eldiario.es

Menú

La Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física premia dos trabajos del Hospital Insular de Gran Canaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil; adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido el reconocimiento de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física, informó hoy el Ejecutivo regional en un comunicado.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 (EUROPA PRESS)

El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil; adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido el reconocimiento de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física, informó hoy el Ejecutivo regional en un comunicado.

En concreto, han sido distinguidos y premiados dos trabajos desarrollados por profesionales del centro hospitalario: 'El estudio prospectivo sobre la influencia de la toxina botulínica sobre la función en pacientes neurológicos' y 'El programa de rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas e hipertensión pulmonar: estudios casos control'.

Por su parte, el 'Estudio prospectivo sobre la influencia de la toxina botulínica sobre la función en pacientes neurológicos' se trata de un estudio realizado en el Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria en el que se ha tratado, durante los últimos cuatro años, a los pacientes que sufren espasticidad como consecuencia de un daño cerebral.

La espasticidad es la rigidez de los músculos como consecuencia de una lesión neurológica. Se suele presentar de forma gradual tras una parálisis cerebral, una lesión medular, o un traumatismo. Las personas que padecen esta dolencia tienen dificultad para caminar, sufren dolor, rigidez muscular, y se ven impedidos a la hora de realizar tareas cotidianas, incluso el aseo personal. Esta enfermedad puede aparecer desde la infancia.

Así, el tratamiento de estos pacientes es muy complejo y requiere un abordaje de carácter multidisciplinar: necesitan tratamiento rehabilitador, farmacológico y quirúrgico. El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria ha puesto en marcha una consulta de espasticidad que ayuda a aplicar el mejor tratamiento a cada paciente.

El trabajo demuestra que tras la utilización de inyecciones de toxina botulínica se registra una mejora en la función muscular de los pacientes y se reduce el dolor propio de las personas afectadas con espasticidad. Además, el estudio ha demostrado una disminución la sobrecarga del cuidador ya que se facilitan las labores de ayuda a actividades básicas de la vida diaria.

La jefa del Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, Maria Elvira Santandreu Jiménez; el médico adjunto del Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Florián Medina Estévez; el médico interno residente del Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Ulises Torres López; y la fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Maria Angélica Santana Rodríguez; han sido los autores responsables de este estudio.

Por su parte, el 'Programa de rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas e hipertensión pulmonar: estudios casos control' trata sobre los pacientes con hipertensión pulmonar asociados a cardiopatías congénitas que tienen una disminución en la capacidad funcional de sus músculos.

Para evaluar la posibilidad de mejorar la capacidad física en estas personas, se realizó un estudio en el Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

En concreto se estudiaron pacientes con cardiopatía congénita e hipertensión pulmonar que hicieron un programa de rehabilitación de doce semanas que consistía en realizar ejercicio físico en bicicleta o tapiz rodante con monitorización continua de la frecuencia cardiaca, saturación y tensión arterial.

Asimismo, se midió el tiempo de ejercicio mediante el uso de podómetros, la fuerza del cuadriceps, la fuerza de las manos mediante dinamómetros, la calidad de vida mediante cuestionarios, y el nivel del hematocrito. El grupo control no hizo la intervención. Después del programa se demostraron mejoras funcionales y de la capacidad muscular, sin que se registraran efectos adversos.

Los autores de este estudio son el médico adjunto del Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, Guillermo Miranda; el médico adjunto al Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Florián Medina; la médico adjunto al Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Carolina Alemán; el médico adjunto al Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Néstor Gutiérrez; el médico adjunto del Servicio de Cardiología del HUIGC, Efrén Martínez; la médico adjunto del Servicio de Medicina Intensiva del HUIGC, Fayna Rodríguez; y la fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación del HUIGC, Arancha Ugarte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha