eldiario.es

Menú

Luz verde al interés general de las casi 5.500 nuevas camas

LA PROPUESTA SALE ADELANTE CON LOS VOTOS DE CC Y PP Y BAJO LA SOSPECHA DE PSC Y GRUPO MIXTO

- PUBLICIDAD -

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente aprobó este lunes con los votos de los grupos Popular y de CC la declaración de interés general para cuatro proyectos turísticos que suponen la construcción de 5.496 camas, mientras que el grupo Socialista expresó dudas sobre la legalidad de dos ubicados en Gran Canaria.

La declaración de interés general para estos cuatro proyectos, que deberá ser ratificada en el pleno que el Parlamento celebra esta semana y que será el último de esta Legislatura, fue rechazada por los grupos Socialista y Mixto así como por el diputado de Coalición Canaria Juan Carlos Becerra.

Los proyectos cuya autorización avala el Parlamento son los de Anfi Tauro y Gran Hotel y Villas, en Gran Canaria, y los del complejo de apartamentos turísticos en el sector Abama y el Hotel Temático Familiar, en Tenerife.

La Ley de Directrices, que establece una moratoria turística, fija un cupo anual de nuevas camas pero como paso previo a su autorización requiere la declaración por parte del Parlamento de Canarias del interés general del proyecto.

Santiago Pérez, del grupo Socialista, recordó que el cupo anual de autorizaciones para cuatro islas (Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura) es de un máximo de 3.600 camas y señaló que estos proyectos lo exceden al tiempo que planteó dudas sobre la posibilidad de poder acumular las de una anualidad a otra.

Además indicó que las solicitudes presentadas tienen un marco de planeamiento distinto porque mientras que el Cabildo de Tenerife aprobó ya el Plan Territorial Especial de Ordenación del Turismo, en el que se fija la capacidad de carga, el de Gran Canaria no lo ha hecho.

Pérez acusó al Cabildo de Gran Canaria de fijar con discrecionalidad la capacidad de carga que tiene la isla, al tiempo que destacó las objeciones jurídicas puestas por los propios servicios del Gobierno de Canarias a los dos proyectos ubicados en esa isla.

Dijo además que uno de los condicionantes que deben tener los proyectos a los que se les concede la excepcionalidad que establece la moratoria es que el número de plazas nuevas esté ajustado a la capacidad de uso de los equipamientos.

Ello, agregó Pérez, no se cumple el caso de Anfi Tauro, que presenta una oferta alojativa de 1.600 camas vinculada a una escuela de golf, en el que no hay, dijo, ni un campo de práctica.

Del proyecto de Gran Hotel y Villas, en San Bartolomé de Tirajana, indicó que se trata de un edificio que rompe con la denominada "línea del cielo".

En opinión del diputado socialista el Parlamento, con la decisión que adopte sobre estos cuatro proyectos, puede poner en duda toda la legislación canaria sobre el territorio.

Sobran argumentos, según el PP

Esta apreciación no fue compartida por el portavoz del grupo Popular, Jorge Rodríguez, quién recordó que en enero de este año y durante el debate en el que se evaluaron las directrices el grupo Socialista se posicionó a favor de la acumulación del ritmo anual de camas autorizadas.

Agregó que la excepcionalidad y el interés general de los proyectos presentados están más que argumentados, señaló que el PP nunca defendería declarar de interés general proyectos desfasados y que no se ajustan al nuevo modelo turístico y opinó que las directrices confían el desarrollo turístico a proyectos como estos.

Rodríguez afirmó que su grupo es coherente con el cumplimiento estricto de la ley y reiteró que los proyectos reúnen los requisitos establecidos para ser declarados de interés general.

El portavoz del grupo Popular afirmó que los cuatro proyectos constituyen iniciativas que suponen una cualificación de la oferta ya que incluyen establecimientos de la máxima categoría, vinculados a equipamientos de ocio.

Subrayó además que en estos cuatro casos los cabildos insulares han declarado el interés de los mismos y que se ajustan al modelo territorial y a la capacidad de carga.

Los objetivos de la moratoria siguen vigentes, según CC

Augusto Lorenzo, del grupo de CC, indicó que los objetivos de la ley de directrices siguen estado vigentes y, entre ellos, citó la conservación del medio ambiente y su compatibilidad con un cierto nivel de desarrollo turístico.

Lorenzo apuntó que en los tres años anteriores a la moratoria se construyeron en Canarias 40.000 camas mientras que tras la ley de las Directrices se han autorizado unas 5.000.

Opinó que los cuatro proyectos son de calidad y cualifican la oferta turística canaria y señaló que su tramitación ha sido transparente y escrupulosa.

Defendió que se puedan acumular las camas autorizadas de una anualidad a otra y consideró que con estos proyectos las camas autorizadas en Gran Canaria se equiparaban al número de las autorizadas en Tenerife en anteriores proyectos.

Prisas dudosas que huelen muy mal

Isaac Castellanos, del grupo Mixto, indicó que existen muchos motivos para no aceptar la declaración de interés general, dijo no entender las prisas con las que se ha tramitado este expediente ni el porqué la actividad parlamentaria se ha condicionado por este asunto.

Destacó, asimismo, los cambios de posición de algunos grupos parlamentarios, en referencia al de CC, que apelaban al consenso para aprobar los proyectos.

Castellanos, que calificó de "esperpéntico" el modo en que se ha llevado este asunto, opinó que existen problemas de fondo y forma en los proyectos y dijo todo esto "suena muy mal pero huele aún peor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha