eldiario.es

Menú

Un policía saca su arma ante prosaharauis en Arrecife

''EN DEFENSA PROPIA'', ALEGA LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO AL VERSE DESCUBIERTO Y ACORRALADO

El incidente se produjo a las 20:15 horas del viernes ante el Cabildo viejo, mientras fotografiaba en secreto a manifestantes.

- PUBLICIDAD -

Un policía nacional de paisano esgrimió su arma reglamentaria y efectuó varios gestos con la misma ante el presunto acoso de manifestantes del Colectivo pro-saharaui, cuyos miembros se concentraban a las 20:15 horas del viernes en torno al Cabildo viejo, en la calle Ginés de Castro y Álvarez de la capital conejera.

Momento en que los manifestantes acorralan al policía para recriminar que les sacara fotos. (ACNPRESS)

Momento en que los manifestantes acorralan al policía para recriminar que les sacara fotos. (ACNPRESS)

El agente, de paisano, tomaba fotografías de los manifestantes desde la terraza de una cafetería, y en un momento dado, fue detectado y señalado por los mismos. En ese instante, el agente usó su arma reglamentaria para intimidar a los que le señalaban y criticaban sus actos, en alusiíón a la toma de instantáneas de la concentración.

Los primeros testimonios que recabó Acnpress la noche del viernes revelan que incluso pudo producirse algún forcejeo entre el agente y los manifestantes que intententaban que depusiera su actitud, momento en que el acosado se refugió en el interior de la cafetería. En ese instante la Policía Local de Arrecife logró separar al agente de la Policía Nacional y evitar que el asunto pasara a mayores.

Al respecto, el Director insular de la Administración General del Estado en Lanzarote, Orlando Suárez, señalaba la mañana de este sábado a ACN Press que "el agente tenía que garantizar su propia seguridad" y que "fue un gesto para que no lo acorralaran". Suárez dice que, según sus informaciones, el agente recibió algún empujón y alguna patada y se le produjeron varios rasguños y rotura de ropa.

El colectivo saharaui había convocado una concentración en el Cabildo viejo para recibir a los 12 niños saharauis que han llegado a pasar las vacaciones a Lanzarote y reclamar justicia en el caso de Said Dambar, el joven que falleció por un disparo de la policía en El Aaiún en diciembre, de cuya muerte se cumplían siete meses.

Un 'secreta' habitual en las concentraciones

El agente, de paisano, con gorra y equipo de fotografía, estaba en una cafetería sacando fotos de los asistentes a la concentración. Fuentes del colectivo saharaui señalan que esta persona, de la que desconocían que fuera policía, siempre se encuentra en los alrededores de todas las concentraciones que organizan.

Un grupo de asistentes fue a increparle y, en ese momento, el agente sacó la pistola diciendo que era policía. Después la guardó y se metió dentro de la cafetería. Algunos miembros de la plataforma Democracia Real Ya, que realizaban una asamblea en esos momentos también en el Cabildo viejo, mediaron para intentar solucionar el conflicto, que finalizó cuando llegaron tres agentes de la Policía Local de Arrecife.

El colectivo saharaui señala que la concentración estaba autorizada verbalmente por la Dirección insular del Gobierno, mientras que el Director insular, Orlando Suárez, lo niega, y dice que la concentración no estaba autorizada oficialmente porque se presentó la solicitud fuera de tiempo, pero que sí se avisó a las fuerzas de seguridad.

Según el Gobierno quienes forzaron la situación no eran saharauis

Suárez señala que el agente estaba haciendo su trabajo, junto a otros compañeros, y que siempre se ha sido flexible con estas concentraciones "porque los saharauis siempre ha sido muy correctos en su comportamiento".

Suárez cree que según sus informaciones, las personas que tensaron la situación no son saharauis y dice que si se es flexible con las concentraciones "no es razonable que otros las utilicen para generar enfrentamientos que no hay necesidad de generar y que ponen en cuestión el comportamiento riguroso y serio que siempre han tenido los saharauis".

El Director insular considera que hay "cierta gente que está aprovechando estas situaciones para salir en los medios de comunicación" y cree que las reivindicaciones saharauis "pierden legitimidad si se dejan envolver por estas situaciones". Hace un llamamiento a la responsabilidad y señala que si el Movimiento 15-M en Lanzarote se supo desmarcar de personas conflictivas, "los saharauis debería hacer lo propio".

Denuncia ante el Juzgado de guardia

Por su parte, uno de los miembros del colectivo prosaharaui ha presentado este sábado una denuncia en el Juzgado de guardia por los hechos .En la denuncia relata que el policía de paisano, junto a un acompañante, se intentó apropiar de su cámara fotográfica, y que se produjo la indignación de otras personas y el altercado consiguiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha