eldiario.es

Menú

Anfi demanda por violación de confidencialidad al ex directivo que declaró en el 'caso salmón'

RECLAMA 1,7 MILLONES A CALVIN LUCOCK

- PUBLICIDAD -

Anfi del Mar ha demandado a su ex director general Calvin Lucock por vulneración de la cláusula de confidencialidad de su contrato laboral tras haber prestado declaración como testigo en el llamado caso del salmón, por el que se investiga al vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, y al consejero-asesor de esa empresa y diputado regional del PP Manuel Fernández.

Fuentes jurídicas confirmaron este lunes a CANARIAS AHORA que la empresa reclama una indemnización de 1.700.000 euros por violación de la cláusula de confidencialidad incluida en el contrato de alta dirección que unía a Calvin Lucock con Anfi del Mar.

Aunque los detalles de la demanda no han trascendido, es probable que la acción judicial tenga como origen la declaración que como testigo prestó Lucock el 18 de diciembre pasado ante la magistrada Margarita Varona y el fiscal anticorrupción de Las Palmas, Luis del Río, en presencia de los abogados de José Manuel Soria y Manuel Fernández. Todavía no había logrado personarse en la causa la asociación Justicia y Sociedad.

Al comienzo de su testimonio, el directivo británico puso en conocimiento de la magistrada que estaba sujeto a una cláusula de confidencialidad recogida en su contrato, que expiró en 2007. Pero en ese instante, Margarita Varona le informó de que esas cláusulas no rigen ante procedimientos penales como el llamado caso del salmón, por lo que conminó al testigo a que contestara a todas las preguntas que se le formularan.

Y así lo hizo, aunque su testimonio no aportó grandes novedades con respecto a los asuntos que se investigan en la causa penal. Lucock dijo desconocer si las reservas de apartamentos en favor de Soria las gestionaba Manuel Fernández o si éste organizó el viaje a Salzburgo y a la pesca del salmón. Además, indicó que creía que Soria pagaba sus facturas tras disfrutar sus vacaciones, pero reconoció que no tenía constancia formal de ello por no estar entre sus atribuciones verificar los pagos de los clientes.

Lucock confirmó que su marcha del grupo Anfi acabó con una demanda ante la jurisdicción laboral que ganó el despedido, aunque en el momento de su declaración esa sentencia se encontraba recurrida.

Calvin Lucock fue propuesto como testigo por el denunciante del caso, el periodista Carlos Sosa, director de CANARIAS AHORA, por haber sido director general de Anfi del Mar entre abril de 2005 y noviembre de 2007, periodo durante el cual se produjo el famoso viaje del presidente del grupo Anfi, Björn Lyng, con el matrimonio Soria y su hijo mayor a Austria y a Noruega. Además, Lucock debía ser conocedor del régimen de alojamiento y trato que recibía el vicepresidente del Gobierno en los complejos turísticos que dirigía el testigo propuesto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha