eldiario.es

Menú

El Cuarteto de Madrid mantiene silencio sobre Palestina y la designación de Blair

HAMAS ACUSA A ISRAEL DE DIVIDIR A LA POBLACIÓN

- PUBLICIDAD -

El anunciado nombramiento del primer ministro británico, Tony Blair, como negociador especial del Cuarteto para Oriente Medio no se produjo, como se esperaba, al término de la reunión celebrda este martes por el grupo en Jerusalén para estudiar la situación en los territorios palestinos.

La reunión del Cuarteto, integrado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE), Rusia y Estados Unidos, se celebró con rango de enviados para la zona y se prolongó durante tres horas en el Consulado de EEUU, pero concluyó sin que se anunciara resolución alguna. Fuentes del Consulado se limitaron a decir que la sesión había sido positiva, pero que no se harán de momento comentarios concretos.

Sin embargo, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, apuntó, posteriormente, la posibilidad de que el primer ministro británico saliente sea nombrado como enviado especial del Cuarteto para Oriente Medio en las próximas horas. En declaraciones a la prensa que la acompaña y distribuidas por el Departamento de Estado, Rice, que regresa de París, respondió a los periodistas que se mantuvieran "¡atentos a su pantalla!" y confió en que "este puesto se cubra porque es muy importante".

La versión electrónica del diario israelí Haaretz se hace eco de informaciones que indican que el nombramiento de Blair, que los medios británicos dieron el lunes por seguro, estaba bloqueado por reticencias de Rusia. El diario recuerda que la relación entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y Blair no es buena.

La agencia palestina Ma'an apunta, asimismo, que Blair "es una figura controvertida" en la región, como también lo es en Europa y Rusia, por su alianza con el presidente de EEUU, George W.Bush, en la guerra de Irak. "Blair también es criticado en esta zona por haberse negado a condenar los bombardeos israelíes durante la guerra del Líbano del año pasado y existe la idea de que muestra predisposición a favor de Israel", señala la agencia.

En septiembre del año pasado, Blair hizo una visita a Israel y a Ramala, y en esta ciudad cisjordana fue muy criticado por haberse alineado con los israelíes y EEUU cuando este país bloqueó un acuerdo de alto el fuego en el Líbano hasta establecer las condiciones necesarias para garantizar que duraría. Un grupo de intelectuales y políticos palestinos escribieron entonces una carta abierta al primer ministro británico acusándole de "venir a lavar con agua palestina la sangre libanesa".

Ya entonces Blair indicó su disposición a hacer lo que estuviera en su mano para hacer avanzar el diálogo palestino-israelí, y en el mismo sentido se ha pronunciado ahora. "Lo he manifestado en varias ocasiones, haría todo lo posible por ayudar a lograr una solución" al problema palestino-israelí, dijo este martes Blair en su último día de trabajo como primer ministro británico, durante el que se reunió con Arnold Schwarzenegger como gobernador de California.

Por parte israelí no habría ningún problema, ya que la portavoz del Gobierno, Miri Eisin, recalcó este martes el "respeto, la estima y la amistad" que el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, siente por Blair. Bush, según la prensa británica, también apoya la designación de Blair como enviado especial para Oriente Medio.

Se esperaba que el Cuarteto decidiera este martes en Jerusalén sobre las competencias que tendría ese enviado.

"Israel no ignora el sufrimiento de los palestinos"

Los miembros del Cuarteto debían también analizar los resultados de la Cumbre de Sharm El Sheij del lunes y la situación en la Autoridad Nacional Palestina (ANP), donde existen de facto dos gobiernos.

La cumbre de Sharm tuvo como objetivo respaldar la legitimidad del presidente de la ANP, Mahmud Abas, y de su gobierno de emergencia presidido por Salam Fayad. En la cumbre, Olmert anunció la descongelación de fondos que Israel cobra como agente aduanero en nombre de la ANP y que no abona desde que entró en funciones el primer gobierno del grupo islamista Hamas, en marzo de 2006.

También se habló de su intención de pedir el respaldo de su gobierno a la liberación de unos 250 miembros del movimiento Al Fatah presos en Israel. "Es un gesto importante" al que "pueden seguir más", pero también "un reconocimiento de que Israel no ignora el sufrimiento de los palestinos", dijo este martes Miri Eisin, en una rueda de prensa en un hotel de Jerusalén.

El Cuarteto ya extendió su reconocimiento al gobierno de Abas la semana pasada y anunció el fin del boicot económico y político a ese ejecutivo, toda vez que Hamas ya no forma parte de él. El objetivo del encuentro de este martes era también estudiar nuevas vías de apoyo a los palestinos en Cisjordania y Gaza y la aplicación de medidas para impulsar una mejor calidad de vida.

Eisin apuntó que Israel levantará en los próximos meses diversas restricciones de movimiento de forma que los habitantes de Cisjordania puedan moverse por ese territorio "sin tener ninguna fricción con israelíes". Olmert ya había anunciado en su discurso en Sharm El Sheij una "mejora significativa de la libertad de movimiento para la población palestina en Judea y Samaria (Cisjordania)".

Eisin abogó por "lograr un equilibrio delicado entre mejorar de forma crucial las condiciones de vida de los palestinos sin poner en peligro la seguridad de los israelíes".

"La lucha será todavía larga y dura"

Por otro lado, el destituido primer ministro palestino y líder de Hamas, Ismail Haniye, advirtió este martes de los intentos de Israel de "dividir la unidad de los palestinos" al aislar a los islamistas y apoyar al Gobierno de emergencia del presidente palestino, Mahmud Abas.

"La lucha con Israel será todavía larga y dura", dijo a medios de comunicación en la ciudad de Gaza durante una visita a diversos institutos de enseñanza secundaria. Haniye, quien mantiene el control sobre la franja de Gaza pese a su destitución hace dos semanas por Abás, hizo estas declaraciones un día después de la cumbre cuatripartita entre Israel, Jordania, Egipto y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en la localidad egipcia de Sharm El Sheij.

En esa cita, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, anunció diversas medidas para reforzar a Abas, entre ellas la liberación de 250 presos que pertenezcan al movimiento que éste lidera, Al-Fatah, y que no hayan cometido delitos de sangre. Haniye insistió, sin embargo, en que "la ocupación israelí no está preparada para devolver sus derechos a los palestinos".

Por su parte, el nuevo ministro palestino de Información, Riad al-Maleki, aseguró que las promesas israelíes de desbloquear parte o el conjunto de los fondos que retenía a la ANP desde la llegada al poder de Hamás no se cumplirán. Al-Maleki, un independiente del nuevo Gobierno de emergencia formado en Cisjordania tras la toma de la franja de Gaza por Hamás, agregó que la ANP no ha recibido aún ese dinero, que Israel recauda como agente de retención de impuestos.

La portavoz del primer ministro israelí, Miri Eisin, replicó a estas declaraciones que el desbloqueo de estos ingresos por aranceles fueron aprobados hace dos días en consejo de ministros. Según fuentes palestinas, Israel ha congelado el pago de alrededor de 700 millones de dólares en concepto de tasas aduaneras y otros aranceles desde que Hamas formó su primer Gobierno, hace quince meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha