eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Pájara vendió de manera irregular parcelas en La Lajita

POR MEDIO DE UN CONCURSO 'A DEDO' AL ADMINISTRADOR DEL GRUPO EUROPA, JOSÉ MANUEL ANTÓN MARÍN

- PUBLICIDAD -

Doce parcelas de un total de 17.511 metros cuadrados de suelo y 20.996 de edificabilidad, cuatro empresas amigas en un procedimiento negociado sin publicidad, solares incluídos en el concurso por invitación que no estaban en dos subastas anteriores, una beneficiosa forma de pago para el comprador, a siete años y, sobre todo, un mejor precio de venta (206,60 euros de media por metro cuadrado) que el estipulado en un primer concurso abierto declarado desierto (400,93 euros). Y todo con el informe técnico preceptivo, no vinculante, que advierte la rebaja del precio.

Estas son las claves de una venta irregular promovida en 2005 por el Ayuntamiento de Pájara. Tanto, que el Registro de la Propiedad desestimó inscribir las parcelas a nombre del comprador, Gardenkit SL, cuyo apoderado es el administrador del Grupo Europa, José Manuel Antón Marín, relacionado con la promoción de vivienda pública en ayuntamientos canarios gobernados por el PP.

Y eso que en Pájara gobierna el PSOE desde las elecciones de mayo de 2003. Su alcalde, Rafael Perdomo, firmó el 16 de febrero de 2005 ante notario la escritura de compraventa con José Manuel Antón Marín, apoderado de Gardenkit SL, de esas doce parcelas procedentes de un aprovechamiento municipal recibido por el Ayuntamiento, en el anterior mandato de CC, del Plan Parcial La Lajita 2000, del que también forma parte el propio consistorio como juntero.

La promoción de ese plan parcial, en manos de la empresa Fábrica de Viviendas Majoreras (Favimar), que controla en torno al 75% de la promotora, Junta de Compensación La Lajita 2000, y en su momento era propiedad del constructor local Agustín Trujillo Ojeda, alcanzaba los 178.460 metros cuadrados y la Junta de Compensación La Lajita 2000 cumplió con la anterior ley de entregar al consistorio, como aprovechamiento municipal, el 15% del total [en la actualidad es el 10%].

Tras dos intentos en balde de vender esa propiedad municipal, el actual consistorio con el concejal de Urbanismo y candidato del PSOE al Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, como hombre fuerte, inició los trámites para abrir otro procedimiento negociado sin publicidad. Y cayó la primera irregularidad. Quienes fueron invitados están todos relacionados entre sí: Gardenkit SL, Inversiones Gorau SA y Davoe SL tienen que ver, directa o indirectamente, con Grupo Europa SA, también presente por invitación en el procedimiento negociado sin publicidad.

Hubo un quinto invitado al concurso: Gesturpa SL, la empresa municipal para la gestión urbanística de Pájara, de la propia parte vendedora. Quien se llevó el gato al agua fue Gardenkit SL y lo hizo con una segunda irregularidad flagrante: a la mitad de precio con que se licitó, al menos, un primer concurso por invitación al que concurrieron, en diciembre de 2003, la propia Gardenkit SL y Alba del Boecillo SA. Un infome técnico municipal advierte de este detalle relevante. Preceptivo como todos los informes, no es vinculante, ya que el pleno municipal facultó al alcalde para enajar esos bienes.

Según Blas Acosta fue "una mala inversión, nada más"

Si cuando con la oferta abierta a todo quien quisiera concurrir el precio medio del metro cuadrado en venta estaba en 400,93 euros, Gardenkit adquirió esas doce parcelas a una media de 206,64 euros, correspondientes a las parcelas 1A1, 1A4, 1A5, 1A8, 1A9, 1B2, 4B2 y 2C2, vendidas por su totalidad por el ayuntamiento por 5.000.076,21 euros a Gardenkit SL., cuando en el precio de licitación a 400,93 euros el metro cuadrado, el montante total arroja 9.700.902,2 euros.

Son 4,7 millones de euros menos que dejó de ingresar el Ayuntamiento de Pájara por esta operación. Cuestionado al respecto por este diario, el 1 de marzo pasado en su despacho del ayuntamiento, Blas Acosta aseguró que "no hay nada irregular, en todo caso se puede criticar que sea una mala inversión del ayuntamiento, pero nada más".

Y explicó que "nadie quería comprar esas parcelas al precio que se puso en las subastas anteriores". Admitió también que "todas las empresas estaban relacionadas entre sí", pero lo que no pudo explicar es por qué se ofertó a mitad de precio por invitación restringida lo que no se hizo abiertamente a todos los que quisieran concurrir con el nuevo precio rebajado.

Por ejemplo, Alba del Boecillo SL ganó el primer restringido de algunas de esas parcelas (1A4, 1A8, 1A9, 1B2, 4B2, 1C2, 2C2, CA1) y otras que no se incluyeron en el siguiente procedimiento, por un montante muy superior a las parcelas que luego se llevó Gardenkit.

Como dato, por la 2C2, licitada en 496.273,86 euros por el ayuntamiento, Alba del Boecillo ofreció en diciembre de 2003 528.260 euros y Gardenkit la misma cantidad que la licitación municipal. Tras renunciar Alba del Boecillo a toda la compra, Gardenkit SL se la llevaría en el concurso restringido a empresas relacionadas entre sí y Gesturpa por 376.951,87 euros, según refleja toda la documentación a la que ha tenido acceso CANARIAS AHORA.

El ayuntamiento no cobra el total hasta 2012 y el registrador se negó a inscribir

Es más, la operación promovida por el ayuntamiento cuenta con un capítulo más que concierne a la forma de pago de Gardenkit SL, de una excelente ventaja para la empresa de José Manuel Antón Marín.

El también administrador del Grupo Europa no debe pagar la totalidad de esas parcelas que ya son de su propiedad hasta el 31 de diciembre de 2012. Sólo ha desembolsado 1.771.673,81 euros al ayuntamiento y el resto hasta los cinco millones de euros, mediante condición resolutoria, lo hará los últimos días de los años 2007, 2008, 2010 y 2012.

La condición resolutoria permite al ayuntamiento recuperar la venta si no se cumple con la fecha de pago pero el acuerdo contempla que esas parcelas irán siendo liberadas de esa condición nada más pagar, por lo que, en el caso de no abonar, por ejemplo, el 31 de diciembre de 2012 358.104,28 euros y otros 301.64159 euros por las parcelas 1B2 y 2C2, ya serán de su propiedad las diez restantes.

Esta rocambolesca operación del ayuntamiento de Pájara llevó al registrador de Puerto del Rosario a no inscribir, en su día, la propiedad de Antón Marín por lo que, formalmente, las mismas siguen a nombre del consistorio del sur de Fuerteventura.

La decisión del ayuntamiento fue acordar un contencioso con Gardenkit en los Juzgados, en el que, debido a la prohibición a las administraciones públicas de allanarse en los mismos, el ayuntamiento se limitó a presentar un escrito firmado por su secretario en el que insta "la inscripción del título en el Registro", haciendo constar que la adjudicación a dedo a Gardenkit "tuvo lugar tras la expresión declaración de desiertos de dos procedimientos de enajenación mediante subastas anteriores".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha