eldiario.es

Menú

Fatah sale del Gobierno de unidad nacional en una Palestina en el caos

MÁS DE 40 MUERTOS EN LAS LUCHAS CON HAMÁS

- PUBLICIDAD -

Al Fatah decidió suspender su participación en el Gobierno de unidad nacional palestino junto a Hamás hasta que cesen las luchas internas en la franja de Gaza, que en las últimas 48 horas han dejado más de 40 muertos.

El Comité Central de Al Fatah, principal órgano decisorio del partido del presidente, Mahmud Abás, resolvió durante la noche del martes, en una reunión con carácter de urgencia, suspender la participación de sus ministros en el Ejecutivo que lidera el islamista Ismail Haniye. El presidente palestino exhortó durante la reunión, que se prolongó tres horas, a los líderes "bienintencionados de Hamás" a esforzarse para que cesen las hostilidades pues, dijo, "nadie se beneficia de estas luchas".

El primer ministro Haniye hizo horas antes un llamamiento a las facciones a regresar a la calma y a la mesa de negociaciones para acabar con la última espiral de violencia inter-palestina, que ha alcanzado en las últimas horas cotas sin precedentes. El actual Gobierno de unidad nacional palestino, constituido en marzo pasado, consta de 9 ministros de Hamás, 6 de Al-Fatah, 5 independientes, de los cuales 3 fueron nombrados por el primer grupo y 2 por el segundo, además de otros 4 de formaciones minoritarias.

Con la salida de los 8 ministros vinculados a Al Fatah, el actual Ejecutivo constará de 16 ministros, de los cuales al menos tres se encuentran encarcelados en prisiones israelíes, un hecho que, según apuntan analistas políticos, precipitaría la caída del Gobierno.

"Preocupación" en Israel

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, expresó su preocupación por la situación en Gaza y advirtió de que "si la franja termina cayendo en manos de Hamás eso tendrá una gran repercusión regional". Olmert calificó la situación en Gaza de "preocupante" sobre todo porque indica una incapacidad de las "fuerzas pragmáticas de la Autoridad Nacional Palestina para hacer frente a las fuerzas extremistas" y para detener el tráfico de armas. Israel, explicó, "no puede entrar en la franja de Gaza para combatir a los extremistas en nombre de los pragmáticos".

En el norte de la franja palestina murieron durante la noche de este martes al menos veintiún palestinos en un ataque por parte de milicianos de Hamás a un complejo de las Fuerzas de Seguridad Nacional, según informan fuentes médicas. Once de las víctimas mortales eran miembros de las fuerzas de la Seguridad Nacional palestina, mientras que los otros diez eran miembros de Hamás y de su leal "Fuerza Auxiliar" que participaron en el asalto al edificio.

Muawia Hazanen, jefe de los servicios de emergencia del Ministerio de Salud informó de que varias decenas de personas resultaron heridas en la toma del complejo de seguridad, situado al este del campo de refugiados de Yabalia. Milicianos del movimiento islámico Hamás atacaron con morteros y rifles automáticos la sede de ese organismo de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y después de varias horas de combates se hicieron con el control del complejo.

Unos 200 hombres de Hamás rodearon el edificio de la seguridad palestina, donde alrededor de unos 500 milicianos de Al Fatah y miembros de ese organismo de seguridad se encontraban atrincherados.

Golpe de Estado

Las Brigadas de los Mártires de Al Aksa, facción vinculada a Al Fatah, exhortaron este martes a sus seguidores a salir a las calles de Gaza y defender sus posiciones frente a Hamás en un intento de impedir un "golpe de Estado" por parte de esa facción rival. En un comunicado, las Brigadas de Azedín Al Kasem, brazo armado de Hamás, indicaron que el norte de la franja de Gaza fue tomada por sus hombres y declarada "zona cerrada"

A lo largo de la jornada, los choques armados se sucedieron en distintos puntos de la franja palestina, y en la ciudad de Gaza el complejo presidencial ha sido atacado en varias ocasiones con fuego de mortero y granadas. Por la mañana también resultó atacada la residencia del primer ministro Haniye, y el sobrino del histórico líder de Hamás Abdel Aziz Rantisi, asesinado por Israel en 2003, fue secuestrado y posteriormente abatido por milicianos de Al-Fatah.

Los choques también se extendieron a Cisjordania: En Ramala, miembros de las fuerzas de seguridad leales a Al Fatah y milicianos de las Brigadas de los Mártires de Al Aksa tomaron la sede de una cadena de televisión perteneciente a Hamás. También, en la misma ciudad, milicianos del movimiento nacionalista secuestraron al viceministro de Transportes y miembro de Hamás, Fadi Shabani, quien se encuentra en paradero desconocido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha