eldiario.es

Menú

Más de 2.000 marfileños murieron ejecutados extrajudicialmente en los combates entre leales a Ouattara y Gbagbo

MADRID

Alrededor de 2.200 personas murieron entre finales de 2010 y los primeros meses de 2011 ejecutadas extrajudicialmente en Costa de Marfil durante los enfrentamientos entre las fuerzas leales a Laurent Gbagbo, que se negó a ceder el poder tras perder las elecciones de octubre de 2010, y Alassane Ouattara, vencedor de los comicios y actual jefe del Estado, según un informe del Gobierno.

- PUBLICIDAD -

ABIYÁN, 10 (Reuters/EP)

Alrededor de 2.200 personas murieron entre finales de 2010 y los primeros meses de 2011 ejecutadas extrajudicialmente en Costa de Marfil durante los enfrentamientos entre las fuerzas leales a Laurent Gbagbo, que se negó a ceder el poder tras perder las elecciones de octubre de 2010, y Alassane Ouattara, vencedor de los comicios y actual jefe del Estado, según un informe del Gobierno.

Durante el conflicto, entre octubre de 2010 y mayo de 2011, al menos 3.200 personas murieron y varios cientos más resultaron heridas, violadas o sufrieron torturas, según el documento de la Comisión Nacional de Investigación (CNE).

"La CNE señala que, entre las 3.248 víctimas registradas, 2.241 víctimas murieron ejecutadas de forma extrajudicial por razones políticas o étnicas", ha indicado el informe, que aún no ha sido publicado.

La Comisión ha señalado que 1.009 ejecuciones fueron realizadas por fuerzas leales a Gbagbo, como el Ejército, milicias y grupos de mercenarios de Liberia reclutados por el Gobierno. El expresidente se encuentra actualmente en La Haya acusado de crímenes de guerra, y sus aliados o miembros del Ejecutivo están detenidos en Costa de Marfil o han huido del país.

Los investigadores, que se basan en 16.000 entrevistas, han indicado que las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil (FRCI), que apoyaron a Ouattara y tuvieron el respaldo de Naciones Unidas y el Ejército francés, llevó a cabo hasta 545 ejecuciones extrajudiciales.

Otras 200 personas murieron por ataques de los dozos, cazadores que practican la caza tradicional y que apoyaron a Ouattara. El resto de las ejecuciones documentadas se realizaron por grupos con afiliación indefinida o movimientos locales.

La Comisión ha indicado que ambos bandos cometieron crímenes de guerra y contra la Humanidad. Aunque no tiene validez de investigación judicial, el informe insta a "abrir un proceso contra los supuestos autores de violaciones sin tener en cuenta su estatus social". El documento no ofrece ningún nombre de supuestos implicados.

El miércoles, la Comisión entregó el informe al presidente marfileño y podría ser publicado esta semana. La ONG Human Rights Watch ha pedido que se publique el informe completo y que se juzgue a los responsables.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha