eldiario.es

Menú

LPGC se compromete a no incrementar el precio del agua

APROBADA UNA MOCIÓN PRESENTADA POR EL PSC

Franquis temía que la reducción de la subvención al agua desalada en los PGE de 2012 repercutieran en una subida de las tarifas.

- PUBLICIDAD -

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria celebrado este viernes ha "aprobado por unanimidad" la moción del Grupo Socialista por la que muestra la "oposición a aplicar un incremento en el precio del agua a los consumidores", como consecuencia de la reducción de la subvención al agua desalada en los Presupuestos Generales del Estado 2012.

Además, se insta al Gobierno de España a la aprobación de una modificación presupuestaria para ampliar el crédito destinado a las subvenciones para la desalación de agua en Canarias, de manera que se mantengan las cantidades consignadas en 2011.

El portavoz del Grupo Socialista, Sebastián Franquis, señala en un comunicado que el objetivo de esta iniciativa es "evitar que los ciudadanos sigan asumiendo las consecuencias de los recortes del Partido Popular".

"Los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, a instancias del PP, ya están haciendo un enorme esfuerzo pagando más por el IBI, por la guagua, por el recibo de la luz y también de IRPF", afirma.

Por ello, asegura que "era muy importante conseguir un compromiso del Pleno de que no se va a aplicar también una subida del recibo del agua".

"El apoyo unánime a nuestra iniciativa es una gran noticia para los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria", afirma el portavoz socialista.

Franquis hizo referencia también a la importancia del acuerdo adoptado este viernes para los miles de parados registrados en la ciudad.

"No podemos olvidar que el índice de paro en Las Palmas de Gran Canaria ha rebasado ya las 55.000 personas, su máximo histórico, y el acuerdo alcanzado hoy da un respiro a esas personas en un bien tan primordial como es el agua", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha