eldiario.es

Menú

Sebastián Franquis: "Coalición Canaria no puede estar poniendo continuamente al PSOE entre la espada y la pared"

El secretario general de los socialistas en la capital grancanaria entiende que la gestora del PSOE está alejada de la "pluralidad" que merece el partido

El diputado en el Congreso por Las Palmas atiza a Clavijo, al que le recuerda que Canarias no se gobierna "ni con soberbia ni con enfrentamiento"

Sostiene que su partido en Canarias tiene que apostar por el partido que dé estabilidad al Gobierno, y si no es Coalición Canaria los socialistas tienen que buscar "otras vías"

- PUBLICIDAD -
Sebastián Franquis, secretario general de la Agrupación Socialista de Las Palmas de Gran Canaria

Sebastián Franquis, secretario general de la Agrupación Socialista de Las Palmas de Gran Canaria Alejandro Ramos

Pregunta: "Votando NO a la investidura de Rajoy hemos cumplido con la palabra dada a los 5.424.709 votantes socialistas, se lo debíamos", es un tuit suyo del dos de septiembre. ¿Cuándo no deja de ser no y se transforma en una abstención?

Respuesta: Después de un año de bloqueo y que se era consciente de que era difícil sacar una mayoría del cambio, tanto Podemos como Ciudadanos habían manifestado con claridad que no existía voluntad de llegar a un acuerdo con las tres fuerzas políticas, y que no había números suficientes en el Parlamento de España para una mayoría de izquierda, pues lógicamente en el partido imperaba una posición que no era partidaria de acudir a unas terceras elecciones. Yo creo que lo que ha provocado toda esta situación interna que vive el partido, y que le ha afectado sin duda alguna y las encuestas lo recogen, es la forma que se ha producido ese cambio de posición. Yo creo que no es la más adecuada, lo lógico es que el partido hubiera utilizado sus órganos para intentar llegar a un acuerdo interno y que la posición que se decidiera finalmente fuera una posición apoyada por la mayoría. Yo creo que lo que ha violentado la situación ha sido el cómo se ha producido, he defendido desde el inicio una posición de no al Gobierno del Partido Popular pero siempre he planteado una abstención proporcional porque consideraba, y lo decía en el mes de junio, que España no se merecía que por la incapacidad de las fuerzas políticas volviéramos a unas terceras elecciones y por tanto estuviéramos prácticamente un año y siete meses las instituciones paralizadas, por lo que afectaría a la vida normal de los ciudadanos, a los ayuntamientos, instituciones de comunidades autónomas.

Por tanto, era partidario de la abstención  proporcional, en el sentido de que todas las fuerzas políticas que éramos conscientes de que si finalmente no se conseguía una mayoría alternativa al Partido Popular, pues tendríamos que facilitar que España tuviera un gobierno, no dar la confianza a Rajoy porque lo que no se ha hecho es nombrar a Rajoy presidente sino que España tuviera un gobierno y que a partir de ahí hubiera una oposición, que es lo que está habiendo en estos momentos. Pero vamos, lo he manifestado más de una vez, el proceso que se ha seguido para esta situación ha sido muy doloroso para el Partido Socialista y sin duda alguna pasará mucho tiempo para sanar las heridas en todo este proceso, que como todo el mundo ha visto, el partido ha sido absolutamente transparente a la hora de provocar este debate interno, y las consecuencias han sido claras. Al final, la llegada de Mariano Rajoy al gobierno ha significado el cese de  un secretario general en el Partido Socialista, y eso es ciertamente doloroso a la hora de trasladar a los afiliados y al conjunto de las personas que nos ha votado.

P: ¿Piensa que han fallado a estos más de cinco millones de votantes? Usted fue una de las personas que utilizó durante las dos campañas electorales uno de los discursos más duros contra Mariano Rajoy y el Partido Popular

R: Yo creo que inicialmente a Rajoy le hemos votado tres veces no, por lo tanto yo creo que en parte hemos estado cumpliendo lo que hemos comprometido con los ciudadanos. Lógicamente yo creo que la sociedad española no se merecía un país sin gobierno porque estaríamos dañando al sistema y nos estaríamos dañando a nosotros mismos, la gente no entiende cómo fuerzas políticas que están en contra del gobierno del Partido Popular no se pongan de acuerdo para formar gobierno. Lo hemos intentado cientos de veces, Pablo Iglesias tuvo la oportunidad de votar a un gobierno con sus votos o facilitar que ese gobierno fuera, al menos con la abstención, pero decidieron que Rajoy fuera aspirante a presidente del Gobierno. Nosotros iniciamos un diálogo verdadero para llegar a un acuerdo. Verdadero significa que yo empiezo a negociar con los demás con la posibilidad o capacidad de que el otro me convenza y que sus propuestas sean mejores que las mías, porque España así lo requería. Es que lo que requiere España es un proceso de diálogos y de acuerdos porque no hay mayorías absolutas en el Parlamento de España, y eso lo han decidido los españoles. Y que luego, otro proceso electoral estaría perjudicando no ya al Partido Socialista en sí, sino a la izquierda, la estrategia de Pablo Iglesias ha motivado que antes que se diera una mayoría, no absoluta, pero de más diputados de izquierdas, ahora ha conseguido todo lo contrario. Y eso es producto de una serie de políticas, la estrategia que ha llevado Podemos, que su objetivo ha sido siempre pues acabar con el PSOE, el famoso sorpasso y ha estado fundamentalmente en eso, no ha salido de esa estrategia. Culpar exclusivamente al PSOE como se hace...ahora hay Gobierno, estamos debatiendo en el Congreso de los Diputados el Estatuto de Autonomía, hemos conseguido el 8% del salario mínimo interprofesional...estas cosas a los de Podemos parece que les duele mucho, pero hay millones de españoles que se verán recompensados a partir de enero cuando se les suba el salario mínimo un 8%. Hemos insistido mucho en este proceso que queremos ser útiles a los ciudadanos y no tanto a la estrategia de otras fuerzas políticas, y menos del Partido Popular, por supuesto.

P: Usted es muy cercano a Pedro Sánchez, ¿le apoyará si se vuelve a presentar en las primarias?

R: Vamos a ver lo que ocurre, ¿no? Él está ahora en un periodo de reflexión que fue lo que comentó recientemente que hablé con él, que lógicamente quería hablar con mucha gente antes de tomar una decisión de esas consecuencias. Creo que hay que respetar su proceso de reflexión. Él es consciente de la situación en la que se encuentra el partido, es consciente de la aportación que pueda hacer para que el partido futuro vuelva por la senda de la coalición interna, y sí, me ha transmitido que va a hacer todo lo posible porque en el partido exista una coalición, y su papel y sus decisiones van a ser claves. Yo he sido una de las personas que dio su apoyo a Pedro desde el primer momento y siempre le he manifestado mi confianza y mi respeto a todo el trabajo que ha hecho en todos estos últimos tiempos. Vamos a ver lo que él pide, hemos insistido mucho en que tome una decisión ya y él lo que pide es reflexión porque lógicamente está pensando y analizando la situación, hablando con mucha gente y después de ahí tomará la decisión. Yo creo que será en ese momento cuando hay que decidir de los candidatos que hay cuál sería la persona más adecuada, pero yo desde luego tengo esa relación con él y tengo esa comunicación y la seguiré teniendo en el futuro, sin duda.

P: Con la llegada de la gestora, con aquella dimisión en bloque entre los que estaba José Miguel Pérez, usted dijo que fue uno de los momentos más duros en los 30 años que lleva en el PSOE, ¿por qué, se ha recuperado ya de este golpe?

R: Por la forma en la que se produce, es la primera vez que se cesa un secretario general de la forma en la que se hizo. Además, el asunto de fondo era la abstención a Rajoy, por lo cual ha sido mucho más doloroso la situación que se estaba viviendo. Ha sido mucho más dolorosa la situación que se estaba viviendo, el cómo se produce, el cómo se está gestando todo eso, la consecuencia de ese comité general, 12 horas encerrados... es una imagen que nos ha hecho el daño que ha hecho. Yo en todo el tiempo que llevo en el partido nunca he tenido una experiencia de esta naturaleza, absolutamente nunca. El sitio en el que se concentra todo el poder de la organización estaba a punto de...bueno al final fue una especie de bomba lo que se produce. Entonces, pues claro, fue un momento doloroso porque nunca hemos vivido una situación como la que se vivió, de la forma que se vivió, el proceso que se vivió y las consecuencias que iba a tener esa destitución que iba a acabar en una abstención. Yo esperaba que la abstención fuera técnica, que fuera lo suficientemente útil para que hubiera gobierno en España y no fuera una abstención en bloque, pero bueno, el Comité Federal finalmente tomó esa decisión y yo siempre he manifestado, no desde ahora sino desde hace mucho tiempo, que lógicamente antes de ser irrespetuoso o ir en contra del partido me iría a mi casa. Por tanto, siempre dejé claro que aceptaría las reglas de juego que democráticamente hemos decidido todos los militantes. Decidimos que las decisiones del partido se adoptan por mayoría, unas veces uno triunfa y otras no, por lo tanto hay que ser respetuoso tanto cuando ganan como cuando pierden.

P: ¿ Hacia dónde tiene que ir el PSOE a nivel nacional, teniendo en cuenta que está pasando por las horas más bajas en su historia? ¿Cómo se recupera la ilusión en el PSOE?

R: Primero encaminándonos a un congreso para construir la cohesión del partido a nivel interno y que no sea un congreso para combatir a un adversario orgánico, político, dentro del partido. Y eso yo creo que sería bueno que se hiciera en el día a día del partido y para eso tiene que trabajar mucha gente, tal y como está la situación del partido, lógicamente ha quedado mucha gente con cierto predicamento debilitado en la organización, esto no se arregla porque lo decidan dos o tres barones, tienen que jugar un papel fundamental los cuadros intermedios del Partido Socialista en toda España. Hablo de secretarios generales, de organización, de agrupaciones locales, provinciales…ese trabajo de esos mandos intermedios es lo que tiene que fortalecer que el congreso sea el inicio de una nueva etapa del Partido Socialista, pero que sea el comienzo de la cohesión y sumar. Ir al congreso con una batalla abierta yo creo que sería un error histórico para el Partido Socialista y para la izquierda y la socialdemocracia española y un enorme favor para el Partido Popular y otras fuerzas políticas, algunas de la izquierda, por lo tanto, el esfuerzo tendría que ir dirigido en ese sentido. Yo espero que al final se vaya aplicando, con las dificultades que van a haber porque lógicamente el proceso ha sido muy doloroso, no va a ser sencillo, pero yo soy de los que trabajaré para ir en esa dirección. El partido tiene que salir de un congreso que lo consolide y que lo haga ser referencia otra vez de la política española.

P: ¿Y en Canarias?, ¿cómo ve el PSOE desde la creación de la gestora?

R: Yo pedí, cuando pidieron mi opinión, que fuera una gestora lo más plural posible. Y bueno, yo he dicho más de una vez que no es todo lo plural que yo hubiera deseado. Se lo comuniqué a los responsables de la gestora que en Canarias existe unas peculiaridades concretas, somos territorios insulares, por tanto es fundamental que exista una participación de las islas a través de los secretarios insulares y que el resto de la gestora fuera proporcional, en el sentido de que lo más que se parezca al partido en Canarias realmente, en un lado hay mayorías y en el otro minorías, y eso ha sido la vida y la historia del Partido Socialista. En algunos sitios se respetan esas mayorías y en otros sitios no se respetan proporcionalmente esas mayorías. Nosotros hicimos unas propuestas concretas que fueron aceptadas en los criterios que llevamos planteados, pero yo esperaba que la gestora de Canarias hubiera sido un buen ejemplo para ese discurso de coser el partido se plasmara de verdad en esta gestora. Es verdad que ha habido integración pero no en lo que representa hoy en día el partido en Canarias. Esa gestora está alejada ciertamente en términos de pluralidad de lo que es el Partido Socialista en Canarias, incluso insistía mucho a los responsables de la gestora yo lo que pido que la gestora que salga se parezca mucho o lo más posible al partido en Canarias. Pero bueno, se parece mucho en este caso a determinados responsables del partido en Canarias pero no al partido. Pero en cualquier caso yo siempre dije que daba mi opinión pero respetaría la decisión final de la gestora.

P: Precisamente Rodríguez Fraga es una persona próxima a Patricia Hernández

R: Lo ha dicho el propio Fraga abiertamente, por lo que hay que reconocerle su sinceridad, porque además es así y no tiene por qué ocultarlo. Ha tenido personas muy cercanas a Patricia, ha sido uno de los valedores a la hora de su candidatura y por tanto a nadie en el partido se le oculta que es una persona cercana. Bueno, yo creo que lógicamente supongo que habrá salido por el asunto de las conversaciones que tienen los secretarios generales a la hora de poner un nombre sobre la mesa. Es una de las propuestas que había ahí...a Fraga le tengo un enorme respeto, primero porque una persona que es capaz de ganar como él ha ganado tantas veces en su municipio con mayorías absolutas, ya para mí tiene un enorme respeto en su actuación, en su vida política y en su vida orgánica. Y por tanto, el que haya sido finalmente buena o mala decisión ya lo veremos con el paso del tiempo. A mí me produce una enorme admiración el trabajo de los alcaldes, de los pequeños, de los medianos y de las grandes ciudades, conozco la vida municipal y sé lo sacrificado que es y las dificultades que tienen, por tanto esas personas que consiguen elecciones tras elecciones mayorías absolutas, con esa gente hay que tener un enorme respeto. Yo le he transmitido a Fraga, una vez fue elegido, que contara lógicamente con el apoyo de la agrupación más importante de Canarias que es la de Las Palmas de Gran Canaria y que va a tener un colaborador fiel en todo el proceso que tiene que vivir, que es un proceso complicadísimo tal y como se está viendo en la política canaria.

P: Entre las personas que suenan para presentarse a las primarias están Ángel Víctor Torres, Juan Fernando López Aguilar o Patricia Hernández, ¿usted qué opina de estos nombres?

R: Son los que suenan, a mí me gustaría opinar y opinaré con absoluta claridad cuando se oficialicen las candidaturas, cuando abramos el plazo y se presenten candidaturas, ahí hablaré sin ninguna duda de cuáles serían mis preferencias a la hora de tal antes de estar especulando. Ninguno de ellos ha confirmado que se van a presentar de candidatos y por tanto si ellos especulan, o especula la gente con posibles nombres, lógicamente no voy a estar yo en esa especulación, pero no le quepa a nadie ninguna duda de que cuando finalmente se produzca oficialmente el pronunciamiento de las candidaturas lógicamente diré claramente lo que pienso y los posibles apoyos que eso pueda tener. Yo no tengo ninguna duda, yo no me voy a esconder del debate que el partido tiene en los próximos meses porque sería una irresponsabilidad. El partido entra en un proceso complicado que no va a ser fácil y por tanto los que tienen responsabilidades orgánicas tendrán mucho que decir y no ocultarse, alguna vez ha pasado, como si el problema fuera de otros cuando nos afecta a todos. Creo que esto es por la forma que elegimos a los candidatos, ahora es una elección directa por lo tanto la responsabilidad es de todos por lo que vamos a contribuir a sacar una candidatura lo más cohesionada posible y sobre todo que sume mucho en el partido en Canarias que es lo que se necesita en este momento.

P: Se dice que es partidario de que Ángel Víctor Torres sea el futuro secretario general del PSOE en Canarias, ¿es cierto?

R: Tengo una próxima relación personal, considero a Ángel Víctor uno de mis amigos en el partido, ¡estaría bueno negarlo! He colaborado con él y somos coincidentes a la hora de ver el partido, de hecho hemos llegado a muchos acuerdos en los últimos años en Gran Canaria que han dado estabilidad al partido en la Isla. Hemos colaborado, tenemos la misma visión del partido en la Isla y el conjunto de Canarias y con él ya he coincidido en muchísimas cosas. Pero yo espero que Ángel Víctor decida si se va a presentar a candidato, aunque todavía ha dicho que no es el momento para hablar de eso y yo respetaré esos tiempos, pero yo desde luego tengo una estrecha colaboración con Ángel Víctor en los últimos años y además soy amigo personal de él.

Sebastián Franquis

Sebastián Franquis Alejandro Ramos

P: ¿Qué le parece que el PSOE todavía no se haya atrevido a dar el paso a presentar una moción de censura contra Fernando Clavijo?

R: Porque la moción de censura hay que presentarla para ganarla, por tanto si no hay números para una moción de censura no se puede presentar, contra Clavijo o contra cualquier otra persona. Primero hay que tener apoyos suficientes para luego tener la posibilidad de sacarla. Las mociones son siempre constructivas porque tengo números para ganarla. La relación con Coalición Canaria es compleja porque en el fondo de la cuestión el debate que hay de fondo ya no es sólo un debate de cómo distribuimos determinados fondos sino que es un debate de cómo entendemos Canarias, que es lo más me preocupa. Yo que he defendido siempre una forma de entender Canarias y en el debate del Estatuto de Autonomía lo dejé claro en el Congreso.

Yo creo que Jerónimo [Saavedra] hace 30 años lo defendió muy bien, lo que se entiende que Canarias es posible y creo que lo que está en juego es eso, yo me he acordado muchísimo estas últimas semanas de conversaciones que tuve con Jerónimo hace tiempo atrás. Ese proceso de la preautonomía cuando se empezaba a hablar de Canarias y todas las dificultades que tenía, pues lógicamente se habló todos los dirigentes de los partidos, y siempre me explicaba Jerónimo cuando él hablaba de qué Canarias era posible y de la división de Canarias, que los históricos postfranquistas decían que eso se solucionaba con una mancomunidad de cabildos, y la verdad que en el fondo de ese debate me hace recordar mucho a eso porque al final parece que uno quiere construir Canarias dándole un peso a determinadas instituciones, y yo creo que eso es un error porque Canarias hay que construirla primero con un gobierno con una clara vocación regional, que es el problema que tiene y le falta a este Gobierno, que no transmite al conjunto de la sociedad una clara vocación regional, y que los recursos los tienes que distribuir en base a necesidades de los ciudadanos y los canarios, si uno tiene claro eso, lo demás es mucho más fácil.

Y luego Canarias es un territorio que con la historia que tenemos, la complejidad mucha que tenemos porque aquí tenemos doble capitalidad, el debate es ahora mucho más que antes de las islas capitalinas y no capitalinas...todo esto un dirigente político regional tiene que ser cuidadoso, tiene que tener un equilibrio exquisito, tiene que tener mucha humildad, tiene que tener mucha comprensión, tiene que tener mucha sensibilidad y mucho sentido común a la hora de construir un proyecto regional como el de Canarias. Hacer exactamente lo contrario, gobernar desde la soberbia, desde el enfrentamiento entre islas o instituciones...colaborar en todo eso es error en términos políticos enorme porque estamos yendo en contra de lo que se ha ido construyendo en Canarias en los últimos 30 años. Y yo creo que los gobiernos que han estado, algunos con más vocación regionalista que otros, pero dejando claro que hay servicios claves en nuestra comunidad que tienen que potenciar la comunidad autónomas. Cuando hemos estado cinco años criticando que se han recortado recursos y que han afectado a servicios esenciales en Canarias que afectan a todos los canarios al margen de dónde vivan, cuando viene el recurso directamente a la comunidad, creo que el error empezó precisamente ahí.

El debate de dos Canarias es un debate falso, porque no hay dos Canarias, hay formas de entender Canarias. Eso se refleja cuando estamos fuera de aquí, que la gente piense siempre igual pero cuando uno dice que 170 millones de euros ha producido la mayor crisis institucional en los últimos años en una comunidad que tiene 7.500 millones de euros de presupuesto, es que la gente no logra entenderlo. Yo creo que lo que hay detrás es eso, es que hay una forma distinta de entender y construir Canarias. Cuando se construye Canarias enfrentando una isla con otra o creando desconfianza en llegar a acuerdos dos fuerzas políticas y al día siguiente saltárselas y no cumplirlo, eso crea desconfianza y no da estabilidad. Yo creo que es tan compleja la realidad canaria que fuerzas políticas que era imposible hace seis meses de poder sentarse para hablar de asuntos de Canarias, hoy se sientan para hablar de la gobernabilidad de Canarias. Eso es lo que ha conseguido determinados políticas de Clavijo. Está consiguiendo que fuerzas políticas que eran dificultades a la hora de hablar de dar estabilidad a las administraciones, se sienten hoy en día a hablar porque existe una enorme preocupación por la situación en la que nos encontramos en Canarias. No se puede seguir manteniendo una situación de crisis permanente y una continua ruptura en diferido porque la gente que viene a Canarias no tiene referencias porque no saben si el responsable político que está ahora va a estar dentro de una semana o de 15 días, eso no se puede seguir permitiendo de forma permanente, y el primero que no debe permitirlo es el presidente del Gobierno, que debe hacer ya absolutamente todo lo contrario. Y Coalición Canaria, que hace años su principal valor decía a los medios que era la estabilidad, pues está claro que no está aportando estabilidad en el Gobierno porque su forma de interpretar el gobierno, su forma de entender Canarias, nos está llevando muchas veces a un callejón sin salida. No es casual que el PP, Nueva Canarias y el PSOE hayan coincidido en determinadas enmiendas, se está coincidiendo en una forma de entender Canarias que va más allá de esas enmiendas. En términos políticos la importancia que tiene que hayan coincidido tres fuerzas políticas en una enmienda es que en esa enmienda tiene que ver mucho cómo se interpreta Canarias a la hora de distribuir recursos, que es lo que no quiere entender en este caso Coalición Canaria, va más allá de esa enmienda que tiene el recorrido que tiene. Si lo que está detrás es que hay una sensación de entender Canarias y de cómo se construye Canarias, y que es imposible construirla como se ha producido esta semana [por la pasada], nunca el espectáculo que se produjo en el enfrentamiento entre el presidente del cabildo en el Parlamento nunca se había visto, nunca se había visto. Ya sólo por eso alguien tiene que hacerse ver que la cosa no puede seguir así. Si el buen rollito que decía Clavijo al inicio de su legislatura significa eso en términos políticos, me resulta absolutamente grave. Un presidente tiene que estar para todo lo contrario, para todo lo contrario y no crear la tensión que se está creando en Canarias con determinadas instituciones, porque al final vemos que se enfrentan unas con otras y volvemos al viejo pleito anterior de hace años que yo esperaba que, si no estuviera superado, al menos los responsables políticos trabajaran en una dirección absolutamente distinta a la que han estado en estos momentos.

P: ¿Cómo se soluciona esta crisis?

R: Aplicando mucho sentido común. Primero uno tiene que ser consciente cuando gobierna que si no tiene mayoría absoluta no puede imponer su modelo a los demás. Por tanto tiene que haber lealtad y confianza, que es lo que se ha quebrado en estos últimos meses. Alguien que sea responsable tiene que ser el primero en reconocerlo, en ser consciente de eso, no tiene mayoría suficiente para imponer lo que él quiera hacer. A partir de ese momento, cuando es consciente de lo que tiene que hacer es dialogar y hablar, y tener voluntad de acuerdo, eso es lo que se le debe de pedir a un responsable político y que Canarias no se gobierna ni con la soberbia ni con el enfrentamiento, sino con la humildad y con la comprensión en el que todo el mundo puede tener razón a lo que está diciendo. Yo no estoy descalificando a nadie porque yo entiendo que determinados cabildos mantengan una posición, eso es entendible, nadie está en contra eso, pero lo que debe hacer un presidente del Gobierno es, consciente de lo que se está produciendo, intentar buscar fórmulas de encuentro, no exactamente lo contrario, enfrentarnos. Construye una mayoría fuera del Parlamento que no tiene en el Parlamento de Canarias, ese es el gran problema, no puede gobernar con dos realidades distintas, construye acuerdos que no tiene mayoría en el Parlamento, y su permanencia es el Parlamento de Canarias. El discurso político del presidente no puede ser continuamente cuánto va a durar el Gobierno actual, los canarios necesitan otro mensaje del presidente. La fortaleza se tiene en la sociedad y en el Parlamento, en la sociedad con los votos y en el Parlamento con el apoyo parlamentario, y no tiene ni una cosa ni la otra.

Por tanto, tiene que ser consciente que sus iniciativas políticas tienen que ser pactadas y acordadas, y si acuerda con determinados cabildos una determinada posición, eso tiene que hacerlas compatibles y cuando vaya al Parlamento, que es quien lo tiene que aprobar, tenga una mayoría de votos para hacerlo. Pero no puede hacer exactamente pactar una cosa para la que sabe que tiene dificultades y hacerla por decreto ley, porque no puede ser, porque eso traslada una forma de gobernar que insisto, no es una forma que no se entienda en Canarias. Estoy absolutamente convencido de que eso al final la gente lo rechaza, la gente quiere un Gobierno que solucione problemas, no que cree más problemas a los ciudadanos de los que tiene. Esa complicación interna se la ha trasladado al Parlamento porque ya no es un problema de Gobierno, es un problema que está afectando a las instituciones, no es un problema entre el Partido Socialista, Clavijo y Coalición Canaria, es que ya afecta al Parlamento, es que no produce confianza en las fuerzas políticas del Parlamento. Canarias necesita estabilidad, que la gente se acerque a las instituciones con la posibilidad de que con el que habla tiene capacidades de interlocución para los próximos meses, y eso es lo que no hay en Canarias en este momento. Por eso, gobernar Canarias desde la disposición de la soberbia, desde la división, desde la desconfianza en la forma de actuar, desde luego se las traslada al PSOE y al resto de fuerzas políticas. Porque si estuviera ya atado tan fácil, ya hubiera una mayoría alternativa en Canarias protagonizada por el PP con Coalición, ¿por qué no ocurre, por qué no la hay? Porque en el fondo de lo que estamos hablando es de una visión de Canarias, no es para ir en contra a un partido o de otro, sino una visión de Canarias, que estará presente en cada una de las votaciones.

O cambia de actitud u ocurrirá lo mismo esté quien esté en el Gobierno y sean cuales sean sus socios, si esa es  su forma de entender Canarias, tendrá un problema en el futuro con otras fuerzas políticas porque ya lo tiene en este caso. Si se ha producido una ruptura en el Parlamento, que es el asunto más grave que le puede pasar a un gobierno, se ha producido con la fuerza política con la que él quiere buscar una estabilidad en el futuro, es una absoluta contradicción y el PP lógicamente tiene que ser una fuerza política que la ejerza con absoluta responsabilidad porque si no estaríamos asistiendo al papel de una parte bombero y por otra pirómano, por una parte fuerzas a la minoría y por otra fuerzas a otro gobierno. Yo espero que el PP en su tradición y forma de entender Canarias esté mucho más alejado de esas operaciones en el Parlamento en una votación más allá de otra, yo espero que de verdad esté en la estrategia de dar estabilidad a la comunidad autónoma de Canarias. Lo que manifiestan en privado es que la situación es absolutamente complicada y que así no debe continuar más tiempo, yo comparto eso con ellos. Si esto no se reconduce en las próximas semanas pues lógicamente habrá que buscar escenarios donde el elemento de la estabilidad política, que es lo que no se tiene en estos momentos, sea el primer valor que se ponga sobre la mesa antes que otros valores, porque se entendía que dos fuerzas políticas que pactan dan estabilidad, pero como esto se ha quebrado ya de forma definitiva porque prácticamente lo que se firma no vale en ningún sitio, no sirve para nada la lealtad, da igual lo que hablemos y lo que pactemos porque dura lo que dura. Cuando empieza a coger valor fundamental es en la estabilidad de fuerzas políticas que aporten esa estabilidad, yo creo que es el debate sobre la mesa. Por eso creo que hay mucha gente que entienda que se produzcan pactos de gobierno en Canarias que hasta hace seis meses eran imposibles que se pudieran plantear porque lo que están pidiendo es sentido común, hagan lo que sea pero se gobierne y que dé estabilidad a la región y con su política Clavijo ha conseguido que la gente empiece a notar, cuando hablo de la gente hablo de sectores económicos, sociales, políticos...y que mira al final hemos coincidido en enmiendas concretas Partido Popular, Nueva Canarias y Partido Socialista. Y eso es un mérito fundamentalmente de Clavijo que se haya producido eso. Que sea consciente de lo que está haciendo, porque eso es una mayoría en el Parlamento de Canarias, que si al final se han quebrado todos los caminos y los puentes de la lealtad y de la confianza, pues la gente va pidiendo que exista estabilidad, pero faltan políticas que den esa estabilidad, pero yo coincido en que ahora el Gobierno se ha dado unas horas, pero yo los compañeros que están en el día a día en esta crisis me manifiestan una enorme preocupación porque con alguien que no sea capaz de hablar y que luego no se creen que los acuerdos que se consigan no se puedan cumplir, ya hemos tenido ejemplos en estos últimos tiempos de acuerdos que se firman y no se cumplen.

P: ¿El PSOE debe intentar un acuerdo con el PP y el apoyo de Nueva Canarias, seguir el pacto o irse del Gobierno y dejar gobernar a CC, PP con el apoyo de la ASG?

R: Yo creo que el problema es que lo está pidiendo los sectores económicos y sociales a responsables políticos, y a unos y a otros, que en Canarias haya un Gobierno de estabilidad y el partido tiene que estar en ese gobierno que dé estabilidad, si no es capaz de conseguir eso tiene que inmediatamente tomar una responsabilidad y no crear más inestabilidad si no es capaz de crearla. Los números en el Parlamento son los que son, y los juegos son los que son. Lo que ha conseguido Clavijo es eso, crear una permanente inestabilidad porque si se pierde la mayoría hoy en el Parlamento la gana otras fuerzas políticas donde está precisamente el Partido Socialista. No puede estar permanentemente Coalición Canaria poniéndonos entre la espada y la pared de una forma continua, desleal, de las formas que se han producido...eso ya es pasar todos los puentes y las líneas de la dignidad política, el partido tiene que tener una cierta dignidad. ¿Qué es lo que hay que hacer para el futuro? Apostar por un Gobierno que dé estabilidad a Canarias que es lo que más nos está pidiendo la mayoría de la sociedad canaria. Si eso no es posible con Coalición Canaria, lógicamente el partido tiene que colaborar en buscar fórmulas que den estabilidad al Gobierno de Canarias, que yo sigo pensando que es el Gobierno actual el que más se podría parecer a Canarias, porque hay un partido con una vocación regionalista que es el Partido Socialista  y luego tienes a Coalición Canaria que tiene sus realidades insulares.

Pero si vemos que con el paso del tiempo eso es imposible, porque no se respetan las reglas del juego, porque no se traslada confianza y lealtad, pues lógicamente el Partido Socialista debería analizar con el panorama político que hay y buscar otras alternativas que puedan dar estabilidad, al menos por nuestra parte, que no dependerá de nosotros porque dependerá de la voluntad de otros, y esas mayorías, hay varias, no sólo Nueva Canarias con el PP, hay otras posibilidades que forman mayoría en el Parlamento de Canarias y si el partido ya ve que es imposible mantener esta situación lógicamente debe abrirse a buscar otras alternativas, que hay varias alternativas, no solamente con el Partido Popular, y ver cuál es la responsabilidad de cada uno. Creo que ahora más que nunca en Canarias se está exigiendo que esta situación se acabe, creo que hay una opinión mayoritaria por lo que dicen los sindicatos, la economía, los analistas políticos...hay una situación que ya lo que se tiene que dar es estabilidad y si el PSOE llega a la conclusión de que es imposible tiene que buscar otras vías de estabilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha