eldiario.es

Menú

El tripartito catalán ofrece estabilidad sin los ''errores'' del pasado

MONTILLA GARANTIZA GESTIÓN SIN ''LA TUTELA DE LOS PARTIDOS''

- PUBLICIDAD -

José Montilla (PSC), Josep Lluís Carod-Rovira (ERC) y Joan Saura (ICV-EUiA) no quieren cometer los "errores" del primer tripartito y, así, coincidieron este martes en que el nuevo Govern d'Entesa (Gobierno de Entendimiento) debe ofrecer "estabilidad" y dar prioridad a las políticas sociales.

En un acto sobrio en el Parlament, ante los diputados de la mayoría "fuerte" que representan los 70 diputados de PSC, ERC e ICV-EUiA y una senyera, el que será próximo presidente catalán, José Montilla, apostó por un "gobierno de largo recorrido", y se comprometió a presidir "un gobierno que no estará sometido a tutelas de partido ni a injerencias externas". Montilla afirmó que sólo las fuerzas "catalanistas y progresistas" pueden asegurar un gobierno "estable" en una "nueva etapa", en la que se comprometió a desarrollar un ejecutivo "sólido, serio, de mirada amplia y de duración larga".

Montilla, que citó en dos ocasiones el legado de Pasqual Maragall, explicó: "Soy consciente de que no todo fue positivo durante la última legislatura, pero en la vida lo importante no es no equivocarse, sino aprender de los errores, y creo que puedo afirmar con rotundidad que aplicaremos lo mejor de lo que hemos aprendido y que no repetiremos errores que hayamos podido cometer". Desde una "ilusión renovada", Montilla dejó claro que su prioridad será la "construcción y consolidación de una sociedad del bienestar", asegurar la "continuidad de una buena situación económica" en Cataluña, el "equilibrio territorial y ecológico", así como un despliegue del Estatut "aprovechando las potencialidades" que ofrece en financiación y en el "reconocimiento de nuestra identidad nacional".

El presidente in pectore hizo también una velada alusión a CiU para asegurar: "No quiero creer que haya que pedir respeto a nuestras instituciones y a nuestro sistema político, y menos todavía que se tenga que exigir este respeto a fuerzas inequívocamente democráticas".

"La mejora garantía para la cohesión nacional"

A Montilla le precedió en la palabra, el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, que dijo que el nuevo gobierno catalán "es la mejor garantía para la cohesión nacional y social".

A su juicio, el nuevo ejecutivo de Entesa deberá "entenderse" con la sociedad y ha enfatizado que "no hay margen para el resentimiento, venganza o rencor". Carod-Rovira coincidió con Montilla y Saura en que los elevados niveles de abstención registrados en las pasadas elecciones obligan a "reforzar los vínculos de complicidad democrática con el conjunto ciudadanía".

Según el presidente de ERC, "cohesión social quiere decir también cohesión nacional" y "nada garantiza tanto eso como el conjunto de unas formaciones políticas que estarán conviviendo en un gobierno que será más gobierno que no coalición", y en el que habrá "personas que se consideran nacionalistas catalanas y otras que no". Carod-Rovira subrayó que el nuevo ejecutivo "no mirará los orígenes de la gente ni los apellidos de nadie", y ha subrayado que nadie debe dudar de que serán "un gobierno fuerte con voluntad de construir" y que "gobernará con la mano tendida hacia todos los sectores políticos" de fuera del gobierno.

El presidente de ICV, Joan Saura, fue el primero en hablar durante el acto y prometió también que el nuevo gobierno será "estable y sólido", y ha subrayado que gobernará "para todos". Saura dijo estar "convencido" de que "este gobierno no será un paréntesis en la historia de Cataluña".

También aseguró que este martes es un "día de inmensa alegría para mucha gente", puesto que los catalanes les "han dado la oportunidad de continuar el proceso del cambio iniciado en 2003".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha