eldiario.es

Menú

Canaragua insiste en reclamar la gestión de Emalsa

PESE A LA PRIVATIZACIÓN DE LA EMPRESA

El TSJC les dio la razón en noviembre de 2008, pero el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha recurrido la sentencia.

- PUBLICIDAD -

José Juan González Batista, abogado y ex consejero delegado de Canaragua, ha insistido este lunes en que su pretensión no es recibir una indemnización del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, sino la gestión de Emalsa, pese a su privatización. "No somos especuladores, somos gestores", ha manifestado.

José Juan González Batista. (CANARIAS AHORA)

José Juan González Batista. (CANARIAS AHORA)

Canaragua se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el recurso presentado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) de noviembre de 2008, que le adjudica el 49% de la gestión de Emalsa, en detrimento del binomio Unelco-Saur. El origen de la polémica se sitúa en 1992, fecha en la que la empresa se presentó a un concurso público para adquirir acciones de Emalsa. El primer informe consideraba la opción de Canaragua (Aquagest por entonces) como la más ventajosa técnica y económicamente, en virtud de las condiciones del pliego.

Sin embargo, tal y como relató González Batista a los micrófonos de El Correíllo, de CANARIAS AHORA RADIO, el Ayuntamiento creó una "comisión complementaria sorprendente, que no estaba en las bases del concurso y que no decía quién debía ser adjudicataria". El pleno municipal acordó, tras esta comisión, otorgar las acciones a Unelco-Saur y Compañía General de Aguas de España, lo que, para el ex consejero delegado de Canaragua, constituía un acto fraudulento y, por ello, decidió recurrir ante el TSJC.

González Batista siempre ha defendido que esta adjudicación fueuna decisión "estrictamente política" y denuncia la actuación de los diferentes representantes políticos que han pasado por la administración local. A Jerónimo Saavedra le reprocha que, pese a reconocerle que tenía razón de ser el recurso, mantuviera una reunión con representantes de Sacyr (que ocupa actualmente la posición de Unelco) en París para una solución negociada al conflicto, cuando, a su juicio, debía hacerse "en sede municipal, por una razón de autoestima y prestigio de la institución".González Batista aseguró que el primero que lo politizó fue el PSOE, "con Mayoral al frente".

De la etapa de José Manuel Soria, el abogado lamenta que el actual Vicepresidente del Gobierno de Canarias faltara a su palabra, incumpliendo una promesa electoral para la entrada de la empresa en la gestión del agua y delegando en el, por entonces, concejal de Economía, Francisco Fernández Roca. González Batista destacó que Soria se excusó alegando que, si lo hacía, debía hacer frente a indemnizaciones en el Ayuntamiento.''Ellos nunca creyeron que yo ganara este recurso", aseveró.

También tuvo palabras para Josefa Luzardo,de quien lamentó su inconsecuencia, al considerar un cambio de rumbo cuando estaba en el grupo de gobierno de la capital grancanaria con José Manuel Soria al frente. González Batista recordó la ''gallardía'' de Luzardo cuando era la única concejal popular en el consistorio, posicionándose a favor de la propuesta de Canaragua, pero denunció que "se olvidara de la propuesta" cuando pasó a formar parte del equipo de Soria.

"Unelco tenía que ser necesariamente la novia", concluyó.

Reestructuración del Consejo General del Poder Judicial

González Batista se refirió también a la situación de la justicia en Canarias, elogiando que "por primera vez, la Administración judicial está cumpliendo con su labor de control de los actos del Gobierno", al tiempo que solicita una reestructuración del Consejo General del Poder Judicial como órgano independiente, que debería estar formado por "jueces de gran trayectoria y con pocas declaraciones políticas".

Donde cree que cometen un error es en "relacionar la independencia con las carencias de medios materiales y de personal que, precisamente, se los tienen que proporcionar aquellos que deben estar sometidos al control de sus actos políticos".

El abogado destacó que, para que exista responsabilidad patrimonial de los administradores de las arcas públicas, se debe partir del supuesto de que los políticos "sean elegidos en lista abierta y no con un simple carnet en la boca".

''Quedarán cuatro cajas"

Por último, González Batista se refirió a la situación de las cajas de ahorro, augurando que "quedarán cuatro en España", ante la tendencia a "absorber por succión, que no fusión" de las entidades financieras, en un proceso de concentración para poder hacer frente a las dificultades económicas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha