eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Paco Gómez Nadal

Periodista, activista de derechos humanos, librero, gestor de sueños colectivos a ratos y observador perplejo de una realidad plagada de renuncias.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 86

Nuestra medicina 'secreta': la experiencia y la resiliencia de las personas mayores

La crisis sanitaria del COVID-19 afecta a todas y todos pero señala a algunos grupos como especialmente vulnerables. Si hay uno que sale en todas las listas es el de las personas mayores, aunque faltaría anotar que se trataría de aquellas personas bastante mayores o que tienen enfermedades crónicas o respiratorias agudas. Sin embargo, poco se habla de las personas mayores como eje de apoyo para aguantar los momentos críticos y de impulso para salir de la situación de economía de postguerra en la que nos situará la resaca de la crisis del coronavirus.

Vamos por partes. Hay dos tipos de vulnerabilidades a tener en cuenta. La primera es la médica, y ahí nos toca proteger a las personas mayores vulnerables (porque no todas lo son), evitando el contacto con personas que puedan ser portadoras del virus y priorizando en el sistema público sanitario su atención médica de calidad. La segunda es la vulnerabilidad en la vida cotidiana. Es evidente que aquellas personas más frágiles o con enfermedades crónicas o respiratorias que deben permanecer en casa necesitan apoyo y no todas tienen una red familiar o comunitaria que pueda proveerles de alimentación, de medicamentos o de conversación.

Seguir leyendo »

El Cenador de las Aspiraciones

Usted puede elegir entre tres menús: Carta Memoria (109 euros, IVA incluido), Esencia (137 euros), y Experiencia (167 euros). En ninguno de ellos están incluidas las bebidas. Y es cierto, hace una semana los precios 89, 120 y 157 euros, respectivamente, pero si el restaurante cotiza en la bolsa de la vanidad, es normal que todo se encarezca.

El menú más barato del Cenador de Amós es doce veces más caro que el de La Sartenuca, aquí en el barrio. Con la diferencia de que el segundo incluye la bebida. No llega a ser la diferencia que hay entre el salario de un directivo del Ibex 35 y el de un empleado (123 veces), pero no está mal.

Seguir leyendo »

El voto de la rabia, los ultras, el futuro

Cantabria no se ha comportado de forma diferente en estas elecciones. Los partidos tradicionales harán lecturas victoriosas y Unidas Podemos y Ciudadanos buscarán una alfombra bajo la cuál esconderse. Pero la única lectura posible es la del fracaso colectivo de los supuestos partidos demócratas y la de la ceguera social provocada por el deslumbramiento por exceso de tele y redes.

La irrupción de Vox en Cantabria, con uno de los cinco diputados posibles, y el golpe en la mesa del parlamento con algo más de medio centenar de escaños es un drama para un país que sufrió cuarenta años una dictadura que es de la que bebe ideológicamente –y estéticamente- el partido ultra. La ciudadanía cántabra es hija de la guerra del 36, del exterminio posterior y del miedo cerval que durante cuatro décadas nos convirtió en una sociedad mayoritariamente temerosa y ‘necesitada’ de líderes fuertes que marquen la ruta.

Seguir leyendo »

Los antisistema… de la ultraderecha

Es peligroso acostumbrarse a lo peligroso. Esta redundancia debería ser una máxima cuando nuestros espacios públicos y los medios de comunicación aparecen preñados de la anormalidad antidemocrática, de antisistemas con ropa interior rojigualda, el puño fácil y la lengua con el filo de bilis e ignorancia asentado en alguna chaira oxidada.

Es cierto que esto ocurre en tiempos extraños en que la política está en manos, en general, de gente mediocre. Es lo que pasa cuando la gente excepcional, la ejemplar, da por hecho que la democracia es un patrimonio perenne o que los derechos están garantizados en la cadena genética. En esos momentos, personas sin grandeza, sin una idea democrática de lo común y sin ninguna noción respecto al servicio público toman al asalto las instituciones encaramadas en la libertad (limitada) de partidos y en ese seductor pero alarmante mantra de que cualquiera puede hacer política (institucional) o tiene derecho a desempolvar el odio cainita que parece caracterizarnos.

Seguir leyendo »

La manifestación del 8M en Santander: la toma de las calles por la marea violeta

Seguir leyendo »

El 'negrero' López y López gana al 'marqués' de Comillas en Barcelona

Antonio López y López dejó de serlo cuando se hizo millonario. Su conversión en marqués de Comillas, el 3 de julio de 1878, supuso también el olvido de una historia oscura que explica, en buena medida, lo que lo convirtió en un noble cuya muerte el 16 de enero de 1883 provocó la proliferación de hagiografías: "Madrid, Santander, Cádiz, Alicante, La Habana, París y otras y otras ciudades han demostrado el sentimiento que les causara la pérdida del eminente financiero y modesto ciudadano, dedicando a su memoria manifestaciones tan elocuentes, como sentidas, que atestiguan el elevado concepto que el señor López supo conquistar en toda España y aun en el extrangero (sic)" (Homenaje que la Ciudad de Barcelona tributó a la Memoria del Excmo. Sr. D. Antonio Lopez y Lopez, Marques de Comillas, Imprenta Peninsular, 1883).

El elevado concepto de las élites sobre el multimillonario marqués fue revisado por primera vez por otras gentes sin títulos ni posición social durante los primeros días de la Guerra Civil. Entonces, en 1936, la multitud destrozó la estatua levantada en homenaje al marqués en 1884 para denunciar lo que representaba el marqués: el enriquecimiento a costa de otros, el esclavismo, la rancia burguesía que financiaba la arquitectura modernista con la plusvalía de innombrables negocios. Tras la victoria de los golpistas, ya en 1940, todo "volvió a su lugar" y, desde entonces, hasta este fin de semana, una reproducción de la estatua original ha contemplado la evolución de una Barcelona que ahora cumple con la petición de diversos sectores: la retirada definitiva de la figura del 'insigne' cántabro. La memoria física del marqués desaparece y se rebautiza la plaza con el nombre de Idrissa Diallo, joven senegalés muerto en 2012 en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca.

Seguir leyendo »

La memoria de Amparo: “Nuestras casas, nuestras vidas”

La muerte de Amparo Pérez un 15 de febrero de 2015 dejó muchas huellas. Una fue en el historial político de Iñigo de la Serna, el entonces alcalde de Santander y hoy ministro; otra, en los movimientos sociales que acompañaron en su resistencia a la mujer de 86 años que defendió su terreno y su casa ante la expropiación por parte del Ayuntamiento para construir el vial que hoy conecta la Avenida de los Castros y la S-20.

Por eso hoy, en el tercer aniversario de la muerte de Amparo, cerca de 40 personas han retado a la lluvia y al viento para marchar desde la parroquia de Monte hasta el lugar donde alguna vez estuvo la casa de esta mujer que se convirtió en un símbolo de la resistencia ante los planes urbanísticos del Ayuntamiento. “Amparo vive, la lucha sigue”, gritaban los asistentes. “Los barrios no se venden, los barrios se defienden”. El grupo ha caminado desde Monte coreando consignas y cargando una pancarta en la que se leía: “Enterrar el vial, enraizar la lucha”. No olvidan a Amparo y tampoco olvidan a De la Serna… de hecho la caminata también la ha hecho un “pelele” con el rostro del ex alcalde que amenazaba a los vecinos en el camino con expropiar sus casas “para levantar urbanizaciones”. Mientras, la columna de vecinos gritaba: “¡Nuestras casas!, ¡nuestras vidas!”.

Seguir leyendo »

Los vecinos de Cueto, indignados con el Metro-TUS: "No somos números"

“No están consiguiendo un malestar en los vecinos, están consiguiendo cabreo”. Y cabreo es lo que se sintió en la masiva asamblea en el local que los vecinos de Cueto levantaron con sus manos hace años en la Calle Camus. A las 8 de la tarde, la hora de la cita para una reunión informativa, ya no cabía un alfiler en la sede de la Asociación de Vecinos de Cueto. Muchas personas adultas mayores, mucha gente con problemas de movilidad… pero también jóvenes, parejas, muchas mujeres trabajadoras… Al final han entrado casi 100 personas –casi la mitad de pie- que se han sentido “insultadas” –como han repetido- por la respuesta que ha recibido hoy, 16 de febrero, la Asociación de Vecinos a las 20 preguntas concretas sobre el Metro Tus que registraron en el Ayuntamiento y en la Universidad de Cantabria (UC) el pasado 26 de diciembre. Un mes y medio para 16 páginas plagadas de generalidades y de muchas, muchas infografías -10, en concreto, y dos ilustraciones-. “Yo reconozco que debo ser limitado porque no soy capaz de entender qué quieren decir con tanto gráfico”, reconocía Santiago Sierra, el presidente de la Asociación de Vecinos mientras compartía rigurosamente las respuestas que iban generando un creciente rumor de “cabreo”. Los números y las estadísticas no ayudaban a tranquilizar el ambiente. “Es que no somos números, los técnicos sabrán mucho de fórmulas pero se muestran insensibles ante la gente mayor, las mamás con niños, las personas que tienen que ir al trabajo, la gente en sillas de ruedas… a esas fórmulas le falta corazón”, defendía una de las vecinas más jóvenes.

“Esa carta que han mandado es un insulto a nuestra inteligencia. Aquí parece que lo que diga la UC es palabra de dios y han metido la pata hasta el fondo”, reclamaba un vecino de Cueto; entendiendo que el Metro Tus ha conseguido que Cueto sea por fin todo cueto porque en la reunión había vecinos de la calle Repuente, pero también de Ernest Lluch, de la Calle Ingenio y de La Rochela… Cueto se han ensanchado para reclamar atención y para decir que el nuevo sistema los aísla. “No han pensado en la gente mayor, ni en las personas trabajadoras… ahora tengo que coger tres buses para llegar al trabajo”, espetaba otra vecina. “Queremos que todo vuelva como estaba pero con más frecuencias”, gritaba otra… “y que nos devuelvan el dinero”, reclamaba otra.

Seguir leyendo »

La libertad de expresión magreada

Vivimos tiempos paradójicos, en los que los lobos se visten de ovejas para presentarse como víctimas aunque sean los victimarios. Vivimos tiempos en los que las palabras han perdido valor y los conceptos fundacionales de las sociedades libres son magreados por aquellos que quieren que no lo seamos.

Y esto, esta perversión conceptual, ocurre a menudo con la "libertad de expresión", o expresado por los directivos del Ateneo de Santander: "la exposición libre de ideas". Este miércoles, el Ateneo, la vetusta y pétrea institución santanderina, ha debido recular una vez más con la programación de actos que rozan la apología del odio y del fascismo. Si ya lo tuvo que hacer con charlas de una de las asociaciones fascistas de la ciudad, ahora ha tocado el turno a la conferencia 'La dictadura de la ideología de género', que ya en su enunciado contenía el germen del desastre del que han alertado 37 organizaciones sociales, políticas y sindicales de Cantabria.

Seguir leyendo »

Las 'Cajas negras del exilio' español en Francia llegan al Parlamento de Cantabria

El capitán del ejército constitucional de la República de España Juan Antonio Parra Baeza cayó herido en el frente del Ebro y allí acabó la guerra para él. Empezó otro calvario. En los primeros meses de 1939 huyó a Francia bajo las bombas y comenzó un largo recorrido por 11 campos de internamiento (la forma elegante para los campos de concentración) en el país vecino hasta que logró huir dos años después para unirse a los maquis de la resistencia francesa que luchaban contra los nazis.

La historia no parece muy original si tenemos en cuenta que fueron unos 450.000 españoles los que huyeron de la derrota y la represión de los ganadores de la guerra iniciada con el golpe de Estado de 1936… pero es la historia del padre de la poeta y grabadora francesa (y española) Manuelle Parra. La artista inauguró este martes en el Parlamento de Cantabria una sobrecogedora exposición que, bajo el título 'Cajas Negras del Exilio', hace un recorrido por la huida, el confinamiento, la resistencia y la memoria de los exiliados españoles en Francia.

Seguir leyendo »