eldiario.es

Menú

Irán responde a las sanciones de la ONU con la suspensión de cooperación a la OIEA

NO INFORMARÁ DE LA PLANIFICACIÓN DE INSTALACIONES NUCLEARES

- PUBLICIDAD -

Irán decidió este domingo suspender de forma "parcial" su cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) tras la resolución con sanciones contra este país, adoptada el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Según declaró este domingo el portavoz del Gobierno iraní, Gholam Husein Ilham, la decisión fue tomada durante una reunión del Consejo de Ministros, encabezada por el presidente del país, Mahmud Ahmadineyad.

La decisión iraní responde a una ley aprobada el año pasado por el Majlis (Parlamento) que obliga al Gobierno a "revisar las relaciones con el OIEA si el caso nuclear iraní es enviado al Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Ilham, según la agencia de noticias nacional IRNA.

"El Consejo de Ministros decidió suspender en parte la cooperación con el OIEA hasta que el caso nuclear iraní vuelva del Consejo de Seguridad a ese organismo", recalcó el portavoz tras calificar una vez más de "ilegal" la resolución del sábado.

Afirmó que la decisión iraní significa que Teherán no cumplirá con dos artículos de un acuerdo firmado en febrero de 2002 con el OIEA que obligan a la República Islámica a informar a ese organismo de "los detalles de la planificación y programación para el establecimiento de instalaciones nucleares" en el país.

Su declaración se produce después de que el Ministerio de Exteriores iraní criticara duramente al Consejo de Seguridad, y calificara de "ilegal e injustificable" la resolución con nuevas sanciones contra Irán por su negativa a suspender el enriquecimiento de uranio.

El portavoz del citado departamento, Mohamad Hoseini, consideró además que "la resolución (1747) perjudica la credibilidad de las Naciones Unidas", ya que "priva a Irán de su derecho al desarrollo y a las investigaciones científicas".

En la resolución, se exige a Irán que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio, así como la fabricación de un reactor de agua pesada, y aclare las dudas del OIEA sobre los fines pacíficos de sus actividades en esta materia.

Bajo el capítulo 41 de la Carta de la ONU, que no contempla la intervención militar, se dictamina una serie de nuevas sanciones si el régimen de Teherán no cumple en 60 días con estas demandas internacionales.

Las nuevas sanciones se refieren a la prohibición de Irán de exportar armas y la congelación de activos financieros a 28 individuos y entidades que están relacionados con el programa nuclear y de misiles balísticos iraní, entre ellos miembros de la Guardia Revolucionaria de la República Islámica.

Asimismo, se imponen restricciones voluntarias para viajar a los individuos sometidos a sanciones, a importar armas a Irán, así como a conceder créditos y asistencia financiera al Gobierno iraní.

En el documento también se reafirma el papel de la OIEA en sus esfuerzos para solucionar el caso iraní, y le pide que en 60 días, el director de este organismo, Mohamed El Baradei, presente un informe de situación sobre la actitud mostrada al respecto por Teherán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha