eldiario.es

Menú

Los agricultores tinerfeños reclaman mayores ayudas

EL PRESIDENTE DE AGASA AVISA SOBRE LA FALTA DE LLUVIA

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos (Asaga) de Tenerife, Fernando Jiménez, consideró este viernes "primordial" que el próximo Gobierno de Canarias fije entre sus objetivos los de proporcionar agua de calidad y barata y continuar la defensa del sector en la UE.

Así lo dijo Fernando Jiménez en una rueda de prensa en la que anunció que no se presentará a la reelección tras catorce años como presidente de Asaga, organización que ha convocado elecciones para renovar la junta directiva el 19 de abril, y que al día siguiente celebrará su asamblea general.

Fernando Jiménez, quien precisó que "va a influir por el consenso" para la renovación de la próxima junta directiva y que en ésta se representen todas las zonas de la isla, señaló que hay asuntos "pendientes", como el aumento del control en los puertos canarios para evitar la entrada de plagas y productos no controlados.

Apuntó que esto se habría logrado ya si se hubiese aprobado la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, que incluye esta disposición, pero mientras tanto las administraciones central y regional "se han estado tirando la pelota y al final no se sabe quién es el responsable".

Criticó Jiménez que mientras al sector canario se le exigen controles respecto a la trazabilidad de los productos en los muelles de las islas entran otros que no cumplen estas exigencias, lo que paradójicamente coincide con el aumento de los requisitos de la UE sobre la seguridad alimentaria.

También pide al Ejecutivo regional que se forme tras las elecciones de mayo que aproveche el uso de la energía eólica y de las desaladoras de las islas para suministrar al sector agrario agua barata y de calidad, y apuntó que otro asunto "que no se acaba nunca" es la defensa de los intereses en Europa.

Al respecto, se congratuló de que en 2006 se aprobase la renovación del Poseican, del Régimen Económico y Fiscal y de la ficha financiera para los productores de plátano, pero reconoció que "si hasta el otro día se tiraban cohetes porque había una dotación de 141 millones de euros para el sector, ahora ya hay que pensar en evitar la reclamación de los plataneros americanos de un arancel cero".

A su juicio, la peor etapa que recuerda fue la legislatura en la que hubo seis consejeros de Agricultura en el Ejecutivo regional, algunos de ellos "muy buenos" pero con escaso tiempo de gestión, y opinó que "manteniendo las distancias" entre agricultores y políticos, los contactos mutuos pueden dar "buenos resultados".

Fernando Jiménez comentó que se marcha "satisfecho del trabajo realizado" porque ha puesto todo su interés en la defensa del sector, aunque no ha habido tantos buenos momentos como hubiera querido.

Quedan objetivos por cumplir pero se ha logrado el mayor de sus retos, que era mantener al sector unido ante Europa, señaló el presidente de Asaga, quien consideró que el mayor cambio producido en la agricultura durante su etapa ha sido la formación de los agricultores y la tecnificación de las labores agrícolas.

Ello ha contribuido a que se mantenga la producción a pesar del descenso en el número de hectáreas cultivadas, y Jiménez lamentó que entre las "deudas" pendientes figura la de incorporar a los jóvenes al campo, lo que no se produce "por la falta de rentabilidad" del sector y la pérdida de suelo agrícola.

Otro asunto pendiente para el sector, a su juicio, es el de acortar "la diferencia tremenda" que existe entre los precios que se pagan al agricultor y los que abona el consumidor por el mismo producto.

Se refirió además a la buena relación de Asaga con cabildos y ayuntamientos y su participación en "grandes proyectos", como la creación del "germobanco" agrícola con Azores y Madeira.

Agregó Jiménez que no va a dejar "desamparada" a la nueva junta directiva de Asaga porque se trata de evitar "cualquier división que nunca es buena para el sector".

Técnicos para evitar la falta de unión de Asprocan

También consideró que que Asprocan debería tener técnicos que estudien el mercado del plátano porque actualmente, opinó, no hay unión entre las seis organizaciones que la integran "y cada una defiende su parcelita".

Fernando Jiménez sostuvo que para evitar la situación actual del sector, había que haber tomado medidas anteriormente, y opinó que si ahora los agricultores quieren percibir "algo más de precio no queda más remedio que regular el mercado, la oferta y la demanda".

Precisó Fernando Jiménez que hace dos semanas se registró una producción de 9.875.000 kilogramos de plátano, cuando el mercado sólo necesitaba 8 millones.

Si esta situación se hubiese programado con anticipación se habrían logrado mercados alternativos al peninsular para evitar así que se destruya la producción, lo que no ha ocurrido porque según el punto de vista de Jiménez, todavía no hay unión en Asprocan.

"Hoy en día no podemos mandar a la Península todo lo que se produce porque no hay mercado para ello, tenemos experiencia de haber cobrado precios negativos, y eso desde luego no se puede admitir", advirtió.

El presidente de Asaga aconsejó que haya técnicos que estudien el mercado y las soluciones, porque en la comisión de comercialización de Asprocan se reúnen los representantes de sus seis organizaciones y no todas tienen el mismo criterio en este ámbito.

Añadió también que el precio del plátano procede de las subvenciones y del precio de la fruta en el mercado, y comentó que cultivar un kilogramo cuesta entre 0,36 y 0,42 céntimos, mientras que la ayuda asciende a 0,33.

Por lo tanto si la diferencia para cubrir los gastos no se obtiene de la venta podría ocurrir que a pesar de las subvenciones que se perciben, el sector "se fuera a pique", añadió Jiménez.

Abogó además por incrementar el control sobre los envíos y buscar la forma de que no exista "una diferencia tan enorme" entre lo que percibe el agricultor, que en enero de este año fue una suma de entre 15 y 20 céntimos por kilogramo, que después en la Península se vende a unos dos euros.

"Ahí hay un desfase que no es fácil de resolver pero al que hay que buscar solución", señaló el presidente de Asaga.

Verano "muy difícil" sin lluvia

El presidente de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos advirtió de que si no se registran lluvias en las islas el verano "se presenta muy difícil" para el sector.

Fernando Jiménez dijo que el sector agrario siempre está sometido a las incidencias climatológicas y comentó que en el caso de Tenerife, se encuentra "al borde" de la sequía, aunque las lluvias registradas hace un par de días han venido "como anillo al dedo".

Ello ha beneficiado a los cultivos de papas en medianías y a los cereales, de los que este año se han sembrado entre 40 y 50 nuevas hectáreas, pero el verano "no está garantizado", añadió Jiménez.

Comentó al respecto que hay balsas en Tenerife que ni siquiera se encuentran al 50% de su capacidad y el sector está agotando en esta época los recursos hídricos que tenía guardados para el verano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha