eldiario.es

Menú

El rechazo a la reforma constitucional venezolana no afecta al petróleo

EL MINISTRO RAMÍREZ DESCARTA CUALQUIER FLUCTUACIÓN POR EL 'NO'

- PUBLICIDAD -

El "no" que se impuso en el referendo celebrado el pasado domingo en Venezuela sobre la reforma propuesta por Chávez no afecta "para nada" a la política petrolera de su país, aseguró hoy en Abu Dhabi Rafael Ramírez, ministro venezolano de Petróleo y Energía.

"No, para nada", respondió Ramírez a la pregunta de si el resultado de la consulta popular tenía implicaciones para la política petrolera de Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), quinto exportador mundial de crudo y cuarto abastecedor más importante de Estados Unidos.

Así lo comentó el ministro venezolano a la prensa, al llegar al hotel donde se aloja en Abu Dhabi para participar en la reunión extraordinaria convocada por la OPEP este miércoles para estudiar la evolución del mercado y reajustar eventualmente la oferta conjunta del grupo de trece países.

Ramírez reconoció que en estos momentos no hay consenso entre los socios exportadores de petróleo, pero expresó su confianza en que este miércoles los trece socios de la OPEP alcancen un consenso sobre el nivel que tendrán sus suministros petroleros en los próximos meses.

"Nosotros vamos a ver las cosas con cuidado porque creemos que hay bastante petróleo en el mercado", dijo Ramírez a los periodistas que lo aguardaban en el hotel donde se aloja en Abu Dhabi, un día antes de que se celebre aquí una reunión ministerial de la OPEP. "Todos los fundamentos indican que no es necesario poner más petróleo" en el mercado, añadió.

Indirectamente reconoció que en el seno de esta organización que controla cerca del 40% de la producción mundial de crudo hay diversas posturas, al señalar que "siempre hay dos opciones, vamos a tratar de llegar al consenso".

Según declaró un delegado de la OPEP que pidió el anonimato, en las últimas horas, en las habituales consultas oficiosas previas a la conferencia ministerial, había dos opciones sobre la mesa.

Una es mantener sin cambios la cuota oficial de producción vigente actualmente, de 27,25 millones de barriles diarios (bd), que abarca el bombeo conjunto de diez de los países miembros, todos menos Ecuador, Irak y Angola.

La segunda opción es aumentarla en al menos 500.000 bd, aunque "sólo para evitar que la OPEP sea acusada de ser la responsable del aumento de los precios" del crudo, señaló la fuente momentos antes de que llegara Ramírez.

Todos los ministros coinciden en que el mercado está bien abastecido y la escalada de las cotizaciones petroleras se deben a factores ajenos a la oferta y la demanda, como la especulación financiera y los conflictos geopolíticos.

Por su parte, Ramírez destacó que "el precio [del crudo] cayó un 11% en pocos días. Es una clara indicación de la especulación" financiera en los mercados de futuros y recordó que el debilitamiento del dólar frente al euro y otras divisas "tiene un impacto en el precio del petróleo".

Por otro lado, reconoció que "no hay ninguna indicación de que la demanda [de crudo] pueda caer" y reiteró que los ministros estudiarán los datos disponibles sobre la situación del mercado en los meses venideros.

También resaltó que planteará a sus socios la necesidad de discutir las propuestas expresadas por el presidente venezolano, Hugo Chávez en la III Cumbre de la OPEP, celebrada el 17 y 18 de noviembre en Riad.

En la última reunión de jefes de Estado quedaron "temas para ser tratados por los ministros. Nosotros vamos con el tema relativo a una propuesta para los países pobres", señaló el ministro.

Aludió así a la iniciativa de Caracas para crear un banco de la OPEP y programas para vender petróleo más barato a los países en desarrollo más afectados por la escalada de los precios del crudo.

"Veo una muy buena reunión para mañana", concluyó el ministro venezolano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha