eldiario.es

Menú

Toda una vida sin ganar al Castellón

HACE 18 AÑOS QUE LA UD LAS PALMAS NO DERROTA AL EQUIPO LEVANTINO

- PUBLICIDAD -

Dieciocho años son toda una vida. Ese es el tiempo que ha transcurrido desde la última victoria de la Unión Deportiva Las Palmas sobre el Club Deportivo Castellón. Fue en 1988, en la cuarta jornada de una temporada que suponía el regreso del equipo amarillo a Segunda división tras varios cursos en Primera. Luego, hasta 1992, ambos conjuntos se midieron en tres ocasiones más, en las que la escuadra grancanaria fue incapaz de derrotar a la levantina. El próximo sábado la UD Las Palmas tendrá la oportunidad de romper la racha.

Desde aquel 1988 hasta 2006 ha llovido mucho. Varias generaciones se han formado y han presenciado todos los cambios que han agitado a la sociedad.

En 1988 el PSOE, con Felipe González al frente, gobernaba en España. Ese mismo año empezaba a tomar forma la creación de una moneda única en Europa, el euro, que originariamente fue bautizada como ecu. En Canarias, sin equipos de fútbol en Primera división, la política estaba a un paso de agitarse por la división interna en el CDS y que acabó con la destitución de Fernando Fernández como presidente regional tras una hábil jugada de Lorenzo Olarte.

Por aquel entonces, en el mundo deportivo, el Real Madrid dominaba en la Liga española pero se volvía a hundir en su afán por ganar su séptima Copa de Europa ante un PSV Eindhoven que luego se proclamó campeón; la delegación de España sólo se colgaba cuatro medallas [una de oro (el grancanario José Luis Doreste en la clase Finn), otra de plata y dos de bronce] en los Juegos Olímpicos de Seúl; Perico Delgado, por fin, se proclamaba vencedor del Tour de Francia; y a Blanca Fernández-Ochoa se le escapaba una medalla en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Calgary.

En el resto del planeta, Holanda se imponía ese año en la Eurocopa de Alemania, con Van Basten y Gullit a la cabeza; y los Lakers de Los Angeles lograban el anillo de la NBA ante los Pistons de Detroit.

Y, para los aficionados de la UD Las Palmas, ese tiempo, plagado de situaciones extremas (desde la gloria del regreso a Primera división hasta la doble caída a los infiernos de Segunda B), ha coincidido con una racha de resultados negativos ante un mismo rival: el Castellón. De 1988 data la última victoria del equipo amarillo sobre el levantino. Fue en la cuarta jornada del curso 88/89, con el Estadio Insular como escenario. Ganó el conjunto grancanario (1-0). El Castellón ascendió esa misma campaña a Primera división, para descender dos años después.

UD Las Palmas y Castellón se volvieron a cruzar en el ejercicio 91/92. En Castalia firmaron tablas (0-0) y en el Estadio Insular, en la jornada 30, el cuadro blanquinegro dejó visto para sentencia el primer descenso del equipo amarillo a Segunda B (1-2). Durante los últimos catorce años ambos conjuntos no se han medido, aunque la última visita levantina a Gran Canaria inició el resurgimiento del Castellón, que dejó en la cuneta al Universidad en la penúltima fase de ascenso a Segunda división.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha