mejora de la competitividad, diversificación e internacionalización de la economía productiva de Gran Canaria (impulsando la economía digital y el proyecto de isla inteligente, apostando por el sector audiovisual -cine, tv, animación, contenidos digitales-, desarrollando todo el potencial que tiene la isla en actividades ligadas a la economía azul -biotecnología y cultivos marinos, servicios off-shore…-, apoyando y atrayendo a emprendedores a nuevos sectores productivos, potenciando la industria y el comercio, abriendo nuevas vías alternativas y complementarias al turismo de sol y playa…); poner en marcha planes de inversión que dinamicen la economía y el empleo y garanticen una mayor implicación del Cabildo con el turismo como sector estratégico fundamental en nuestra economía y con las mejoras de las infraestructuras y equipamientos de la Isla en transportes, aguas, carreteras, etc; defender un concepto integrador de desarrollo ecosocial sostenible; asumir que la cultura y el deporte deben ser elementos fundamentales para la integración comunitaria…

Durante estos dos últimos años hemos trabajado para sentar las bases de este modelo en el que creemos firmemente. Para desarrollar un proyecto de trabajo con el que nos comprometimos. Y los resultados nos avalan. Los datos son incuestionables y la economía de la isla avanza en positivo de la mano de la conjunción de esfuerzos de la iniciativa pública y la iniciativa privada. De las administraciones y de la sociedad civil.

La prioridad de nuestra acción de gobierno es la generación de empleo y la mejora de la cohesión social en nuestra isla. Para conseguir este objetivo, sabiendo que básicamente es una competencia del Gobierno canario, pero que es un drama en el que debemos cooperar todas las administraciones, hemos tomado tres decisiones principales: a.- Una política presupuestaria de crecimiento que ha incrementado el presupuesto consolidado desde 2015 hasta hoy en 110 millones de euros, lo que supone un aumento de inversiones y gastos del 18’5 %. Esta es una decisión política que pone en circulación recursos para aumentar la inversión, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas y el gasto social que es el que más redistribuye la riqueza. Y se hace además reduciendo la deuda de la institución. b.- En segundo lugar, estamos desarrollando el Plan Integral de Empleo de Gran Canaria que a través de siete ejes estratégicos desarrolla acciones eficientes como el plan de garantía juvenil, las lanzaderas de empleo, el desarrollo de yacimientos de empleo en colaboración con la ULPGC, el programa Gran Canaria emplea-habilidad y contratación al que en colaboración con los 21 municipios dedica 11.596.000 euros en cada presupuesto. Y además acciones para la orientación laboral, la formación para el empleo, la emprendeduría… El Cabildo de Gran Canaria dinamiza el empleo en colaboración con los agentes sociales y las administraciones locales. c.- Y la tercera gran actuación para este objetivo es el Plan Gran Canaria Transforma: una inversión de 244 millones de euros, acción de un volumen no realizado jamás en el Cabildo y que tendrá continuidad en 2018 y 2019. Un revulsivo extraordinario para la economía insular que se suma a lo conseguido en la negociación de NC a los presupuestos del Estado que ha hecho posible más de 60 millones de euros de inversiones directas para la isla, algunas de ellas dirigidas directamente por el Cabildo como las que tienen que ver con el desarrollo de la Economía Azul o la Agenda Digital.

Hoy Gran Canaria está mejor que hace dos años. En este avance, el Cabildo tiene un protagonismo indudable. No solo por su acción inversora o de ejecución del gasto, sino fundamentalmente porque lidera, defiende, trabaja y une. Se puede gobernar aplaudiendo o acompañando lo que otras fuerzas sociales, económicas o políticas deciden fuera de esta institución. Ese no es el caso de mi gobierno. Este Cabildo, con mayoría de progreso, tiene un proyecto propio y con visión de futuro, alternativo al de tirar para adelante -sin más objetivos estratégicos- que se ha ejecutado en la mayoría de los mandatos anteriores. Sintonizamos con lo que el tiempo y la ciudadanía reclaman. Damos prioridad a los objetivos sociales, a la atención a las personas. Y orientamos nuestra acción hacia la sostenibilidad porque es la dirección que nos hace conservar nuestro medioambiente y nuestras posibilidades de desarrollo. Y todo ello apostando por ahondar en las señas de identidad que nos hacen grancanarios, hermanados con las siete islas.

Y este proyecto exige el liderazgo que Gran Canaria está asumiendo. Estamos junto a quienes quieren una Canarias moderna, justa, emprendedora. Y levantamos y levantaremos la palabra y la acción, cuando se pretenda reducir nuestros derechos o la representatividad que nuestra isla tiene. Liderar supone defender que las inversiones del Estado o del Gobierno autónomo tienen que alcanzar la media estatal, en un caso, y el porcentaje de población que nos corresponde, en otro. Y tenemos que defenderlo con especial intensidad, porque otros, con mayoría absoluta en el parlamento español, han permanecido callados o cómplices del mayor maltrato que estas islas han sufrido en los últimos 20 años. De nada sirve tener representación si permanecen mudos. El retraso en la carretera de La Aldea, tiene que ver con esto. La marginación del puerto de Las Palmas y el intento de debilitarlo, es ejemplo de lo que digo. La cancelación de convenios como el de empleo o costas, representan otra versión de esta marginación protagonizada por el Gobierno conservador de Mariano Rajoy.

Liderar comporta reclamar una modificación urgente del sistema electoral que perjudica claramente a las grancanarias y grancanarios. Esta disfunción antidemocrática debe ser modificada antes de las elecciones de 2019. Este Cabildo ha aprobado diversas mociones considerando esta prioridad e instando a todos los grupos parlamentarios a hacerlo con urgencia. Confío en que la mayoría de CC - PP y Agrupación Socialista Gomera no impida esta reforma. Gran Canaria mejora por la enorme laboriosidad de su gente. Y en consonancia con nuestra forma de ser, este Gobierno insular manifiesta un enorme dinamismo. Todas las consejerías están volcadas en el servicio público y agradezco este enorme esfuerzo que, dirigido por los consejeros y consejeras del Gobierno grancanario, es compartido por todos los equipos de funcionarios y laborales que conforman una plantilla eficiente. La implementación de los programas, acciones y obras que están iniciadas, presupuestadas o comprometidas nos va a llevar un intenso trabajo.

Los avances de Gran Canaria se han producido cuando hemos permanecido unidos en los objetivos fundamentales. Así se consiguió la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la modernización de las infraestructuras sanitarias o el avance en las carreteras. Esa unidad es la que este Cabildo ha fomentado en los dos años de gobierno. Debo agradecer el compromiso de los ayuntamientos para remar juntos en la consecución de estos objetivos. Pero la unidad se ha extendido a la colaboración con las organizaciones sindicales, empresariales, a los representantes del tercer sector, en definitiva con toda la sociedad organizada.

Gobernar para transformar es un gran motivo para estar en política. La transformación es un proceso, y los datos nos confirman que se abren nuevos horizontes y nuevas realidades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha