eldiario.es

Menú

La unión de la izquierda alternativa sería segunda fuerza en las capitales canarias

De haber concurrido de manera conjunta, LPGC Puede, IUC y el Partido Verde Canario habrían arrebatado un concejal a Unidos en la capital grancanaria

En Santa Cruz de Tenerife, la suma de cuatro partidos le habría dado a la izquierda dos concejales más, restándole uno a CC y otro al PP

En Telde, los damnificados por la confluencia progresista serían el PSOE y el PP, que perderían un edil cada uno

La Laguna fue el paradigma de los procesos de convergencia y se ha convertido en una piedra en el zapato para el pacto regional entre CC y PSOE

- PUBLICIDAD -
Los seis concejales de Las Palmas de Gran Canaria Puede. (ALEJANDRO RAMOS)

Los seis concejales de Las Palmas de Gran Canaria Puede. (ALEJANDRO RAMOS)

Los esfuerzos de los partidos de la izquierda alternativa canaria para confluir cuando se acercan las citas electorales son ya tradición en el Archipiélago. En los comicios celebrados el pasado 24 de mayo, los procesos de convergencia se concretaron en varias coaliciones de fuerzas que se sitúan ideológicamente a la izquierda del PSOE.  Un avance en la unidad progresista que, sin embargo, no fue completo. 

El hecho de que Podemos no se pudiera presentar con su propia marca en las municipales propició alianzas diversas en las localidades isleñas. Sin embargo, salvo en contadas excepciones, la estrategia de la formación morada, partido instrumental en la mayoría de los casos, chocó con la de Izquierda Unida, que apostó  por la coalición o suma de siglas.

Donde sí se produjo una total confluencia de las fuerzas de la denominada izquierda alternativa fue en La Laguna. Y los resultados han avalado el proceso.  La plataforma Unidos se Puede, en la que se integraron Podemos, IUC, Sí se Puede y Equo,  se ha convertido en la segunda fuerza del municipio con 6 concejales (uno menos que CC y dos más que el PSOE) y, en consecuencia, en una piedra en el zapato para el pacto que negocian a nivel regional socialistas y nacionalistas.

La posibilidad de desbancar a CC de uno de sus feudos históricos con un frente amplio de izquierdas que incluya a Unidos se Puede  y Por Tenerife-Nueva Canarias (xTF-NC) seduce al líder del PSOE en La Laguna, Javier Abreu, que mantiene un pulso con la dirección regional de su partido. Los nacionalistas ya han advertido, por medio de José Miguel Ruano, de que no tolerarán "ninguna agresión" en este municipio. Santiago Pérez, concejal electo de XTF-NC, ha echado más leña al fuego al afirmar que es "imprescindible" la alternancia política en la Ciudad de los Adelantados tras 22 años de alcaldes de ATI-CC.

La Laguna ha sido en estas elecciones municipales un paradigma en los procesos de confluencia de la izquierda. De haberse producido esta convergencia total en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, las coaliciones resultantes también habrían sido la segunda fuerza en ambas capitales y la primera progresista.  En Telde, la cuarta ciudad en importancia del Archipiélago, sería la cuarta, pero sumaría los concejales necesarios para integrarse en un hipotético gobierno junto a NC y PSOE.

Las Palmas de Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria Puede, la coalición que aglutina a Podemos, Equo, Ganemos, exmilitantes de IUC y Partido Humanista, obtuvo 27.127 votos en los comicios del pasado domingo. Este resultado le ha permitido entrar en el Consistorio con 6 concejales, por detrás del PP (10) y del PSOE (7), y le ha dado la posibilidad de convertirse en uno de los socios del  pacto de gobierno que ya barruntan los socialistas con el apoyo de los 2 ediles de Nueva Canarias.

Si los votos de Las Palmas de Gran Canaria Puede se hubieran sumado a los 4.193 del Partido Verde Canario, que se descolgó a última hora de la plataforma, y los 6.857 votos de  la coalición IUC-Los Verdes-Unidad del Pueblo-Alternativa Republicana, la izquierda alternativa habría arrebatado un concejal a Unidos por Gran Canaria y, con un total de 37.187 votos (un 21,81% del total), habría superado al PSOE, que logró 33.211 (un 19,48%).

Esos siete ediles le hubieran situado en una posición de ventaja para negociar con los socialistas y los nacionalistas e incluso hacerse con la Alcaldia.

Santa Cruz de Tenerife

En Santa Cruz de Tenerife. la dispersión de la izquierda era mayor. Sí se Puede fue la cuarta fuerza de la capital con 4 concejales y el apoyo de 10.635 ciudadanos. IUC también logró entrar en el Consistorio con un edil y 4.494 votos. Se quedaron fuera Ahora Santa Cruz, que en la campaña fue deslegitimada por la dirección regional de Podemos, con  1.857 votos, y Socialistas por Tenerife-Verdes, que logró 1.116.

De haberse presentado de manera conjunta, habrían logrado el apoyo del 20,25% de los vecinos de la capital tinerfeña, con un total de 18.100 votos. La suma de los partidos de izquierda habría sido la segunda fuerza del municipio por detrás de CC, que acumuló 21.378 votos. Le restaría un concejal a los nacionalistas y otro al PP para situarse con 7, a uno de CC y dos y tres por encima del PP y del PSOE, respectivamente.

Descartado cualquier pacto con CC y PP, la única suma que le saldría a esta coalición para entrar en el gobierno municipal pasaría por un pacto con el PSOE (3) y Ciudadanos (3).

Telde

En la Ciudad de los Faycanes los damnificados por la unión de las fuerzas de la izquierda alternativa habrían sido el PP y el PSOE. Los conservadores perderían uno de los tres concejales que consiguieron el pasado domingo, lo que habría acentuado aún más el batacazo. Los socialistas se quedarían con tres (ahora tienen cuatro)  pero, en cambio, podrían reproducir en este municipio un acuerdo similar al que está tomando forma en la capital grancanaria, con la salvedad de que, en este caso, la Alcaldía sería para NC, que ha sido la fuerza más votada con 10.207 votos (un 20,66% del total) y 7 ediles.

Se Puede Ganar Telde, la candidatura de unidad popular promovida por Podemos en esta localidad, consiguió el apoyo de 3.621 ciudadanos (el 7,33%). Por lo tanto, serán dos los concejales de este partido que se sentarán en un salón de plenos muy plural, que estará formado por representantes de NC (7), Más por Telde (4), Unidos por Gran Canaria- Ciuca (4), PSOE (4), PP (3) CC (2) y CCD (1).

La suma de los votos cosechados por el partido instrumental de Podemos, los 1.552 que logró la coalición IUC-Los Verdes-Unidad del Pueblo-Alternativa Republicana y los 940 de Ganemos habrían situado a la izquierda alternativa como cuarta fuerza del municipio, por delante del PSOE y del PP, con un porcentaje del 12,19% de los sufragios (6.113 votos) y cuatro concejales.

"La Laguna ha sido modélica en la confluencia"

El coordinador regional de Izquierda Unida Canaria (IUC) y concejal electo de esta organización en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Ramón Trujillo, considera que las organizaciones progresistas de La Laguna han tenido la suficiente "inteligencia, madurez y amplitud de miras" para cerrar un proceso de confluencia "modélico" que les coloca en posición de acceder al gobierno municipal.

"En las fórmulas de convergencia hay que ser capaces de articular identidades colectivas e identidades personales. De esta manera, el potencial es infinito", explica Trujillo. Para el líder regional de IUC, uno de los principios de la Revolución Francesa, el de la fraternidad, debería ser "sagrado" para la izquierda.  Para las elecciones generales que se celebrarán en noviembre, aboga por un frente amplio que sume a todas las fuerzas de izquierda pero sin que las organizaciones pierdan su identidad ni se vean forzadas a disolverse.

La estrategia de la dirección regional de IUC de concurrir a los comicios autonómicos y locales con la fórmula de la coalición de fuerzas colisionó con la del partido instrumental que propuso Podemos en la mayoría de las localidades. En Las Palmas de Gran Canaria, la división entre la Asamblea Local, que apostaba por ir con LPGC Puede, y la cúpula regional, que se negó a ello, acabó con varias expulsiones y una organización fragmentada y debilitada. Para Trujillo, este enfrentamiento "estropeó la posibilidad" de llegar a un concejal en el Consistorio capitalino.

"Sólo en el último momento, cuando ya era irreversible, se planteó la coalición, pero IU no pudo aceptar", recuerda Trujillo. La intención de LPGC Puede era la de presentarse como un partido instrumental -o abierto, como preferían denominarlo-, pero debido a las dificultades que se plantearon a la hora de registrarlo acabó configurándose como una coalición.

En relación a los resultados de IUC en las municipales, se muestra satisfecho. "Hemos pasado de 3 concejales a 19, tenemos representación en cinco islas y en una capital de provincia (Santa Cruz de Tenerife). Se ha transmitido la imagen de que IUC estaba ante su certificado de defunción, pero esa no es la realidad. Hemos tenido un crecimiento importante con respecto a lo que teníamos", concluye el coordinador regional de la formación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha