eldiario.es

Menú

El Rey destaca el ''permanente'' compromiso de la Corona con Canarias

SUS MAJESTADES INICIAN EN TENERIFE SU VISITA OFICIAL AL ARCHIPIÉLAGO

- PUBLICIDAD -

Miles de personas se congregaron desde primera hora de la mañana de este miércoles en los alrededores de la Plaza del Príncipe de Santa Cruz de Tenerife, a donde llegaron los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, a las 12.30 horas de la jornada en la que cumplían 31 años de reinado. Sus Majestades iniciaron de este modo en la isla picuda una visita oficial que conmemora el centenario de otra visita Real, la del abuelo de don Juan Carlos, el rey Alfonso XIII, en 1906, la primera de un monarca español al Archipiélago.

En medio de una apretada agenda de visitas a diferentes lugares de la isla, el rey don Juan Carlos recibió de manos del presidente del Parlamento de Canarias, Gabriel Mato, la primera Medalla de Oro de la Cámara regional. En un acto, en el que el monarca estuvo acompañado por la reina doña Sofía y también por el presidente del Gobierno canario, Adán Martín, y el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, don Juan Carlos destacó que la Medalla de Oro la concibe con "orgullo y no tanto como una distinción personal, sino como un reconocimiento al permanente compromiso que liga a la Corona con las Islas Canarias".

En su intervención, el rey de España resaltó la cálida acogida que siempre encuentran en los canarios y expresó su particular "emoción, satisfacción y orgullo" por recibir la Medalla de Oro de la Cámara regional. Don Juan Carlos manifestó -en un acto al que asistieron los diputados de la Cámara y las principales autoridades civiles, militares y eclesiásticas- que a la Reina y a él les llena "de profunda alegría" estar en Canarias para conmemorar el centenario de la visita de Rey Alfonso XIII y esperó que esta conmemoración "sirva para ensalzar el profundo afecto y el constante apoyo de la Corona a Canarias".

"La reina y yo guardábamos con profunda ilusión la posibilidad de visitar todas las islas, como ya hiciéramos hace 20 años", afirmó don Juan Carlos, quien indicó que en esta visita quieren expresar "el cariño y admiración a las islas en su conjunto y rendir, cada una de ellas, el homenaje de respeto y gratitud que bien merecen" Don Juan Carlos destacó la "laboriosidad, generosidad y hospitalidad" de los canarios, que "han sabido impulsar grandes ideas e iniciativas. Una comunidad autónoma que destaca por valiosa trayectoria histórica y bagaje cultural, que tanto han contribuido a proyectar España más allá de nuestras fronteras", señaló el monarca.

El rey, que se disculpó por no poder atender a todas las peticiones recibidas ni visitar más lugares del Archipiélago, expresó un "afectuoso saludo" a todos los canarios, "con la ilusión de poder compartir el orgullo de lo que sois, habéis sido y representáis para el futuro de Canarias". También animó a todos, para que con el apoyo de todas las administraciones públicas, a seguir trabajando juntos "con confianza y determinación en favor de estas Islas", en el marco de una España "unida, diversa y solidaria".

"Un esfuerzo en el que siempre podréis contar con mi compromiso permanente, así como con el pleno apoyo y aliento de la Corona", concluyó.

Viaje en tranvía y cena de gala

Antes de la cena de gala ofrecida por Adán Martín, Sus Majestades visitaron la ciudad de La Laguna, Patrimonio Mundial de la Humanidad, y recorrieron algunas de sus calles más cargadas de historia, entre la Plaza del Adelantado -sede del Ayuntamiento donde recibió la llave de la ciudad de mano de la alcaldesa, Ana Oramas- y la calle San Agustín donde inauguraron la nueva biblioteca pública -aún sin libros ni equipo técnico- instalada en el histórico Hospital de Dolores. Fue allí donde la Reina Doña Sofía comentó a la prensa la belleza del casco histórico y de las propias instalaciones que la ciudad tanto necesita.

Previamente, Don Juan Carlos y Doña Sofía habían tenido el privilegio de estrenar lo que va a ser el nuevo sistema de transporte del área metropolitana Santa Cruz-La Laguna, el tranvía. Indudable analizar estos y los próximos actos de esta visita a Canarias bajo el prisma de las próximas elecciones; en Tenerife ha comenzado a desarrollarse el mecanismo inaugurador pre-electoral y todo el mundo quiere salir en la foto, y más y mejor si es con los Reyes.

Ya por la noche, tuvo lugar un encuentro con una representación de organizaciones dedicadas a atender a inmigrantes irregulares en Presidencia del Gobierno y, como colofón de una jornada maratoniana, el jefe del Ejecutivo autonómico ofreció una cena de bienvenida en el mismo lugar que se inició con un discurso en el que no evitó hacer alusión al nuevo Estatuto de Autonomía, aprobado por el Parlamento canario el pasado septiembre. "Una norma que nos definirá como un archipiélago atlántico, con más capacidad para configurar un sistema de transportes y comunicaciones adaptado a nuestra realidad insular y lejana; y una herramienta para relacionarnos mejor con nuestros vecinos africanos y para proteger y trabajar mejor nuestro mar".

Adán Martín hizo alusión al interés que el Gobierno tiene por conseguir que sea reconocida por la Constitución una Canarias "archipielágica", lo que significa que "Canarias sea un todo: la suma de las siete islas más el agua y el aire que las conecta", lo que "ayudará a compensar nuestro aislamiento interior, y los canarios nos acercaremos unos a otros". En definitiva, "pasaremos de vivir como siete islas a avanzar como un solo Archipiélago", precisó Adán Martín.

El presidente hizo, naturalmente, alusión al fenómeno de la inmigración irregular, "un problema cuyos efectos en un espacio archipielágico se amplifican". Según Martín, "no tenemos medios ni competencias para frenar, asumir o atender adecuadamente las oleadas de personas que diariamente llegan a las Islas por diversas vías, algunas verdaderamente peligrosas".

"Por eso, hemos insistido en la necesidad de que los fenómenos migratorios respondan a una planificación, a una política que ayude tanto a los territorios emisores como a los receptores", dijo mirando al ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, allí presente. Y concluyó con un agradecimiento por "acercarse a estas siete realidades atlánticas".

Un programa muy intenso que, salvo por las noches, apenas tienen un sólo hueco en su agenda durante esta visita a las siete islas. El jueves, los Reyes viajarán a El Hierro donde pasarán la mañana visitando, entre otros lugares, el antiguo edificio del Cabildo y el mirador de La Peña antes de desplazarse, por la tarde, a La Gomera para asistir a varios actos en su capital, como la visita a la plaza de Las Américas.

A su regreso a la isla picuda, los Reyes presiden, en la Recova Vieja de la capital, una recepción a representantes de la sociedad tinerfeña. El viernes partirán hacia la isla de La Palma para pasear por la calle Real de la capital, visitar, en Los Llanos de Aridane la Casa Massieu, la exposición de pintura El plátano como identidad canaria y el Palacio Salazar de Santa Cruz.

Asimismo, el sábado, los Reyes inaugurarán en Fuerteventura la I Bienal de Arquitectura, Arte y Paisaje de Canarias y por la tarde estarán en Lanzarote. La visita concluirá el domingo en Gran Canaria para conocer el yacimiento de la Cueva Pintada de Gáldar y asistir a una misa en la iglesia de Santa Ana en el barrio de Vegueta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha