eldiario.es

Menú

El etarra que intentó matar al Rey niega que quisiera huir de prisión

MADRID

El miembro de la banda terrorista ETA Jorge García Sertutxa ha negado en la Audiencia Nacional que intentara huir de la prisión de Huelva en 2007 siguiendo un plan de la organización que incluía la utilización de un helicóptero y ha asegurado que aún le quedan "unos años para fugarse", en referencia al tiempo que aún debe cumplir en prisión.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El etarra Jorge García Sertutxa durante el juicio en la Audiencia Nacional

El etarra Jorge García Sertutxa durante el juicio en la Audiencia Nacional

El miembro de la banda terrorista ETA Jorge García Sertutxa ha negado en la Audiencia Nacional que intentara huir de la prisión de Huelva en 2007 siguiendo un plan de la organización que incluía la utilización de un helicóptero y ha asegurado que aún le quedan "unos años para fugarse", en referencia al tiempo que aún debe cumplir en prisión.

Sertutxa, condenado por el intento de asesinato del Rey en Mallorca en 1995, se sienta en esta ocasión en el banquillo de los acusados junto a su novia y su abogado por participar en el diseño de un plan de fuga de la cárcel.

El fiscal Pedro Martínez solicita seis años y tres meses de cárcel para el etarra por quebrantamiento de condena, secuestro y robo con intimidación; 16 años y tres meses al letrado Iñaki Goyoaga, al que añade el delito de integración en banda armada; y ocho a Ana Paz Cinos, novia del etarra en el momento de los hechos, por colaboración.

El miembro de ETA, que se ha limitado a contestar a las preguntas de su abogado, ha especificado que en los 17 años en los que ha permanecido encarcelado no ha mantenido contactos con la banda terrorista. Ha indicado, además, que en el año en que debía producirse la fuga se encontraba sometido un tratamiento por su hepatitis C crónica que le producía efectos secundarios.

Su versión coincide con la ofrecida ante la Sala por los otros dos acusados. Así, la que fuera su pareja sentimental ha negado haber sacado de prisión notas escondidas para entregar al letrado de su novio, a pesar que haber reconocido ante la Policía que guardó un escrito en el sujetador. Ha justificado este testimonio por las torturas recibidas tras su arresto.

Por su parte Goyoaga, ha explicado que es uno de los abogados del miembro de ETA y ha reconocido haberle visitado en la cárcel de Huelva. No obstante, ha precisado que el locutorio donde se producen los interlocución tiene cristal y no existe posibilidad de contacto.

El abogado ha negado haber dado a García Sertutxa información sobre un plan de fuga. "Nunca, es imposible, en la entrada para visitar a los presos, además de pasar por el detector de metales, te revisan todas los papeles", ha indicado.

Según el Ministerio Público, ETA tenía "perfectamente elaborado" en el verano de 2007 un plan de fuga del centro penitenciario de Huelva para conseguir la huída de García Sertutxa, alias 'Patas', y otro preso cuyas reticencias provocaron que la acción se pospusiera hasta el año siguiente.

La fuga, que pudo ser conocida tras la detención del jefe político de ETA Francisco Javier López Peña, 'Thierry', en mayo de 2008, requería el secuestro previo de un helicóptero y su piloto, al que obligarían a aproximarse a un patio del centro penitenciario. Tras recogerlos mediante un cable y un arnés, lo sacarían del territorio nacional, previsiblemente por Portugal, y emprenderían la huída en otros vehículos facilitados por la organización.

'Thierry' tenía en su poder documentación en el que una estructura llamada BITA, conocida como "grupo de huida de los secuestrados", detallaba el plan en contestación a requerimientos de García Sertutxa. También se localizó una carta del miembro de ETA en la que se hacía referencia al plan.

INTENTÓ ATENTAR CONTRA EL REY

García Sertutxa fue condenado a 30 años de cárcel, junto a Juan José Rego Vidal y el hijo de éste, Ignacio Rego Sebastián, por intentar atentar contra el Rey en Palma de Mallorca en agosto de 1995. El terrorista aseguró en la Audiencia Nacional que llegó a tener al monarca a tiro tres veces en la mira telescópica de su rifle.

A Goyoaga, por su parte, se le sitúa en la estructura Halboka y el subaparato de 'makos', que se encargaba de mantener el contacto entre la dirección de ETA y sus presos, señalar objetivos y contribuir al cobro del impuesto revolucionario. Cinos se habría aprovechado de la "confidencialidad" que permiten los vis a vis en prisión para transmitir al preso etarra las consignas de la dirección de la banda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha