eldiario.es

Menú

¿2017?… ¡Quién fuera primo de Nostradamus!

España es una gran Babel sumida en la confusión y la mentira

En el turismo, el FMI quiere que el IVA suba al 21%. Una gran noticia para Canarias de la que todavía no he escuchado hablar a Clavijo, entregado a sus cuitas con el PSOE y a montarle un piso a Antona en un barrio residencial

España sufre un empobrecimiento y un endeudamiento brutales que el Gobierno está ocultando sistemáticamente a los ciudadanos, mientras proclama la falsedad evidente de que la nación se está recuperando

A medio plazo, las perspectivas de crecimiento de la economía española se verán lastradas por la débil subida de la productividad y por el elevado desempleo estructural

- PUBLICIDAD -
Representación de Nostradamus. (Canarias Ahora)

Representación de Nostradamus. (Canarias Ahora)

Los estudiosos de la obra del vidente francés Michel de Nostradamus realizaron una nueva interpretación de los escritos del místico para el año 2017. A primeros de mes, el portal británico Express difundió las nuevas predicciones que tienen a China y Estados Unidos como los principales protagonistas. 1. China se erigiría como la nueva potencia mundial de manera definitiva, desplazando a los Estados Unidos. Las medidas económicas y políticas que emprenda el país asiático tendrían un efecto duradero en el escenario global, en aras de lograr un equilibrio a gran escala. 2. En Estados Unidos, la elección de Donald Trump como presidente ahondaría la crisis gubernamental del país norteamericano. Para los estudiosos, el país de La Gran Manzana entraría en una fase de ingobernabilidad e incompetencia, allanando el camino para que China se convierta en la nueva potencia líder. 3. En Europa, un nuevo desequilibrio bancario y económico amenazaría a uno de sus países más conocidos: Italia. La nación afrontaría un creciente desempleo que lo sumiría en una crisis económica de gran envergadura. Rusia jugaría un papel importante para aliviar el malestar futuro de la zona europea, pero su intervención no sería bien vista por los Estados Unidos. 4. En América Latina, los gobiernos de izquierda llegarían a su fin, según los investigadores de Nostradamus. La región se sumiría en una redefinición ideológica que conllevaría grandes manifestaciones y disturbios civiles. 5. El terrorismo y el cambio climático se mantendrán como los grandes males que asolan al mundo. Por ejemplo, la escasez de recursos naturales podría desatar conflictos armados que en los escritos de Nostradamus se denominan Hot Wars o Guerras Cálidas.

¡Y quién fuera primo de Nostradamus! Olvídense de macros y micros. Olvídense incluso de los piratas que llevaban al personal hacia los confines de la isla. Desechen también aquellas guaguas de madera de puertas sin puerta, con fuerte olor a gasoil y un cobrador que entraba y salía con su bandolera de cuero brindando el ticket al viajero en orden de marcha. Miren hacia España como si acabaran de nacer y aún no hubieran lanzado el primer llanto. No verán otra cosa que confusión. No descubrirán otros discursos que mentiras y, mientras los Reyes Magos se acercan al Portal de Belén, advertirán que la mayoría del personal está allí: en Belén con los pastores. Campana sobre campana, y sobre campana una, asomate a la ventana, verás al niño en la cuna. Belén, campanas de Belén, que los ángeles tocan ¿Qué nuevas nos traéis?

Página de un manuscrito de Nostradamus. (DP)

Página de un manuscrito de Nostradamus. (DP)

Por lo que yo veo, de lejos bien y, de cerca, con gafas de presbicia, esas nuevas no creo que vayan mucho más allá de la perpetuación de las viejas, aunque todo fluye, todo cambia – “de repente toda tu vida se concentra en un instante” – y la adivinación no está entre mis poderes, a pesar de que tomo phosphoro, macromineral que, aparte de tener una presencia importante en los ácidos ribonucleico (ARN) y dexoxirribonucléico (ADN), es fundamental para la memoria, la división y reproducción celular, la transmisión de los impulsos nerviosos y evitar surcar las calles con pinta de raquítico de izquierda torcida e incluso retorcida. No digo nada de la derecha porque, además de no venir a cuento, casi siempre aboca al vómito en circunstancias calamitosas.

Ya saben que los tiempos de conspiranoia aparecen cuando se desconoce lo que ha de venir. Tanto es así que, aparte de las prostitutas, son los santeros y videntes los que ocupan esas páginas de los periódicos que siempre se han denominado anuncios por palabras. El hombre y la hombra, la mujer y el mujero, acojonados ante la incertidumbre del devenir y con la cartera llena de moho, invierten su último capital en que alguien les diga lo que les espera a la vuelta de la esquina. Y, en este caso, a la calle adyacente ya le ha puesto nombre el Ayuntamiento. No. Ni es Calle de Miguel Pérez, ni Calle de Clavijo, ni Calle de Oramas, ni Calle de Barragán, ni de López Aguilar, ni de Aguirre, ni de Colau, ni del Alba, ni de Ninis … la calle lleva por nombre un número que significa un año: 2017. Y, como continente, acuna una pregunta inherente como contenido: ¿Qué va a pasar? ¿Qué nos va a pasar? ¿Qué será de nosotros?

Por lo dicho en el párrafo anterior, uno quisiera ser primo de Michel de Nôtre-Dame, médico y astrólogo francés nacido en Saint-Rémy-de-Provence en 1503 y partido para el otro barrio en 1566. Uno quisiera, digo, ser primo del que todo el mundo conoce como Nostradamus, cual si fuera el vecino de enfrente. No sólo para tener la vida tan rica que tuvo en experiencias sino para poder decir algo acerca de nuestra realidad, algo que los análisis tienen difícil, porque todo se está moviendo como si flanes llegados de otro planeta se hubieran instalado en la Tierra. Así que, en este momento dado, resulta interesante un apunte sobre la biografía de don Michel, aparte de docto en Matemáticas, amante amantísimo de la alquimia: “Convertido en boticario y perfumista, se instaló en Marsella y dedicó su ingenio a la elaboración de elixires, perfumes y filtros de amor. Fue en esos días de 1546 cuando tuvo lugar un acontecimiento que llevaría a Nostradamus a los umbrales de la fama: la terrible epidemia llamada del “carbón provenzal”. Aix-en-Provence fue el centro de la plaga. Los afectados por ella se volvían negros como el carbón antes de morir atacados por tremendos dolores, de ahí el nombre que se le asignó al mal con ironía no exenta de crueldad. Nostradamus inventó un mejunje compuesto de resina de ciprés, ámbar gris y zumo de pétalos de rosa que habían de recogerse en cestos cada madrugada. El fármaco, inexplicablemente, consiguió cortar el contagio y revistió a su creador de honores y prestigio, hasta el punto de ser requerida su presencia en Lyon cuando allí se declaró un nuevo brote de peste. Al año siguiente, Nostradamus se instaló en la villa de Salon, que entonces se llamaba Salon-de-Crau. En una casa de modesta apariencia abrió su consulta y se dedicó a atender a una nutrida clientela, ansiosa de adquirir sus aceites, pócimas y bebedizos contra todo tipo de males. En esa época elaboró una de sus más apreciadas mixturas, capaz de curar la esterilidad. La fórmula se componía de los siguientes ingredientes: orina de cordero, sangre de liebre, pata izquierda de comadreja sumergida en vinagre fuerte, cuerno de ciervo pulverizado, estiércol de vaca y leche de burra”.

Consciente ya de no poseer la genética del visionario por excelencia, resulta absurdo entrar en cuartetos rimados para explicar, si eso puede hacerse, qué ocurrirá tras la entrega del oro, el incienso y la mirra el próximo 6 de enero. Así que lo primero que voy a a hacer es plagiar a Zorrilla y, ante el panorama, advertir encabronado como el Tenorio y desde mi mesa – no en la Hostería de Cristófano Buttarelli, pero sí con vistas a los veleros fondeados en la Bahía de La Luz – advertir, digo, que “¡Cuál gritan esos malditos! Pero, ¡mal rayo me parta si en concluyendo la carta no pagan caros sus gritos!”.

Anda ya Rajoy, ese hombre plasta de plasma, escurriendo el bulto para poder incumplir o relegar al albur de los tiempos, como siempre, lo prometido o anunciado, aprovechando que Ciudadanos quiere un poco de tarta y que, aunque el pesoe está descalabrado y gobernado sine die por una gestora, debe obedecer ciertas reglas para que el régimen del 78 no se vaya al carajo, arrastrando a la monarquía al abismo y llevándonos probablemente a enfrentamientos que la UE ni prevé ni quiere. Como comisarios políticos, es vox populi que actúan Dios Isidoro y Juan Luis Cebrián del Niño Jesús Polanco.

No es mejor el panorama en la izquierda. Garzón, adalid de la lucha contra el heteropatriarcado criminal, ha sido aconsejado para que cierre un poco la boca, mientras Errejón e Iglesias dirimen sus enfrentamientos con respecto a ¿Qué quiere ser Podemos? ¿Puede presentarse a las Elecciones Europeas, a las Autonómicas y a las Generales un partido que aún no ha definido qué es y a dónde quiere ir? Sí, puede. Pues yo os declaro marido y mujer. Intercambiaos los anillos del chino.

Mientras España parece una fiesta fiesta pluma pluma gay – ya lo advirtió en su momento Astérix el Galo, ebrio de la pócima del druida Panoramix – lo único que hay cierto sobre la mesa es lo que manda y ordena el Fondo Monetario Internacional. ¿Y qué dicen que dijo Lagarde? Veamos primero la filosofía del asunto: “En la declaración final de la misión del FMI a España, el organismo cree que, tras los profundos ajustes fiscales adoptados entre 2010 y 2013, España debe seguir con el proceso de reducción del déficit público “a un ritmo más calibrado” que sea compatible con el crecimiento de la economía y el empleo, pero que permita disminuir el alto volumen de deuda pública”. Es más o menos instar a la consecución de la cuadratura del círculo, pero es posible que en el Gobierno de Rajoy exista algún alquimista capaz de lograrlo, después de que Bruselas haya elevado el desvío de déficit por ajustar en España de 5.500 a 7.700 millones de euros en 2017.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional. (EFE)

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional. (EFE)

Al grano:

  • Eliminación gradual de las exenciones del IVA para aproximar la recaudación a la de otros países de la UE.
  • En el turismo, ve margen para subir del tipo reducido (10%) al general (21%). Una gran noticia para Canarias de la que todavía no he escuchado hablar al presidente Clavijo, entregado a  montarle un piso a Antona en un barrio residencial.
  • Aumento de los impuestos especiales y las tasas medioambientales, de manera que se traslade la carga tributaria de la fiscalidad directa a la indirecta.
  • Alerta: A medio plazo, las perspectivas de crecimiento de la economía española se verán lastradas por la débil subida de la productividad y por el elevado desempleo estructural. No coyuntural, ¡Ojo!
  • Reforma del sistema de financiación autonómica.
  • Reducción del gasto en Educación y Sanidad.
  • Fusiones en la Banca.

Por medio peso

Por medio peso compre una plaza. Y esa plaza me dio una fuente. Ya tengo plaza, tengo la fuente. Y todo eso por medio peso. Y todo eso por medio peso.
Por medio peso compre una guagua. Y esa guagua me dio una carrito. Ya tengo plaza, tengo la fuente, tengo guagua tengo un carrito. Y todo eso por medio peso. Y todo eso por medio peso.

Por medio peso, compre una chiva. Y esa chiva me dio un chivito. Ya tengo plaza, tengo la fuente, tengo guagua, tengo un carrito, tengo chiva tengo un chivito. Y todo eso por medio peso. Y todo eso por medio peso.

Obviamente, y desde hace mucho tiempo, hay quien opina que la política que se está aplicando es equivocada y que en absoluto responde a la mejora de España sino a los designios que para ella ha fijado la Unión Europea. Entre ellos, yo. Así, hay otra manera de ver las cosas que no está de más poner de manifiesto. A tal efecto, el economista Roberto Centeno, censurado y acallado por el Estado sin pudor alguno, señala:

“Resulta inaudito el grado de ignorancia y de mentira sobre la evolución económica de España en los últimos 40 años que relatan nuestros grandes medios. Hemos crecido muy por de debajo de nuestro potencial (un 0,9% anual frente al 7,2% anual en los 16 años anteriores) y mucho menos que nuestro entorno, ante quienes nos hemos empobrecido en términos relativos, única forma en economía de medir la efectividad o no de una política económica. Y finalmente, lo que es mucho peor, los salarios reales son hoy un 4% inferiores a los de 1978, por no hablar del paro, hoy en el 18,9% frente al 4% contando como parados a los emigrantes a Europa”.

Y dice también este economista, sin miedos ni servidumbres: “¿Y qué tenemos hoy?, España como país sufre un empobrecimiento y un endeudamiento brutales que gobierno y establishment están ocultando sistemáticamente a los ciudadanos por todos los medios a su alcance, mientras proclaman la falsedad evidente de que la nación se está recuperando. Evidente, porque aparte del engaño masivo de las cifras de crecimiento que no coinciden con ninguno de los índices de actividad y de demanda, hasta un niño de primaria se daría cuenta de que un país que necesita endeudarse en 2,7 euros por cada euro de PIB creado, como ha ocurrido en 2016, ese país no va hacia la recuperación sino hacia la quiebra”.

Epílogo

Es fastidiado en estas fechas hacer el papel del malo, cuando quedan las opciones del feo y el bueno. Pero esas son las cosas que tiene el periodismo y por lo que, para evitarlas, no enfrentarse al establishment y perder el potaje de berros, la comunicación ha preferido mutar en manipulación o vista gorda. No obstante, para destruir ese amargo sabor de boca que anule el bouqué de viandas, vinos, cavas o champagnes, termino con una famosa y certera cita de Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha