eldiario.es

Menú

Desarticulan un grupo organizado en Gran Canaria que engañaba a turistas con paquetes vacacionales

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Las víctimas de la estafa tenían que abonar cantidades que oscilaban entre 2.000 y 5.000 euros por un premio ficticio

- PUBLICIDAD -

Las víctimas de la estafa tenían que abonar cantidades que oscilaban entre 2.000 y 5.000 euros por un premio ficticio

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 (EUROPA PRESS)

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo organizado formado por ocho personas que se dedicaban a estafar a turistas que se encontraban de vacaciones en la zona sur de Gran Canaria, tal y como ha informado el CNP en una nota de prensa.

La investigación comenzó a raíz de diversas denuncias formuladas por las distintas víctimas, en las que manifestaban que habían sido coaccionadas para que firmasen un contrato que les permitía obtener paquetes vacacionales a precios muy baratos.

Durante la investigación, agentes de la Comisaría Local de Maspalomas descubrieron que este grupo estaba perfectamente organizado y que siempre utilizaban el mismo 'modus operandi', que consistía en interceptar en los paseos de la playa a parejas de turistas de edad avanzada a los que les ofrecían el conocido boleto 'rasca-rasca', con el que obtenían un premio que solía consistir en estancias vacacionales con todos los gastos pagados a disfrutar en cualquier destino a elegir por los agraciados.

Para poder formalizar dicho premio, las víctimas eran trasladadas en taxi hasta las oficinas de la empresa para --una vez allí y mediante engaño-- coaccionar a los turistas hasta conseguir que firmasen un contrato con la mencionada entidad, en el cual les ofrecían ser socios de una agencia a través de la que podrían conseguir paquetes vacacionales a precios muy baratos. Para ello, tenían que abonar en ese momento cantidades que oscilaban entre 2.000 y 5.000 euros. Una vez abonaban la cantidad, recibirían unas claves y tarjetas de acceso a una página de Internet donde se publicaban las diversas ofertas.

A la hora de formalizar el falso contrato, las víctimas eran informadas de que en tres semanas recibirían toda la documentación de acceso. Cuando las víctimas se percataban del engaño, ya no disponían del plazo legal para rescindir el contrato.

Algunos de los turistas, no del todo conformes con lo que habían firmado, consultaron a sus agentes de viajes o directamente a un abogado, llegando a la conclusión de que habían sido víctimas de una estaba por parte de esta organización. Otros intentaron rescindir el contrato firmado, a lo que esta empresa respondía con trabas y supuestos problemas que impedían tal cancelación.

La investigación de este hecho hizo que el Grupo de Delincuencia Urbana averiguara que esta banda actuaba desde el año 2009 en Gran Canaria, creando periódicamente diversas entidades comerciales para evitar el control por parte de la Policía, Juzgados y Organismos de la Administración Mercantil.

Por otro lado, los investigadores también comprobaron que la organización operaba con multitud de cuentas corrientes y entidades bancarias, a través de las cuales movían grandes cantidades de dinero. Asimismo, todos sus miembros entraban y cesaban, continuamente, en las empresas para evitar ser controlados.

En el momento de la detención, los agentes incautaron una ingente cantidad de documentación, así como libros de contabilidad 'en negro', muchas reclamaciones por parte de particulares y representantes legales, e incluso una cuantiosa sanción por parte de la Dirección General de Ordenación y Promoción Turística del Gobierno de Canarias por el ejercicio de esta ilegal actividad.

Los ocho detenidos ya han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha