eldiario.es

Menú

Títeres y hadas llenan los teatros del Cabildo de Gran Canaria hasta 2009

LA ÚLTIMA SEMANA DEL AÑO, DEDICADA A LOS MÁS CHICOS

- PUBLICIDAD -

Teatros del Cabildo continúa su programación de Navidad con dos nuevas citas destinadas al público familiar. Profetas del Mueble Bar y la compañía Hooka Marionetas serán las encargadas de dar el pistoletazo de salida de una semana cargada de actividad en los escenarios gestionados por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria antes de que el Ballet Imperial Ruso ponga en escena, a partir del 2 de enero, su navideño El cascanueces.

Esta semana no hay oportunidad de aburrirse. Profetas ofrecerá un programa doble de su montaje Hadas que se representará entre el lunes 29 y el domingo 4 de enero en la Sala Insular de Teatro, mientras que Hooka Marionetas nos traslada a la época en la que los juglares recorrían pueblos y ciudades para presentarnos La Abadía de la buena panza, un espectáculo de títeres que bebe directamente de la tradición medieval.

No hay excusa para dejar a los niños y niñas en casa. Las entradas para disfrutar de este intenso final de año escénico ya están a la venta en las taquillas del Teatro Cuyás, en la página web del recinto escénico (www.teatrocuyas.com) y en el teléfono 902 405 504. La taquilla de la Sala Insular de Teatro permanecerá abierta una hora y media antes de cada función

Eva Luna, el Hada Fría y Pedro Caracol son los conductores de Hadas, un montaje de Profetas del Mueble Bar que vuelve después de siete años para entretener a toda una generación de menores que no han disfrutado de este espectáculo. En ocho pases, los niños y niñas que se acerquen al escenario de la Avenida Primero de Mayo, conocerán las historias de Las tres naranjas y La leyenda del jorobado Hierbabuena, historias en las que el espíritu de superación y el aprendizaje son el centro del argumento.

El primer cuento nos descubrirá las aventuras del Príncipe Manfredo y su viaje por países lejanos en búsqueda de las tres naranjas que deshagan un cruel encantamiento. Por su parte, el jorobado Hierbabuena enseña a los niños y niñas que escuchar y atender reporta muchos más beneficios que empecinarse y ser orgullosos.

En la Carpa del Cuyás serán los títeres de Hooka Marionetas los que hagan las delicias de los más pequeños de la casa. La Abadía de la buena panza es una pieza hilarante que respeta la tradición de los espectáculos de títeres que han recorrido el Viejo Mundo desde hace siglos. Herederos directos de los juglares medievales, las marionetas de Hooka nos trasladan a la navidad de hace muchos años en una de las abadías que se extendían por la geografía europea.

Los monjes de la Abadía de la buena panza prepara con febril actividad el banquete de Navidad sin saber que, a través de un hueco en la pared, el zorro Gasuso vigila los movimientos de Fray Policarpo, jefe de cocina del cenobio, y su aprendiz Fray Timoteo. Junto al zorro aguarda el lobo Hilorio. Juntos idean la manera de agenciarse una buena provisión de jamones, quesos y chorizos, pero la astucia de gasuso es directamente proporcional a las pocas entendederas de Hilorio. La garrota aguarda al menos avispado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha