eldiario.es

Menú

Cardona no descarta recuperar Emalsa

SI SE CONFIRMAN INCUMPLIMIENTOS

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria destaca que la auditoría ha puesto de manifiesto que no se produjeron graves irregularidades en la gestión del servicio.

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona (PP), ha dicho este miércoles que la vía que explora el Ayuntamiento para recuperar el control de la Empresa Mixta de Aguas de la ciudad, Emalsa, es la de comprobar si la compañía cumple fielmente el contrato de concesión del servicio.

Así lo ha manifestado el alcalde ante el pleno del Consistorio en una comparecencia en la que ha expuesto lo que ha calificado como la "antesala" de las conclusiones de la auditoría externa que el consejo de administración de Emalsa encargó el 5 diciembre de 2012 para analizar las relaciones contractuales de la empresa mixta con sus socios privados (Sacyr y Saur), a raíz de una denuncia interpuesta por uno de ellos.

Cardona ha admitido que la prensa ya se ha hecho eco de las conclusiones de esa auditoría, que se leyó el pasado 15 de mayo en una sesión del consejo, y ha destacado que en ese mismo encuentro se acordó "no transmitir a terceros el documento porque contiene información interna de la empresa que puede perjudicarla", de ahí que no lo haya entregado hoy a los grupos municipales.

El alcalde se ha comprometido a poner a disposición de los grupos en un próximo pleno municipal el resumen ejecutivo de esa auditoría, que previsiblemente aprobará a mediados de junio el consejo de administración de Emalsa, si bien ha recordado que su principal conclusión es que "no se ha producido un quebranto patrimonial a la compañía".

Pese a ello, el documento propone una serie de recomendaciones para mejorar la gestión de Emalsa, como aumentar el control del área de compras y crear un departamento de auditoría interna que reporte directamente al consejo de administración y que dirija un consejero auditor, cargo para el que el Ayuntamiento prevé proponer al concejal de Hacienda, Agustín Gutiérrez, según ha anunciado hoy el alcalde.

Todos los grupos de la oposición han mostrado su sorpresa por las "píldoras" o "capítulos" con las que Cardona va dando cuenta al pleno de las conclusiones de la auditoría realizada a Emalsa y han pedido, por tanto, más información, si es preciso, en un pleno extraordinario, algo que no ha descartado el alcalde, aunque no lo ha precisado.

La portavoz de Compromiso, Bernarda Barrios, ha abogado por que los representantes del Ayuntamiento en Emalsa "se impongan a los socios privados" y les exijan toda la información que consideren necesaria para estar al tanto de su gestión.

Por su parte, Isabel Mena, portavoz socialista, ha acusado a Cardona de querer "pasar de puntillas" por el asunto de Emalsa, al abordarlo al final del pleno y al no aclarar "la incertidumbre generada en los últimos meses" en torno a la gestión de esta empresa mixta, cuya obligación, ha dicho, es controlarla.

Mena ha considerado que el alcalde lleva a cabo prácticas "absolutamente oscurantistas" en torno a lo que concierne a la gestión de Emalsa, a lo que éste ha replicado reprochando a la edil socialista que su partido privatizara en su día el 66 % de la compañía, lo que en la actualidad impide al Ayuntamiento "imponer su criterio o sus votos" en su consejo de administración.

Cardona ha considerado que en este asunto ha mantenido "una línea coherente, dirigente, prudente y responsable" y ha reprochado a Mena que en el mandato que dirigió su antecesor, el alcalde socialista Jerónimo Saavedra, "no se hiciera ninguna acción municipal dirigida a controlar el buen trabajo y servicio de Emalsa, como demuestra la historia administrativa del Ayuntamiento, que es un solar" en este ámbito, ha asegurado.

Por ello, el alcalde ha recriminado a la portavoz socialista que "en vez de ser prudente, saque pecho", y ha advertido de que "todavía queda mucha tela que cortar en Emalsa".

Así, Cardona ha aludido a las posibilidades que el Ayuntamiento baraja para hacerse con el control de Emalsa, que no se centran solo en la compra de acciones.

También incluyen la constatación de las "sospechas" sobre los incumplimientos de la compañía respecto del contrato de concesión que ha suscrito con el Consistorio, una cuestión que, según ha dicho, no se puede confirmar en la actualidad, porque no se dispone ni de la información ni de los procedimientos adecuados, pero sí podrá comprobarse en los próximos meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha