eldiario.es

Menú

Aguas de Arguineguín SA, 25 años de una gestión particular y polémica

EL AYUNTAMIENTO PERMITE A LA EMPRESA COBRAR A LOS VECINOS SIN TENER LA CONCESIÓN ADMINISTRATIVA

- PUBLICIDAD -

La polémica viene de lejos. La empresa Aguas de Arguineguín, S.A. se encarga desde hace 25 años de la gestión del agua, el alumbrado público y la recogida de basuras de Mogán. La compañía presta unos servicios insatisfactorios y cobra tarifas de servicios que no realiza, según la asociación de vecinos Las Lomas de Arguineguín, que lleva denunciando estos hechos desde 1994 sin que el Ayuntamiento le haya hecho apenas caso. Varios autos judiciales dan la razón a los residentes, pero poco ha cambiado en el municipio.

Según muchos usuarios, la compañía da un servicio pésimo -algunos afirman que el agua no sirve ni para lavarse los dientes-. Además, realiza vertidos al mar sin depurar, contaminando el litoral. Medio Ambiente, en el año 2002, sancionó en varias ocasiones a la empresa por estos hechos, concretamente por los residuos lanzados al mar en Arguineguín y en el barranco de La Verga. Aún así, a los habitantes de Mogán les toca abonar esta inexistente depuración en sus facturas.

Por ello, algunos usuarios se negaron hace años a pagar. Aguas de Arguineguín, S.A., les demandó entonces por impago, pero el juez dio la razón a los vecinos. Sentencias posteriores les eximen de pagar no sólo la inexistente depuración, sino también el alumbrado público y la recogida de basuras en los garajes: la sociedad anónima no tiene concesión administrativa y la Comisión Territorial de Precios no ha aprobado las cantidades cobradas por la empresa.

El 'impuesto revolucionario' de la luz

Por otro lado, la portavoz de la asociación de vecinos, Jennifer Hymoff, subraya que "el IBI -Impuesto sobre Bienes Inmuebles- incluye el alumbrado público, según la Ley de Bases de Régimen Local ley 7/85 y los artículos 25 y 26". En teoría, con el pago de este impuesto, los habitantes de Mogán tendrían ya cubiertos este servicio pero, "nosotros", resalta Hymoff, "tenemos que pagar un impuesto revolucionario, aparte, a empresas como Aguas de Arguineguín".

"Nos han intentado cobrar hasta el asfaltado de la calle", agrega la afectada, "y aunque muchos nos negamos a pagarlo, hubo gente que lo hizo". Por si fuera poco "facturan la recogida de las basuras a los garajes privados como si fueran locales comerciales, según los metros cuadrados que tenga", indica la portavoz.

Una empresa "estafadora"

Cansados de la situación y de las demandas impuestas por la entidad, en el año 2002 Las Lomas de Arguineguín, en su boletín de información, definió a la empresa como "estafadora". La compañía entonces les denunció por "injurias", pero el Juzgado de Instrucción Número 7 resolvió desestimar tanto la demanda como el recurso de apelación presentados por la empresa.

La situación actual no es muy halagüeña. La sociedad anónima sigue cobrándose todos estos ficticios servicios a los clientes que tienen domiciliados los pagos en el banco. Los que no, se ven obligados a desembolsar en efectivo todos los meses el abastecimiento de agua "coaccionados por la empresa ya que, si no, nos la cortan", recuerda la portavoz de la asociación vecinal.

Las Lomas de Arguineguín lleva denunciando estos hechos desde 1994. Once años después -en 2005-, el Ayuntamiento notificó por escrito a la empresa que debía dejar de facturar la depuración, pues no tiene concesión ni aprobación para ello. Entonces, Aguas de Arguineguín, S.A. continuó cobrando estos conceptos sin justificar de una forma aún más ingeniosa. Ahora, la empresa divide este cobro en dos: el 50% lo sigue facturando en depuración y, el otro 50%, en un saneamiento "totalmente sacado de la manga", como señala Hymoff. "Nosotros enviamos al consistorio nuestras quejas, pero no hemos recibido ninguna respuesta del Ayuntamiento. En estos dos años el consistorio no ha hecho nada por evitar que la compañía siga cobrándose dicho servicio."

La comida de aniversario y los tres concejales

El viernes 27 de julio la empresa celebró una comida en la piscina de Patalavaca por su 25 aniversario a la que asistieron, además de clientes y amigos, los concejales moganeros de Aguas, Vías y Obras; Sanidad y Consumo; y Comercio, Turismo y Playas.

Uno de ellos, el de Aguas Vías y Obras -Julio Mejías-, fue miembro fundacional de asociación Las Lomas de Arguineguín y, en su momento, se sintió igual de humillado que el resto de vecinos.

"Esta persona, mientras estuvo en la oposición ?desde 1999 hasta el 2003- nos apoyó muchísimo", relata la portavoz de la asociación. "Ahora, que es concejal, no ha venido ni una sola vez a escucharnos para el problema del agua, su apoyo en este tema ha sido cero. Nos sentimos totalmente engañados por las administraciones".

La representante vecinal añade que "la única institución que nos ha apoyado desde siempre es el Seprona, que ha cumplido en esta lucha y ha elaborado diversos informes. El problema es que después tanto Medio Ambiente como el Ayuntamiento lo guardan todo en un cajón"

Este periódico intentó contactar tanto con la empresa como con el concejal Julio Mejías. Aguas de Arguineguin, S.A. respondió que tanto su presidente como su gerente estaban de vacaciones en estos momentos. La persona que respondió en el Ayuntamiento de Mogán alegó que el funcionario estaba reunido o no se encontraba en ese momento en el edificio, pero que se pondría en contacto con CANARIAS AHORA, cosa que nunca ocurrió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha