eldiario.es

Menú

España y Portugal piden "flexibilidad" para pagar más ayudas al sector lácteo

BRUSELAS

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha pedido este lunes a Bruselas "flexibilidad" para que se puedan destinar más fondos comunitarios de la PAC a medidas inmediatas de apoyo al sector lácteo, afectado por la caída de los precios en origen y el aumento de los costes de producción.

- PUBLICIDAD -

BRUSELAS, 24 (EUROPA PRESS)

Granja de vacas

Granja de vacas

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha pedido este lunes a Bruselas "flexibilidad" para que se puedan destinar más fondos comunitarios de la PAC a medidas inmediatas de apoyo al sector lácteo, afectado por la caída de los precios en origen y el aumento de los costes de producción.

"Pedimos a la Comisión Europea que se establezcan mecanismos de flexibilidad, que se utilicen remanentes presupuestarios comunitarios y que podamos apoyar a este sector en un momento muy crítico", ha resumido Arias Cañete en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de ministros de Agricultura de la UE, que este lunes se celebra en Bruselas.

Aunque no ha querido cuantificar las ayudas a que aspira España para su sector, el ministro ha recordado que en una situación "similar", en la grave crisis vivida por los productores en 2009, "se barajaron cifras próximas a los 20 millones de euros". "Nosotros no ponemos límites a la solidaridad europea y vamos a ver lo que podemos poner en marcha", ha añadido.

Arias Cañete ha explicado que España "tiene agotadas sus posibilidades en el marco de los presupuestos" y por tanto apuesta por una "flexibilidad" que permita destinar al sector "remanentes comunitarios".

España y Portugal llevan esta petición de manera conjunta, y con el apoyo de Polonia, a la reunión de ministros de Agricultura de la UE, con el objetivo de que la UE "reacciones" a esta crisis.

"Estamos viendo con la Comisión Europea todas las técnicas posibles para ver de qué manera podemos apoyar al sector, al margen de las medidas que está tomando el Gobierno", ha añadido, en referencia al desarrollo del paquete lácteo adoptado por la UE.

El ministro ha explicado que sus servicios mantienen contactos desde hace meses con Bruselas para buscar una "solución" a los problemas del sector y ha asegurado que la Comisión "ya conoce que el problema es importante, que es real".

España y Portugal consideran que la caída de los precios tiene un carácter "permanente y estructural", en contra de lo que ha defendido el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, en los últimos tiempos, que lo consideró un problema coyuntural y confiaba en la recuperación de los precios tras el verano.

Sin embargo, Arias Cañete afirma que tras el invierno ha continuado la tendencia de "fortísima reducción" en los precios, problema añadido al "incremento de los precios de costo de casi un 15 por ciento de euros en agosto".

"La Comisión siempre ha estado diciendo que los precios iban a subir, pero era como el cuento del lobo. Desde luego, los precios han seguido cayendo y cumpliéndose el pronóstico español y estamos legitimados para pedir la solidaridad europea", ha afirmado el ministro.

PETICIÓN.

En un documento conjunto, las delegaciones española y portuguesa consideran "alarmante" el deterioro de la situación del mercado lácteo y derivados y advierten de que no se ha producido la mejora apuntada por Bruselas en un informe el pasado julio.

A diferencia de la crisis sufrida por el sector en 2009, en esta ocasión la caída de los precios en origen se combina con una subida de los piensos para animales de hasta el 15 por ciento en el caso de España, según el documento, que advierte también de que el aumento de la producción del 2 por ciento este año no ha sido absorbida por la industria.

España informa de que los precios de su producción cayeron un 10 por ciento entre enero y julio de este año, mientras que en el caso de Portugal la bajada fue del 9,3 por ciento, fijando el precio de la leche en 29,32 euros por kilo en España y de 29,10 euros por 100 kilos en Portugal.

Los dos países expresan su "grave preocupación" y aseguran que la difícil situación indica "una espiral de caída que está dañando seriamente la supervivencia de muchas explotaciones". Por ello, plantean que "examine todas las posibilidades" para tomar las acciones urgentes que permita la organización común de mercado (OCM).

Entre las opciones que defienden los dos países ibéricos figura reintroducir temporalmente las restituciones a la exportación, revisar los precios de referencia con que se activa la intervención y activar las ayudas para el almacenamiento privado de mantequilla y leche desnatada en polvo.

España y Portugal insisten en su exposición en que el mercado lácteo sufre "graves alteraciones" y abogan, por ello, que se puedan destinar al sector ayudas directas del primer pilar y plantean que el surplus de este año pueda dedicarse a medidas extraordinarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha