eldiario.es

Menú

Berlusconi dice que no quiere "molestar" a Gadafi

ROMA

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha reconocido que a Italia le preocupa la situación que se vive en Libia, donde habría ya más de un centenar de manifestantes antigubernamentales muertos, pero ha dicho que no quiere "molestar" al dirigente del país, Muamar Gadafi, provocando una nueva polémica.

- PUBLICIDAD -

ROMA, 20 (EUROPA PRESS)

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha reconocido que a Italia le preocupa la situación que se vive en Libia, donde habría ya más de un centenar de manifestantes antigubernamentales muertos, pero ha dicho que no quiere "molestar" al dirigente del país, Muamar Gadafi, provocando una nueva polémica.

"Estamos preocupados por lo que está sucediendo en toda la zona", había declarado Berlusconi a la prensa en relación con los acontecimientos en Libia y las protestas que se están viviendo en otros países del norte de África y Oriente Próximo.

Sin embargo, al ser preguntado sobre si había hablado con Gadafi sobre estos hechos, dada la relación de cierta cercanía que mantiene con éste, dijo que "no he hablado con él". "La situación está en evolución y por tanto no me permito molestar a nadie", añadió.

Sus palabras han sido muy criticadas por la oposición. "Al silencio ensordecedor del Gobierno italiano ante la sangrienta represión en Libia y en otros países de la zona, se suma la declaración desconcertante de Silvio Berlusconi, que dice no querer 'molestar' a Gadafi por esas decenas de muertos", ha lamentado Piero Fassino en nombre del Partido Democrático.

Tras lamentar que con ello tanto el Gobierno como Italia quedan en entredicho frente a otros países, Fassino ha pedido una "toma de posición clara por parte del ministro de Exteriores (Franco) Frattini para hacer cesar la represión obra de las tropa especiales del Gobierno libio".

Además, el principal partido opositor pidió que Italia tome la iniciativa en Europa para imponer "el respeto de las garantías democráticas allí donde estas vienen pisoteadas hasta el sacrificio de la vida de civiles desarmados".

Sin embargo, según informa el 'Corriere della Sera', al Gobierno italiano le preocupa que se pueda producir una llegada masiva de inmigrantes ilegales, como ha ocurrido en los últimos días procedentes de Túnez, desde el país norteafricano.

En este sentido, el ministro del Interior, Roberto Maroni, está en contacto constante con el embajador libio en Roma, Abdulhafed Gaddur, al que se considera muy próximo a Gadafi. El diplomático ha tranquilizado al ministro, asegurando que las autoridades libias "siguen teniendo el control de la situación".

Italia ha suscrito con Libia un acuerdo en virtud del cual el país africano se compromete a controlar la salida de inmigrantes desde sus costas con destino al país europeo. Según datos de Interior, los desembarcos procedentes de Libia en la isla de Lampedusa han caído un 98 por ciento desde que se alcanzó el pacto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha