eldiario.es

Menú

La mujer de uno de los marineros ve "inhumano" que no se negocie la liberación de los piratas detenidos

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Silvia Albés, mujer del marinero Pablo Costas del buque Alakrana, secuestrado por piratas somalíes, cree que "no son ciertas las declaraciones del secretario general de Defensa" sobre que "no es negociable" la liberación de los piratas detenidos que se encuentran en España y que el Gobierno central "seguramente está pensando en una intervención militar", asunto que le "parece ilógico del todo, inhumano e impensable".

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 6 (EUROPA PRESS)

Silvia Albés, mujer del marinero Pablo Costas del buque Alakrana, secuestrado por piratas somalíes, cree que "no son ciertas las declaraciones del secretario general de Defensa" sobre que "no es negociable" la liberación de los piratas detenidos que se encuentran en España y que el Gobierno central "seguramente está pensando en una intervención militar", asunto que le "parece ilógico del todo, inhumano e impensable".

En declaraciones a Canarias Radio La Autonómica recogidas por Europa Press, Albés confesó que no puede contactar con su marido desde ayer e imagina que la situación es "igual de estallante" que la de este jueves. "Cada vez aumenta más la preocupación y la crispación", aseguró.

Expresó el "tremendo terror" ante esta situación y subrayó que las familias de los tripulantes "esperan que por favor el Gobierno demuestre que sabe hacer las cosas, aunque sólo sea en este último tramo y por favor que acaben bien las cosas".

Recordó que, en sus últimas palabras vía telefónica, Costas le pidió que "por favor le sacara ya del barco", mientras de fondo "se escuchaban disparos y acababan de tirar una granada a la fragata en una señal de aviso, era una situación extrema".

"Quiero que me traigan a mi marido ya, que se dejen de malas gestiones, aquí no se trata de juzgar a nadie pero por favor que lo traigan ya y que se acabe todo esto que se acaban de montar ellos solos", añadió la mujer que dijo que su marido llevaba aproximadamente dos años trabajando en el Alakrana.

Por último, hizo especial hincapié en que las familias están "esperando a que el Gobierno central" les llame.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha