eldiario.es

Menú

Blair pide a Occidente que "aumente la presión" sobre Al Assad

MADRID

El exprimer ministro británico y enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo, Tony Blair, ha apuntado este lunes que Occidente debe "aumentar la presión" sobre el presidente sirio, Bashar al Assad, para intentar poner fin al derramamiento de sangre en el país árabe.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El exprimer ministro británico y enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo, Tony Blair, ha apuntado este lunes que Occidente debe "aumentar la presión" sobre el presidente sirio, Bashar al Assad, para intentar poner fin al derramamiento de sangre en el país árabe.

Blair no ha llegado a respaldar la opción militar extranjera contra Siria aunque ha subrayado que, en caso de que siguiera como 'premier', la respuesta de la comunidad internacional a la violencia en Siria habría sido más dura, sin especificar a qué se refería con ello.

Bajo el Gobierno de Blair, Reino Unido participó en la 'Operación Libertad Duradera' en Afganistán, iniciada en 2001 tras los ataques contra el World Trade Centre, y se alió con Estados Unidos en la invasión de Irak, que no contó con el respaldo de la comunidad internacional.

En declaraciones a Radio 4 de la BBC, Blair ha abogado por "mirar más detenidamente lo que se puede hacer para aumentar la presión sobre Al Assad y su régimen". "La gente dice: 'Al final iremos (en operación militar)', pero no creo que esto sea inevitable a menos que nos preparemos para dejar claro que nuestro apoyo está dirigido a aquellos que luchan contra la represión brutal y que seguirá siendo así", ha dicho.

"Personalmente creo que sería muy trágico que perdiéramos de vista lo que está pasando en Siria", ha agregado. Asimismo, ha declinado respaldar la opción militar, aunque ha recalcado que hay "cuestiones para el debate" sobre qué tipo de acción debería implementarse. Una de las opciones que ha citado son las "zonas de seguridad" en territorio sirio para proteger a los refugiados, tal y como ha sugerido con anterioridad el Gobierno turco.

Esta posibilidad ha sido rechazada por varios países, entre ellos Estados Unidos, al implicar el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el país --tal y como se hizo en Libia--, para lo que es necesario un respaldo internacional sin el que supondría una declaración de guerra. El bloqueo de Rusia y China a estas medidas impide el acuerdo internacional en este sentido.

"¿Cuál es la respuesta moral? En este momento el pueblo sirio está siendo aplastado. ¿Es moral intervenir o no hacerlo? Hay gente muriendo a diario, simplemente no sale en las noticias", ha dicho. A pesar de que Naciones Unidas cifra en más de 10.000 el número de muertos en el conflicto, Blair ha elevado este número hasta los 35.000 fallecidos durante sus declaraciones a la BBC.

CINTA CONTRA MAHOMA

Por otra parte, el exprimer ministro británico ha pedido a políticos y líderes religiosos del mundo musulmán que condenen las protestas que se han desatado contra la película 'La inocencia de los musulmanes', considerada blasfema por satirizar al profeta Mahoma y percibida como una ofensa contra el Islam por varios sectores de la comunidad musulmana.

La polémica cinta ha generado una ola de protestas en el mundo islámico por la representación que ofrece del profeta Mahoma, una figura sagrada para el Islam, que termina convertido en un personaje mujeriego, un loco y un falso musulmán. El vídeo permanecía registrado en el portal YouTube desde julio de 2012 y su difusión se ha multiplicado desde la semana pasada, hasta provocar las protestas en varios países del mundo árabe.

Blair ha criticado la cinta como "irrisoria" y ha insistido en que la respuesta ha sido "errónea". "La película puede ser incorrecta y ofensiva, pero es irrisoria como pieza cinematográfica. Lo que temo y lo que es incorrecto es la reacción que ha provocado", ha reiterado.

Los principales incidentes se han registrado en Egipto, donde las protestas se han saldado con centenares de heridos, y en Libia, donde el asalto al consulado estadounidense en la localidad de Benghazi (este) provocó la muerte de cuatro ciudadanos del país norteamericano, entre ellos el embajador, Christopher Stevens.

Además, se produjeron incidentes violentos en Sudán, Túnez, Yemen y Líbano. El viernes --principal día de rezo para los musulmanes-- las protestas se extendieron por todo el mundo islámico, en la mayoría de los casos de forma pacífica. Así, miles de personas salieron también a la calle en Mauritania, Marruecos, Libia, Argelia, Territorios Ocupados Palestinos, Siria, Jordania, Yemen, Qatar, Kuwait, Bahréin, Irán, Turquía, Afganistán, Irak, Somalia, Líbano, Nigeria, Kenia y Pakistán.

Las protestas alcanzaron también el sureste asiático, donde se han registrado manifestaciones de diferente calado en Malasia, Singapur, India, Bangladesh, Sri Lanka, Maldivas e Indonesia. Asimismo, grupos de manifestantes protestaron ante las embajadas estadounidenses en Londres y Ámsterdam, siendo estas protestas más minoritarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha