eldiario.es

Menú

"El Gobierno buscó soluciones en el mercado laboral y el problema estaba en el financiero"

MADRID

Dice que "esperar que de la noche a la mañana haya crecimientos de empleo es muy complicado" y que la salida de la crisis "será muy lenta"

- PUBLICIDAD -

Dice que "esperar que de la noche a la mañana haya crecimientos de empleo es muy complicado" y que la salida de la crisis "será muy lenta"

Mari Luz Rodríguez, Secretaria De Estado De Empleo

Mari Luz Rodríguez, Secretaria De Estado De Empleo

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha admitido en una entrevista con Europa Press que el Gobierno cometió un error de enfoque al priorizar la reforma laboral a la reestructuración del sistema financiero para salir de la crisis: "Intentamos buscar las soluciones en el mercado de trabajo y el problema no estaba ahí, estaba en el sistema financiero y ralentizamos las soluciones este mercado".

Ante la inminencia de las elecciones generales del 20N y al cumplirse un año de su llegada a la secretaria de Estado de la mano del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, Rodríguez ha entonado este 'mea culpa' al ser preguntada por qué espina le queda ahora que finaliza la legislatura.

"Si hubiera que decir qué es lo que te pesa en esta situación de crisis, aparte de la preocupación por las casi cinco millones de personas en paro, es que creo que de alguna forma, en algún momento, que no ha sido en este último año, tuvimos un desenfoque en dónde estaba el problema", indicó.

En su opinión, ese desenfoque "ha sido uno de los principales elementos que el Gobierno no ha sabido atajar en el tiempo que lo tuvo que atajar".

Así, preguntada por si el Gobierno gastó demasiadas energías en la elaboración de la reforma laboral, que finalmente se aprobó en septiembre de 2010, en lugar de afrontar primero una reestructuración bancaria que ha culminado un año después, la secretaria de Estado de Empleo insistió: "Probablemente sí, porque el problema estaba en el sistema financiero, no en el mercado de trabajo".

Con todo, Rodríguez defendió no solo esta reforma laboral, sino también las acometidas en materia de pensiones, de negociación colectiva, de políticas activas de empleo, así como todas las medidas en favor del empleo juvenil.

Según dijo, "aún así, las reformas en el mercado de trabajo quedarán porque son muy intensas y muy ambiciosas" y porque entre sus objetivos se encuentran "las líneas maestras del cambio de modelo productivo" que se desplegarán cuando se normalice la economía. "No ha acompañado el crecimiento económico", lamentó.

HACE FALTA CRÉDITO.

Así pues, en el Ministerio de Trabajo se cree que la clave de la recuperación del empleo radica en que vuelva a fluir el crédito. Como muestra, Rodríguez enfatizó que "tres de cada cuatro empleos perdidos durante la crisis procedía de la construcción y de las industrias auxiliares" y que en este segmento siguen empleados aún un millón de empleos que, a su juicio, no están fuera de peligro mientras no haya financiación para las familias, potenciales compradoras de viviendas, ni para los promotores.

"¿Las familias tienen financiación para comprar pisos? Sigue sin fluir el crédito. ¿Las empresas del sector tienen financiación para seguir construyendo? En cuanto dicen que su apellido es 'construcción' les dicen que no hay crédito", apuntó, para afirmar a renglón seguido que "si no hay crédito el sector se seguirá ajustando" y seguirá la 'sangría' del desempleo.

En este contexto, Rodríguez constató que "esperar que de la noche a la mañana haya crecimientos de empleo es muy complicado" y reconoció que la salida de la crisis "será muy lenta".

LAS RECETAS DEL PP.

En cuanto a lo que deparará tras elecciones del 20N, Rodríguez dibujó un panorama sombrío si el PP sale victorioso de los comicios. En primer lugar, aseguró que de ser así los recortes en sanidad y asuntos sociales "se mantendrán e incluso aumentarán", ya que esa es la propuesta que ha mostrado hasta la fecha el partido presidido por Mariano Rajoy, más allá de un programa que calificó de "indeterminado".

"(El programa electoral) es la indeterminación absoluta, que solo significa dos cosas, o que no tienen ideas o que las que tienen no es bueno contarlas porque si se supieran a lo mejor cambiaría la intención de voto de muchos ciudadanos. (Los 'populares') son poco inteligentes o bastante cobardes", añadió.

Para terminar, la secretaria de Estado aseguró que las "reflexiones" del 15-M "han impregnado los debates y las decisiones políticas" y avisó de que el nuevo Gobierno tendrá que seguir "muy atento" a lo que dice este movimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha