eldiario.es

Menú

Un mes después de los comicios, sólo Baleares y Navarra siguen en suspense

EL ÚNICO GOBIERNO REGIONAL QUE YA ESTÁ EN MARCHA ES EL DE MADRID

- PUBLICIDAD -

Un mes después de las elecciones autonómicas del 27-M, la mayoría de las comunidades saben quién les va a gobernar y sólo en Baleares y Navarra se mantiene el suspense, con continuas negociaciones y reuniones entre los líderes políticos.

La tensión en Baleares incluso ha provocado la retirada política del presidente en funciones y del PP regional, Jaume Matas, tras conocer que Unión Mallorquina (UM) no iba a pactar con los populares una mayoría de gobierno en las islas.

En Navarra se suceden las negociaciones, conversaciones y emplazamientos entre los principales dirigentes sin que se conozca verdaderamente su cariz: ha sido elegida presidenta del Parlamento, Elena Torres, del PSOE, que fue la tercera fuerza en las elecciones, incluso con los votos de la primera, UPN.

Tras los votos emitidos por los ciudadanos, en siete autonomías se revalidaron las mayorías absolutas ya existentes: Madrid, Murcia, La Rioja, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura, por lo que desde esa noche se sabía quien iba a gobernar.

En Asturias y Aragón ganó el PSOE pero sin mayoría absoluta, aunque la lógica apunta a que en ambas comunidades se reeditarán los pactos de la legislatura anterior, mientras que en Cantabria, donde ganó el PP, Miguel Ángel Revilla, del PRC, volverá a ser presidente al mantener el acuerdo con el PSOE.

Canarias, entre las más compicadas

Desde la misma noche del 27-M, se observó que la formación de Gobierno iba a ser difícil y complicada en Canarias, Baleares y Navarra.

En Canarias ganó el PSOE, que logró 25 escaños, frente a los 18 de Coalición Canaria, 13 del PP y cuatro de otras formaciones políticas.

El líder de los socialistas canarios, Juan Fernando López Aguilar, inició conversaciones con el de CC, Paulino Rivero, para alcanzar un pacto, aunque enseguida se conoció que no había sintonía entre ambos, que continuaron echándose en cara las mismas acusaciones que las empleadas en la campaña electoral.

Por ello, a los pocos días Rivero comenzó a reunirse con el líder del PP canario, José Manuel Soria, conversaciones que cristalizaron el pasado día 18, cuando anunciaron que comenzaban a negociar la formación de gobierno, que será presidido por el primero, mientras que la Vicepresidencia se reserva para un dirigente popular de Gran Canaria.

Su primera tarea será consensuar un programa de gobierno y acordar un modelo de reforma del Estatuto de autonomía de Canarias, después de que el texto actual, que está en el Congreso de los Diputados, fuera aprobado en el Parlamento regional a iniciativa de CC, con el apoyo de los socialistas y el rechazo del PP que, incluso, se opuso a la toma en consideración de la tramitación del Estatuto en la Cámara Baja.

En Baleares, donde ganó el PP que consiguió 28 diputados, se perfila un pacto entre el PSOE, 16 escaños, UM (3) y el resto de formaciones políticas de izquierda, que suman 13 diputados, para formar el Gobierno regional y el Consell de Mallorca.

Las negociaciones para formar gobierno en Navarra, donde ganó UPN con 22 diputados, frente a los 12 de Nafarroa-Bai, 12 del PSN, 2 de IU y otros tantos del CDN, se suceden.

El candidato socialista, Fernando Puras, aseguró el jueves que, aunque no cierra las puertas a un entendimiento con UPN, está dispuesto a continuar negociando con Nafarroa-Bai, quien le pidió que antes del lunes comunique por escrito si apuesta por un gobierno de coalición.

Se mostró partidario de lograr el cambio mediante un acuerdo con los nacionalistas e IU y deseó que no haya mermado la confianza de éstos por la elección de la Mesa del Parlamento, donde, ante la falta de acuerdo entre el PSN y los nacionalistas, salió elegida la socialista Elena Torres como presidenta y un vicepresidente de UPN, en detrimento del candidato de Nafarroa-Bai.

En Aragón, el presidente en funciones, Marcelino Iglesias, y el del Partido Aragonés, José Ángel Biel, negocian estos días para formar el tercer gobierno de coalición, mientras que en Cantabria el acuerdo entre socialistas y el PRC se formalizó el pasado día 21.

Más revueltas están las cosas en Asturias, donde el PSOE suspendió las negociaciones con IU ante el incumplimiento de la coalición en el Ayuntamiento de Cangas de Narcea del acuerdo para que gobernase la lista más votada.

Tras el anuncio de que IU expulsará a los concejales implicados, los socialistas asturianos señalaron que el próximo lunes retomarán las negociaciones con IU para buscar un acuerdo.

El único nuevo gobierno regional que ya está en marcha y con todos sus miembros nombrados es el de Madrid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha