eldiario.es

Menú

"En Lanzarote no están asentadas las organizaciones extremistas musulmanas"

Entrevista con Mohammed Ahmed, imán de la mezquita de la capital conejera, isla en la que hay unas 3.000 personas que forman la comunidad musulmana 

- PUBLICIDAD -
Mohammed Ahmed, imán de la mezquita de Arrecife. FOTO: De la Cruz.

Mohammed Ahmed, imán de la mezquita de Arrecife. FOTO: De la Cruz.

Mohammed Ahmed (Mauritania, 1972) es imán de la mezquita de Arrecife, levantada por la comunidad musulmana en el barrio de La Vega. Vive en la Isla desde 1999, adonde llegó después de terminar sus estudios coránicos. Está casado y tiene cuatro hijos, aunque su familia vive en Mauritania. Dice que contesta a la entrevista como un musulmán más, no como imán. No habla español, así que la entrevista se realiza con un traductor.

¿Cuánta gente forma la comunidad musulmana en Lanzarote y qué servicios ofrece la mezquita a la comunidad?

Se baraja que hay alrededor de 3.000 personas aunque no hay una estadística actualizada. El primer intento de decir algo por parte de Dios al ser humano es "lee, estudia". Aquí se viene a educar en la sumisión a Dios y a ser educado y no sólo en la religión, no sólo en el Corán. La misma construcción de la sociedad es sumisión a Dios, que nos dio un cuaderno de instrucciones que es el Corán, pero para entender el Corán hay que estudiar y leer.

¿Cómo se financia la mezquita?

En cualquier parte, pero fundamentalmente en Europa, las mezquitas y los centros islámicos se financian por la aportación voluntaria, pero con compromiso, del musulmán para educar a los hijos. Además, en España hay dos federaciones musulmanas que tienen convenio con el Estado y aportan algo simbólico, unos 5.000 o 6.000 euros al año, dependiendo del tamaño de la comunidad, para ayudar a pagar el alquiler y otros gastos.

Después de los atentados de Charlie Hebdo se ha hablado mucho de islamofobia. ¿Qué piensa de esto y del extremismo islámico?

El extremismo, tanto religioso como social, o el racismo, ha aparecido en todos los tiempos y en todas las sociedades. El islam siempre ha sido enemigo de los extremistas, incluso dentro de su religión. El islam ama el centrismo y ha condenado siempre los extremos de toda índole. El extremismo lleva a la intolerancia. Nosotros vemos que hay dos varas de medir las situaciones: se ha dado mucha importancia a estos atentados porque han fallecido veinte personas, pero se les ha dado una importancia mucho mayor que cuando fallecen musulmanes diariamente en cualquier sitio por atentados provocados por otros musulmanes. La culpa de muchas de las cosas que le pasan al islam, en todo caso, no la tiene Occidente, la tienen los propios musulmanes, porque la misión del musulmán es obrar bien, no ser extremista ni cometer atentados en nombre del islam. El islam ama la vida, es paz.

Sigue leyendo esta entrevista en  Diario de Lanzarote.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha