eldiario.es

Menú

''Seis o siete millones al año es poquísimo''

CARDONA NO VE EXCESIVO EL PAGO DE EXPROPIACIONES

El candidato del PP a la Alcaldía de LPGC dice que es "un mito" que la herencia urbanística de mandatos anteriores lastre la gestión municipal.

- PUBLICIDAD -

El candidato a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria por el Partido Popular (PP), Juan José Cardona, considera que el pago por parte de las arcas municipales de "seis o siete millones de euros al año" en la compra de terrenos o el pago de expropiaciones "es poquísimo", teniendo en cuenta que el presupuesto total del Consistorio ronda los 300 millones.

Juan José Cardona, en su encuentro con los medios. (ACFI PRESS)

Juan José Cardona, en su encuentro con los medios. (ACFI PRESS)

Esta cantidad supone "un 2%" aproximadamente, y "ya me dirán ustedes en qué manera puede incidir en la gestión diaria del Ayuntamiento".

Cardona se refería a las críticas del actual grupo de gobierno municipal sobre la herencia recibida "de errores urbanísticos" correspondiente a los mandatos anteriores del PP, en los que el ahora candidato tomó parte como concejal de varias áreas, entre ellas Urbanismo. Cardona insistió en que los socialistas "no pueden seguir justificando la falta de gestión con mitos y falsedades".

Negó rotundamente diciendo que es "falso completamente" el que "la herencia recibida" haya lastrado la capacidad de gestión y gobernar del actual grupo de gobierno del Partido Socialista Canario. El candidato invitó a los periodistas presentes en un desayuno de trabajo celebrado este viernes a que comprueben que el pago por expropiaciones y compras de terrenos ha rondado la cantidad de "seis o siete millones de euros" durante los últimos 15 años.

Estas críticas de los socialistas son un ejemplo más, según el candidato popular, de la incapacidad de gestión del actual grupo de gobierno que también se ha visto en otras áreas. Así explicó que tras su recorrido por "los barrios más alejados" ha descubierto una ciudad "paralizada", donde la gente "se siente totalmente abandonada y desilusionada".

El alcalde y sus concejales levantaron "demasiadas expectativas" en la última campaña electoral, en la que recordó Cardona que recorrieron los barrios y firmaron acuerdos con los vecinos "para luego no volver más". Esto ha dado como resultado el que las críticas actuales de los vecinos sean "pequeñas cosas que faltan, producto de la falta de gestión". Por ello "me siento tremendamente optimista" sobre la capacidad de su partido "para mejorar las cosas" en Las Palmas de Gran Canaria.

"Vendería" EMALSA

El candidato reconoció claramente que en el caso de que sea elegido alcalde en los comicios de mayo "vendería" Emalsa "si lo considero necesario" para conseguir fondos económicos" que mejoren su capacidad de gestionar y solucionar los problemas de la ciudad, además de mejorar el servicio de aguas que se la presta a los ciudadanos.

Desde el punto de vista de la titularidad del servicio público, explicó Cardona, "la gestión y la propiedad de las redes" eso "seguirá siendo público, se vendan o no las acciones". Por ello "nadie" puede dudar que el Ayuntamiento pueda perder la potestad sobre el servicio público del Agua, añadió. Al igual que recordó que "la tarifa del agua siempre dependerá del grupo de gobierno".

La razón de la venta "tiene que responder a un criterio estrictamente económico". Y planteó la pregunta "qué es preferible, ser propietario minoritario que no te aporta gran cosa, y si la venta te va a permitir aportar ingresos a la ciudad para mejorar servicios, yo no dudaría en que esa decisión puede ser buena para la ciudad".

Y quiso "tranquilizar a los ciudadanos" sobre que "la cantidad resultante" será "la adecuada para los intereses generales".

Sobre la venta de otros activos del Ayuntamiento en relación al Hotel Santa Catalina, cuya titularidad es pública, Cardona señaló que en caso de ser alcalde "y desde mi responsabilidad de valorar todas las posibilidades", se plantearía "si es importante para los ciudadanos o el Ayuntamiento disponer de un hotel". El candidato popular insistió también durante el desayuno que "no quiero dar la imagen de que si entro voy a vender todo para conseguir más dinero", sino que tendrá en cuenta todas las opciones existentes.

Así tampoco negó que no subirá los impuestos en el caso de ser elegido alcalde, teniendo en cuenta "el actual punto de partida". Cardona aseguró que el actual grupo de gobierno pretende adjudicar contratos antes del final del mandato, lo que crea obligaciones económicas de cara a los próximos cuatro años. Lo que sí dijo es que "voy a procurar que la gente conozca donde va su dinero".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha